miércoles, 4 octubre 2023

Lodisna lanza un servicio de reparto de última milla con vehículos eléctricos

El proyecto arranca en Pamplona, aunque Lodisna prevé extender el servicio a otras comunidades autónomas. En este contexto, el aparcamiento Blanca de Navarra, gestionado por Empak,"se convertirá en un 'microhub' para la distribución de mercancías".


Pamplona - 13 diciembre, 2022 - 14:23

Este sistema resulta "especialmente útil" en las calles del Casco Antiguo, "que resultan menos accesibles". (Foto: cedida)

El Ayuntamiento de Pamplona colabora con distintas empresas para la puesta en marcha de iniciativas encaminadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Una de ellas es la empresa de transporte y logística Lodisna, que ha lanzado un nuevo servicio de última milla para realizar el reparto al consumidor final mediante vehículos eléctricos.

Este martes, el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, presentó junto con el director de Innovación de Lodisna, Javier Avello, los vehículos eléctricos que recorrerán las calles de Pamplona realizando funciones de reparto. En la presentación también participó Carlos Arellano, de la empresa Empak, gestora del aparcamiento Blanca de Navarra. Esta última firma, según informó el Consistorio pamplonés en un comunicado, “se convertirá en un microhub para la distribución de mercancías”. De esta forma, la capital navarra “se convierte así en la primera ciudad donde Lodisna implanta este nuevo modelo logístico más sostenible”. El objetivo, sin embargo, es que este servicio “se extienda a otras comunidades autónomas en los próximos meses”.

El uso de vehículos eléctricos por los distintos barrios de Pamplona, a juicio del Ayuntamiento, “permitirá ofrecer un servicio sostenible, con cero emisiones de CO2 a la atmósfera, pero también logrará unas entregas más ágiles y eficientes, ya que permite reducir los tiempos de entrega, lo que facilita aumentar un 30 % los servicios en comparación con los realizados por una furgoneta tradicional”.

Este sistema resulta “especialmente útil” en las calles del Casco Antiguo, “que habitualmente resultan menos accesibles para otros métodos de transporte tradicionales”. El servicio de Lodisna se completará con la utilización de hubs urbanos -centros que sirven como centrales de distribución-, como el que se puso en marcha en el aparcamiento Blanca de Navarra.

Con el objetivo de impulsar todas estas iniciativas, el Consistorio pone a disposición de la empresa una red de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Actualmente, esta se compone de 46 plazas de recarga en la vía pública, repartidas por todos los barrios de la ciudad.

Entrar aquí para leer más noticias sobre movilidad.


To Top