sábado, 28 enero 2023

Una sociedad público-privada liderará la planta de hidrógeno verde de la CAT

La nueva entidad será participada a partes iguales por el Gobierno navarro, a través de la propia CAT, y una empresa de servicios energéticos, cuya selección se llevará a cabo a través de una licitación pública que previsiblemente se convocará a principios de 2023.

Irene Guerrero
Pamplona - 13 diciembre, 2022

La nueva entidad será participada a partes iguales por la CAT y una firma privada. (Foto: archivo)

Una sociedad público-privada liderará el desarrollo y la gobernanza de la primera planta navarra de hidrógeno verde, que se ubicará en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT). Dicho consorcio estará formado a partes iguales por el Gobierno de Navarra, a través de la propia CAT, y una empresa de servicios energéticos, que será seleccionada a través de una licitación pública.

Así lo desglosa la memoria del proyecto GreenH2CATudela, a la que tuvo acceso Navarra Capital. Esta hoja de ruta fue presentada por el Ejecutivo foral dentro del programa H2 Pioneros, promovido por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Una convocatoria de ayudas que recientemente concedió a la planta de la CAT 2,8 millones de euros, provenientes de los fondos Next Generation EU.

Con este montante de partida, el Gobierno navarro iniciará la infraestructura. Tal y como adelantó este medio, los estudios preliminares del proyecto se iniciaron hace ya dos años, dentro del contexto del relanzamiento de los servicios energéticos de CAT por los que apostó el departamento que dirige el vicepresidente José María Aierdi, presidente a su vez de este parque empresarial tudelano.

En este sentido, el proyecto identifica la necesidad de crear una sociedad de capital mixto, que permita coordinar la construcción y la operación de la planta de generación de hidrógeno renovable en las propias instalaciones de la CAT entre 2023 y 2025, así como su comercialización posterior.

“Dicha sociedad se creará para el desarrollo y gobernanza de la planta de hidrógeno. Y la parte privada será la encargada de desarrollar el proyecto de ejecución durante aproximadamente año y medio”, explican fuentes del Ejecutivo foral. En estos momentos se está preparando el primer borrador del pliego “con la intención de publicar la licitación a principios del año que viene”.

La memoria destaca que la compañía ganadora de dicho concurso público tendrá que ser una “gran empresa” con capacidad para abastecer de “energía eléctrica renovable” a la infraestructura y garantizar “las mejores condiciones económicas” para la producción del hidrógeno verde.

FASES DEL PROYECTO

GreenH2CATudela enmarca sus más de 80 actuaciones en siete fases diferenciadas, que se desarrollarán a lo largo de los siguientes tres años. Tras la licitación, la nueva sociedad constituida se encargará de tramitar los permisos administrativos en 2023, así como de construir la planta y adquirir sus equipos hasta 2025. De esta forma, la iniciativa prevé realizar las primeras pruebas de la infraestructura a finales de 2024 y principios del año siguiente, para finalmente comenzar la fase de explotación a mitad de 2025.

En esta línea, la sociedad público-privada asumirá “la identificación y consolidación de nuevos clientes tanto en el ámbito industrial como en el vehicular”, con el objetivo de comercializar “cerca del 100 %” de su capacidad productiva y consolidar la rentabilidad del proyecto. “La aprobación de la ayuda a través del IDAE es una buena noticia: confirma la viabilidad de los cálculos económicos”, valoran desde el Ejecutivo foral.

Al ser el propietario de las instalaciones de la Central de Infraestructuras Comunes (CIC) de la CAT, la participación del Ejecutivo foral ya garantiza un consumo anual de hidrógeno de 307 toneladas, “lo que supone un 70 % de la capacidad de producción de toda la planta”. Al mismo tiempo, algunas firmas ya han expresado su compromiso de consumo a través de una carta de apoyo. Un gas que se espera comercializar a un precio final medio de unos 5 euros por kilogramo.

APOYOS EMPRESARIALES

Entre las compañías que han mostrado su interés en la iniciativa figuran Viscofan (que expresó públicamente su apoyo desde el lanzamiento del proyecto) y las multinacionales Guardian GlassArcelorMittal, cuyas sedes navarras se encuentran en Tudela y Lesaka respectivamente (el Ayuntamiento de la capital ribera también ha expresado su compromiso institucional).

Al mismo tiempo, el Grupo Tudefrigo prevé utilizar la futura infraestructura de la CAT y el Ejecutivo ha contactado con MagnaVolkswagen Navarra y el Circuito de Navarra, aunque no especifica sus posibles funciones o el nivel de implicación que tendrían.

Del mismo modo, espera contar con Acciona, Enel, Enerfin, Grupo Enhol e Iberdrola como “posibles socios para el suministro de recursos renovables”, mientras que la Asociación de la Industria Navarra (AIN) y CENER (Centro Nacional de Energías Renovables), involucrados en la iniciativa desde su inicio, aportarán sus capacidades en I+D+i e ingeniería. Finalmente, Nordex testará los electrolizadores de la planta.

Entra aquí para leer más sobre innovación.


To Top