Los agricultores pierden el 20 % de las cosechas por las especies cinegéticas

lunes, 21 septiembre 2020

Los agricultores pierden el 20 % de las cosechas por las especies cinegéticas

Desde UAGN sostienen que el problema es "alarmante" y "sigue creciendo", que "está en peligro la rentabilidad" de los campos y que "resulta imposible cultivar en muchas zonas". La gestión pública de los cotos más afectados, aumentar la presión sobre ciertas especies o dejar de capturar depredadores son algunas de las soluciones que propone Ecologistas en Acción.

Redacción
Pamplona - 3 enero, 2020

El conejo es la especie que más daños ocasiona. (Fotos: cedidas)

El incremento de los daños ocasionados a la agricultura navarra por especies cinegéticas como conejos, jabalíes o corzos es alarmante. Tanto es así que, según alertaron desde el sindicato UAGN, “está en peligro la rentabilidad de las explotaciones agrarias y resulta imposible cultivar en muchas zonas.

El problema “sigue creciendo”, denunció Luis Miguel Serrano, secretario del sindicato. “Llevamos desde 2005 perdiendo cada año un 20 % de nuestra cosecha. Llega un punto en que esto es inviable. Si con la caza no se resuelve, habrá que pensar en otras medidas. Si queremos que haya conejos en el campo, que se nos pague. Si perdemos nuestro medio de vida, se nos debe de compensar. Porque si seguimos así, tendremos que abandonar las tierras…”, criticó.

Luis Miguel Serrano (UAGN): Si seguimos así, tendremos que abandonar las tierras…”.

Estas reflexiones salieron a la luz durante la jornada ‘Diálogo agrario: gestión cinegética, ¿cómo solventar daños en la agricultura?’, celebrada recientemente y donde agentes de los distintos sectores implicados mostraron sus puntos de vista.

Además, el secretario de UAGN subrayó que las coberturas proporcionadas por Agroseguro no sirven para paliar las pérdidas ocasionadas: “En el tercer año, solo se tasa el 50 % de la parcela. Y al cuarto año desaparece, con lo cual esas parcelas no cuentan en los daños contabilizados. El año pasado teníamos, según datos de Agroseguro, 1.225.000 euros en daños, a los que hay que sumar el 20 % que los agricultores debemos asumir”.

En este sentido, Serrano puso las políticas seguidas en Aragón como ejemplo a seguir. Allí se aplica un gas en las madrigueras que, según él, “es inocuo para el resto de seres vivos”.

OTRAS INTERVENCIONES

La primera ponencia del día corrió a cargo de Francisco Ruiz-Fons, científico titular del CSIC en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), quien habló de cómo “el jabalí y la peste porcina africana son un riesgo para el sector ganadero porcino”. 

Después intervino Diego Villanúa, doctor-veterinario en la empresa pública GAN-NIK, que impartió una charla sobre el conejo en la Comunidad foral y los “cambios detectados en treinta años de seguimiento”. 

En la jornada participaron representantes de todos los sectores implicados.

En la jornada participaron representantes de los distintos sectores implicados.

Seguidamente tuvo lugar una mesa redonda, que contó con la intervención de Serrano y algunos especialistas como Aitor Merino, ingeniero forestal y asesor técnico de la Federación Navarra de Caza. Este expuso que los cazadores con parte “indispensable” en la solución del problema: “La caza es la medida más efectiva, pero esa solución también tiene implícitos unos problemas. Partimos de una base en la que el sector agrario, cazadores, administración y ecologistas estamos de acuerdo en que hay un desequilibrio y tenemos una situación que se aleja de los niveles recomendados por medioambiente”.

Merino puso algunos datos interesantes sobre la mesa. “En un coto como Corella, de 8.000 hectáreas, cazamos 11.250 conejos de agosto a noviembre. En el coto de Fontellas, de 2.000 hectáreas, se cazaron 7.520”, indicó.

Por su parte, Francisco Javier Zarcero, director territorial de la zona norte de Agroseguro, resaltó que su organización puede “compensar las pérdidas y ayudar al indemnizado”, pero no es “la solución” al problema: “Estamos en torno a 2.000 hectáreas siniestradas. Desde 2013 hubo un repunte de daños hasta 20016-2017, y a partir de ahí han bajado y se han equilibrado”.

Eduardo Navascués, presidente de Ecologistas en Acción de la Ribera, hizo hincapié en que ese equilibrio del medio ambiente se ve actualmente “alterado” por distintos factores como “la falta de depredadores, la caza, el modelo eléctrico, las infraestructuras y la agricultura”. 

Eduardo Navascués (Ecologistas en Acción): “El modelo agrícola debe adaptarse a la situación, que está en consonancia con el cambio climático”.

Y valoró que la gestión pública de los cotos, aumentar la presión cinegética sobre ciertas especies, traer cazadores foráneos, impedir el uso de venenos y dejar de capturar depredadores de conejos como los zorros son algunas de las posibles soluciones. “El modelo agrícola debe adaptarse a esta situación, que está en consonancia con el cambio climático”, advirtió.

Por su parte, Idoia Alfaro, jefa de la Sección de Caza del Gobierno de Navarra, afirmó que el Ejecutivo foral da subvenciones desde 2005 tanto para la prevención de daños como a modo de indemnización (a partir de 2011, se pasó esa línea de subvenciones a Agricultura para que las gestionara a través del seguro).

El jabalí también impacta en la agricultura.

El jabalí también impacta en la agricultura foral.

“Ahora mismo no existen prácticamente espacios donde no se pueda cazar. Se ha visto que la caza es compatible con la conservación. Además, se ha ampliado la partida de prevención y protección a cultivos y se está redactando una línea nueva de ayudas. Estamos abiertos a propuestas de los colectivos, pero siempre desde nuestras competencias. El problema está muy localizado y en estos cotos más afectados debemos hacer manejos que mejoren la eficacia de la caza. Se trata de una carrera de fondo y debemos coordinarnos cazadores, agricultura y departamento”, resumió.

Entra aquí para saber más sobre el sector agroalimentario. 


To Top