viernes, 19 julio 2019

Los candidatos buscan puntos de encuentro en materia económica

Reunidos por el COIINA y la Fundación Industrial Navarra, los candidatos a presidir Navarra mostraron ante los empresarios y directivos congregados puntos de encuentro en innovación, empresa social, burocracia administrativa, Transformación Digital o energías renovables. Pero también divergencias en temas como: fiscalidad, TAV o Canal de Navarra.

Miguel Bidegain, Yosune Villanueva
Pamplona - 9 mayo, 2019

Marisa de Simón, Izquierda Ezkerra; Eduardo Santos, Unidas Podemos; Manu Auerdi, Geroa Bai; Javier Esparza, Navarra Suma; Bakartxo Ruiz, EH Bildu; y María Chivite, PSN-PSOE. (Fotos: Víctor Rodrigo)

Marisa de Simón, Izquierda Ezkerra; Eduardo Santos, Unidas Podemos; Manu Auerdi, Geroa Bai; Javier Esparza, Navarra Suma; Bakartxo Ruiz, EH Bildu; y María Chivite, PSN-PSOE. (Fotos: Víctor Rodrigo)

Los seis candidatos a presidir el Gobierno de Navarra con representación actual en el Parlamento se dieron cita ayer por la tarde en la sede de la Fundación Industrial Navarra. Fueron convocados, “no para debatir, sino para exponer sus propuestas en materia económica y empresarial, para escucharse entre ellos y hallar puntos de encuentro para futuros pactos y para escuchar a los asistentes”, explicaron al inicio los presentadores del evento, Michel Iturralde y Elena Alemán, vicepresidente y directora, respectivamente, de la Fundación Industrial Navarra.

No hay consenso en fiscalidad.

Los candidatos fueron colocados desde el centro de la mesa, en orden preferente según el número de escaños obtenidos en la legislatura que ya acaba: Javier Esparza, Navarra Suma; Manu Ayerdi, Geroa Bai (el único que no era el cabeza de lista del partido); Bakartxo Ruiz, EH Bildu; Eduardo Santos, Unidas Podemos; María Chivite, PSN-PSOE; y Marisa de Simón, Izquierda-Ezkerra. Y respondieron a tres grandes bloques de preguntas, por medio de sorteo.

POLÍTICA INDUSTRIAL

En este primer bloque planteado, cada candidato dispuso de 5 minutos para exponer varios aspectos importantes para la industria y, hay que reseñar que, en la agilización de los trámites administrativos, los seis candidatos se mostraron en la misma línea: hay que mejorar, “porque no se puede tardar tanto en poner en marcha una empresa por culpa de la burocracia” y no puede ser que tantas veces haya que presentar el DNI ante la administración, la cual apostaron por “digitalizar”. En cuanto a apoyar la I+D+i y la innovación, aún con pequeños matices, todos ellos apostaron por la colaboración público-privada para incentivar la innovación dentro de las empresas, algo que las hace “más competitivas y más fuertes ante los posibles vaivenes de la economía”.

Apoyar la Economía Social, la innovación y la transformación industrial; además de mejorar la burocracia administrativa une a los candidatos.

Con respecto a las empresas de Economía Social, de nuevo coincidieron en que han sido las que mejor han soportado la crisis y han crecido en los últimos años por lo que su respaldo en el futuro gobierno parece evidente, ya que, recordaron, “se ha aprobado por unanimidad los incentivos fiscales a las empresas sociales”.

Sin embargo, no hubo consenso en fiscalidad y así se manifestaron, en orden de sorteo:

  • Manu Ayerdi destacó que el tema de la fiscalidad “está en ebullición en este momento” y que en las últimas semanas “la Unión Europea está lanzando mensajes de que la fiscalidad tiene que cambiar para asegurar una suficiencia financiera para poder financiar la Europa Social, que está en crisis”. También se apoyó en lo dicho por el Banco de España “que ha lanzado esta semana un alegato aconsejando recaudar másy aconsejando que, “en el impuesto de sociedades, hay que dejar atrás determinados incentivos”. Para Geroa Bai, hay que mirar alrededor para imitar lo que están haciendo.
  • Bakartxo Ruiz aseguró que, en Fiscalidad, Bildu apuesta porque “los impuestos tienen que servir de elemento de redistribución de la riqueza y, por tanto, en la fiscalidad de las empresas también, hay agentes que hablan de infierno fiscal a las empresas y nosotras no lo compartimos”. Defienden “seguir avanzando en medidas que hagan que el impuesto de sociedades haga una mayor aportación al conjunto de la población y consideran que hay querevisar los beneficios fiscales y ajustarlos al cumplimiento de objetivos de los criterios y luego implementar medidas de fiscalidad verde para garantizar que la industria y la actividad económica se premia a quien es sostenible con el entorno”.
  • Para Javier Esparza, “el objetivo debe ser conseguir el pleno emplefin-encuentro-electoral8-5-19-41o en Navarra y, para ello, “uno de los elementos clave es la activación de la economía” y eso se consigue desde muchas intervenciones, pero “el empleo no lo genera la administración, sino que crea el marco adecuado para que los empresarios, los autónomos, los emprendedores, la gente que se arriesga, lo genere”. Por ello, entre otras propuestas, considera que se puede incentivar la economía a través de la fiscalidad”. En ese contexto, plantean “una reducción del impuesto de sociedades un tipo único al 19%, eliminar el impuesto de patrimonio a la empresa familiar, bonificar también el 100% el impuesto de patrimonio, reducir el IRPF a la clase media trabajadora, porque dejando más dinero en el bolsillo de los ciudadanos se contribuye a activar la economía”.
  • La candidata María Chivite apostó por cambios en la fiscalidad, porque “Navarra ha dejado de ser competitiva fiscalmente y tenemos que legislar mirando la fiscalidad que tenemos alrededor”. Pero, sobre todo, PSN quiere una fiscalidad que fomente el empleo y la I+D, “por lo tanto, desgravaciones fiscales en esta materia”. También destacó la “necesidad de suprimir el gravamen de los patrimonios que tienen que ver con la empresa familiar”, porque “todas las directivas de la UE dicen que hay que proteger a la empresa familiar y este gravamen va en contra de esas directivas”. En el tema de la modificación de impuestos patrimonio, sucesiones y donaciones, también proponemos modificaciones mirando al entorno. Y en materia de sociedades, recordó que “a nivel europeo se plantea un mínimo común y en España el presidente Pedro Sánchez también plantea un mínimo común”, así que “debemos esperar a ver qué normativa fiscal se propone para adaptarnos a ella. Para ser competitivos fiscalmente”.fin-encuentro-electoral8-5-19-54
  • Eduardo Santos se centró más en otros temas de política industrial, pero sí defendió la postura de Unidas Podemos en cuanto a la fiscalidad de que “hay que hacer un apoyo a la fiscalidad en empresas que inviertan en I+D y con criterios de rentabilidad social, porque para UP, la fiscalidad tiene el objetivo de mantener el estado del bienestar y de los servicios públicos, por ello considera que se tiene que hacer un esfuerzo importante”. Recordó que en esta legislatura “se llegó a un acuerdo de fiscalidad para la empresa social, que nos gusta mucho”.
  • En materia de fiscalidad, Marisa de Simón defendió que “Sí, por supuesto que hay que realizar un cambio fiscal”, ya que Izquierda-Ezkerra propone aumentar de 28 a 35% el tipo impositivo del impuesto de sociedades a las grandes empresas, lo que conllevaría aumentar la recaudación en 250 millones de euros” y lo consideró fundamental “porque es una necesidad urgente en términos de justicia fiscal y en términos de sostenibilidad de los servicios públicos”. Por ello, también defiende “limitar la compensación de bases negativas y limitar los beneficios fiscales a las grandes empresas”, además de hacer “una apuesta decidida contra el fraude y la evasión fiscal yavanzar en la imposición verde, redirigiendo recursos económicos a esas pequeñas empresas y nuevos emprendedores”.

DISPARIDAD DE OPINIONES EN INFRAESTRUCTURAS

Para el sector empresarial, en Navarra hay todavía un importante déficit en infraestructuras, que son importantes para la actividad industrial, por lo que demandaron la postura de los candidatos y sus partidos ante varios temas en los que no hubo consenso. Canal de Navarra y TAV monopolizaron este bloque. En el tema de las carreteras hubo unanimidad en la necesidad de reformas, aunque no en el cómo.

Imposibilidad de acuerdo en el TAV y en el Canal de Navarra.

Izquierda Ezkerra, como EH Bildu y Unidas Podemos se posicionaron en contra del Tren de Alta Velocidad y, en cada una de sus intervenciones, apostaron por modernizar la red ferroviaria actual y defendieron “un tren social” para pasajeros y mercancías “con el menor coste y el menor impacto medioambiental posible”, además de destacar por parte de Podemos que “nuestra sociedad se hiper mueve y hay que controlar eso”. Navarra + y PSN estuvieron de acuerdo en que hay que apostar por el TAV, y apuntaron que, aunque es competencia estatal, “UPN consiguió desde la oposición que se siguiera construyendo” y PSN “apostará porque Navarra tenga competencia y empresas forales salgan beneficiadas”. En este punto, Geroa Bai recordó que es competencia estatal.

Con respecto al Canal de Navarra, todos aseguraron que no debe dejarse sin agua a la Ribera, pero defendieron distintas posturas. Mientras Navarra Suma y PSN-PSOE apostaron por el proyecto del Canal de Navarra, con pertinentes estudios y mejoras; IE, Bildu y U Podemos defendieron estudiar otras alternativas. En este punto, a Geroa Bai se le terminó su tiempo de explicación y no pudo dar su opinión al respecto.

ENERGÍA: SIN DISCREPANCIAS

No hubo apenas discrepancias en el capítulo de la energía, todos los candidatos coincidieron al señalar que Navarra puede recuperar el liderazgo europeo en energías renovables y que está en condiciones de lograrlo porque cuenta con los elementos necesarios. Abrió el turno el representante de Geroa Bai, Manu Ayerdi, quien tras abogar por la colaboración pública y privada según el modelo cluster, dijo que a la Administración le correspondían tareas como facilitar el transporte de los elementos de los aerogeneradores que se fabrican aquí, para lo que ya se han abaratado los peajes, crear parques en los que experimentar los prototipos y “cuidar” a las empresas tractoras del sector.

Javier Esparza, cabeza de lista de Navarra Suma, opinó que la Comunidad puede volver a ser líder porque “tenemos las empresas y el ecosistema”. Reclamó una normativa estable en para evitar que se reproduzca lo ocurrido con la de origen solar y un nuevo modelo energético más eficiente en la construcción, para lo que recordó que existen fondos europeos. Esparza añadió que Navarra también tiene que ser líder en movilidad sostenible.

Todos los candidatos coincidieron al señalar que Navarra puede recuperar el liderazgo europeo en energías renovables.

Eduardo Santos expuso las propuestas de Podemos en la materia, como fijar un modelo energético “eficaz y eficiente” en esta fase de transición, coordinar la normativa foral y municipal o impulsar la movilidad eléctrica. También reclama en su programa recuperar la gestión pública de las centrales hidroeléctricas y favorecer el autoconsumo. Por parte de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón apostó por el desarrollo de Navarra “con un modelo sostenible que tenga como objetivo el bienestar social” basado en las energías renovables utilizadas de un modo “racional” y eficiente, en el ahorro energético y liderado por el sector público “porque es estratégico”. De Simón fijó como objetivos, además de volver al liderazgo en renovables, luchar contra la pobreza energética y el cambio climático.

María Chivite, número uno de la lista del PSN, apuntó que Navarra cuenta con unos tendidos eléctricos “obsoletos” que pueden llegar a ser un problema para la implantación de nuevas empresas, al tiempo que advertía de que las principales compañías del sector energético que operan en la Comunidad se han descapitalizado y han trasladado sus sedes financieras a Alemania. Finalmente, Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, planteó la transición hacia un modelo energético “eficiente y soberano”, planificado en base al Plan aprobado por el Gobierno de Navarra que propicie la sustitución de la energía de origen fósil por la renovable, con una agencia pública en la que tengan participación los municipios.

fin-encuentro-electoral8-5-19-22

EL PÚBLICO PREGUNTA

Los últimos minutos se dedicaron a las preguntas de los asistentes. Uno de ellos quiso saber si quienes dicen no al TAV plantean alguna alternativa, a lo que Marisa de Simón respondió, como ya había hecho en su intervención, que Izquierda-Ezkerra sugiere adaptar el trazado actual modificándolo donde sea necesario para posibilitar que los trenes circulen a más velocidad. Insistió en que el TAV no va a transportar mercancías en ningún caso.

Uno de los asistentes advirtió a los políticos de que faltan ingenieros para hacer posible la transformación digital.

Otra de las personas que escuchó a los políticos advirtió de que faltan ingenieros para hacer posible la transformación digital. Esparza afirmó que “necesitamos capital humano formado y capaz”, al tiempo que apostaba por la educación STEM y se refirió a la dificultad para atraer a las mujeres hacia las facultades de ingeniería. Manu Ayerdi opinó que la opción por los estudios técnicos debe plantearse no al llegar a la universidad, sino a la hora de tomar las primeras decisiones de orientación, cuando el alumnado tiene entre 10 y 12 años, y por ello debe contarse con los correspondientes ciclos de Formación Profesional adaptados a las necesidades de las empresas, una opinión que secundó la socialista María Chivite.

El moderador, Michel Iturralde, se dirigió a los oradores para proponerles que adopten medidas para que el analfabetismo digital, en el que incluyó al 80% de la población, “se divida por 10 en los próximos 10 años”. Marisa de Simón puntualizó que los niños y niñas “sí están preparados, somos nosotros los que no lo estamos”. Por último, un asistente observó que Navarra Suma y PSN estaban de acuerdo “en temas importantísimos”, y preguntó a sus representantes si a la hora de establecer alianzas iban a tener en cuenta esos puntos de acuerdo o iban a primar las ideologías. Esparza se limitó a señalar que Navarra había progresado gracias a los acuerdos alcanzados entre los partidos mientras María Chivite indicó que los proyectos políticos tienen una base ideológica, “se puede coincidir o no, hay que ver para qué es el acuerdo y no con quién”. Manu Ayerdi, por su parte, puso como ejemplo la Estrategia de Especialización Inteligente (S3), que es fruto de un acuerdo entre las universidades, organizaciones empresariales, sindicatos y la Administración foral.

fin-encuentro-electoral8-5-19-92

Para acceder a más noticias relacionadas con la Economía en Navarra… LEER AQUÍ.


To Top