jueves, 26 mayo 2022

Los comerciantes auguran hasta mil cierres en Navarra este año

La Asociación de Comerciantes de Navarra, en colaboración con otras organizaciones de la región, presentó este viernes los datos de una encuesta realizada a cerca de 400 establecimientos. El informe arroja cifras muy preocupantes. Por ejemplo, el 72,10 % de los negocios disminuyeron sus ventas en 2020 con respecto al año anterior, mientras que el 23 % "no esperan estar abiertos más allá de los próximos cinco años". Por eso, la estimación de los mil cierres en 2021 puede aumentar "hasta los 1.300" tras ese período de tiempo. Ante esta dura realidad, los colectivos afectados reclamaron al Gobierno foral la puesta en marcha de un plan específico de apoyo al sector.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 26 febrero, 2021

La Asociación de Comerciantes de Navarra vaticina hasta mil cierres de negocios en 2021. (Foto: Iranzu Larrasoaña)

La Asociación de Comerciantes de Navarra presentó este viernes los datos de una encuesta, realizada en colaboración con otras organizaciones profesionales, para conocer el impacto real del Covid-19 en el sector local.

En total, fueron 400 los establecimientos consultados, que coincidieron en mostrar un escenario muy preocupante. Tanto es así que el colectivo augura hasta mil cierres de negocios este mismo año. En la presentación, que se celebró en la sede de la Confederación Empresarial de Navarra (CEN), intervinieron Íñigo Martínez (Asociación de Comercios y Hostelería LaTxan), Inma Elcano (Asociación de Comerciantes de Navarra), María Jesús Alonso (Ensanche Área Comercial), Mikel Cabestrero (en representación de varias asociaciones regionales) y Carlos Albillo (Asociación Casco Antiguo de Pamplona).

Según esta encuesta, el 72,1 % de los comerciantes vio disminuir sus ventas en 2020 con respecto al año anterior. Y, en concreto, las empresas más afectadas fueron las correspondientes al sector del equipamiento personal (ropa, calzado, joyería, bisutería…). En su caso, dicha cifra fue del 89,36 %. Asimismo, atendiendo a la evolución de la facturación, un 40,24 % de los comerciantes redujo sus ventas entre un 30 y un 40 % el año pasado.

Inma Elcano: “Si en una zona comercial empiezan a cerrar establecimientos, deja de ser atractiva y otros negocios se ven arrastrados”.

El escenario a largo plazo aún resulta más dramático. Porque la oleada de cierres parece inevitable. Un 23 % de los negocios consultados “no esperan estar abiertos más allá de los próximos cinco años”, lamentó Elcano, quien concretó poco después que la estimación de los mil cierres en un año aumentaría “hasta los 1.300” tras ese periodo de tiempo. La gerente de la Asociación de Comerciantes de Navarra detalló que estas cifras se cuantificaron “extrapolando el porcentaje al censo de comercios”.

Elcano mostró su preocupación porque 2021 ha arrancado “incluso peor” que el año anterior, cuando se desplomaron las ventas. Y auguró que unos cierres pueden llevar a otros en cascada: “Si en una zona comercial empiezan a cerrar establecimientos, deja de ser atractiva y otros negocios se ven arrastrados”.

DIFERENCIAS POR ZONAS

El impacto de esta crisis no es, sin embargo, homogéneo en el territorio, siendo peores los resultados que ofrecen los comercios del resto de Navarra en comparación con los de Pamplona, con diez puntos por encima. En ese sentido, un 82,78 % de los comerciantes del resto de la región afirmó que sus ventas descendieron el año pasado, aunque las expectativas de futuro son similares en ambos casos.

La caída de las ventas es más acusada en el centro de Pamplona que en los barrios. Concretamente, veinte puntos superior.

De igual forma, es más acusado el descenso en ventas, veinte puntos por encima, en el centro de Pamplona que en los barrios. Igualmente, las expectativas de futuro son mucho peores en el centro de la ciudad, probablemente porque la pandemia ha modificado en estos meses los hábitos y las costumbres de los ciudadanos en relación con el consumo y la movilidad. También les han podido afectar otros factores, como los cierres de la hostelería, que han incidido en la afluencia de visitantes a los comercios de los cascos históricos y turísticos.

La crisis también está afectando al empleo. Según los datos recogidos en la encuesta, el cierre previsto de empresas podría suponer la pérdida de más de 2.500 empleos en el sector durante los próximos nueve meses y de casi 4.000 puestos de trabajo en los próximos cinco años, entre autónomos y asalariados.

PLAN DE APOYO AL COMERCIO

Por todo ello, los principales agentes se han unido para pedir un plan de apoyo al sector, con el objetivo de que contribuya a la supervivencia de las empresas. Las asociaciones consideraron que, dentro del plan, el Gobierno de Navarra debería incluir una serie de medidas.

Los cierres podrían conllevar la pérdida de más de 2.500 empleos en el sector durante los próximos nueve meses y de casi 4.000 en los próximos cinco años, entre autónomos y asalariados.

Por ello, trasladaron que esperan reunirse pronto con Maitena Ezkutari, directora general de Turismo, Comercio y Consumo para transmitirle su preocupación por los datos recabados en la encuesta y hacerle llegar una batería de acciones. Pidieron, en primer lugar, ayudas directas a las empresas, ya que muchos comercios se han quedado fuera de convocatorias para los sectores más afectados por las restricciones, como el turismo o la hostelería, pese a que también se han visto afectados.

Del mismo modo consideraron necesario aprobar más deducciones fiscales, así como campañas de bonos de consumo, un plan de digitalización o un proyecto de ley foral reguladora de las áreas de promoción económicas. Y aseguraron que es imprescindible poner en marcha más campañas de comunicación generales, que resalten los valores del comercio de cercanía, y acciones pedagógicas en el ámbito educativo.

También reclamaron un mayor compromiso de los ayuntamientos “para consolidar núcleos y ejes comerciales”. Para ello, pidieron que mantengan en buenas condiciones los locales comerciales vacíos y faciliten su ocupación, al tiempo que calificaron de necesaria una reducción temporal de las tasas e impuestos municipales para favorecer la supervivencia de los pequeños comercios.

Elcano también aprovechó el encuentro para dar a conocer los mayores retos a los que se enfrenta el sector. “Hay muchas variables, pero fundamentalmente son dos”, adelantó. Por un lado, “se ha dado un cambio en los hábitos de los clientes” a partir de la irrupción del coronavirus: “Antes gastaban más en compras y ahora prefieren invertir en ocio”. A todo esto se suma una “creciente competencia de las plataformas digitales”, que alejan a los potenciales compradores de la calle y, por tanto, de los comercios de cercanía.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top