lunes, 26 febrero 2024

Los costes directos de la construcción registran máximos históricos tras subir un 23,5% en 2021

Así lo recoge el Índice de Costes Directos de Construcción, elaborado por ACR. La partida que más acusó las subidas fue la vidriería, con un incremento de precios que rozó el 50 % el año pasado. "No es probable que los costes de construcción se estabilicen hasta que el precio de las materias primas, la energía y el transporte se corrijan", vaticinó Guillermo Jiménez, director general de la firma.


Pamplona - 22 febrero, 2022 - 11:46

Los costes directos de la construcción aumentaron un 23,5 % el año pasado. (Foto: archivo)

Los costes directos de la construcción en edificación residencial subieron un 23,5 % interanual en 2021, frente al descenso del 3,8 % que registraron en el año 2020, según refleja el Índice de Costes Directos de Construcción elaborado por Construcciones ACR. El director general de ACR, Guillermo Jiménez, explicó que «esta subida está directamente relacionada con el incremento en el precio de las materias primas, la energía y el transporte y también fuertemente influida por la rotura de stock en las cadenas de suministro». Por todo eso, Jiménez vaticinó que «no es probable que los costes de construcción se estabilicen hasta que estas disfunciones se corrijan».

El contexto de incertidumbre, alimentado por tensiones geopolíticas y la evolución de las variantes del Covid-19, hace que sea «difícil» anticipar el comportamiento de los precios en los próximos meses. «Si no se complica más el panorama internacional, esperaríamos que los precios de la energía se normalizasen a finales del primer trimestre y el suministro de materias primas en verano», se aventuró a afirmar Guillermo Jiménez.

Además, la crisis inmobiliaria en China, que previsiblemente derivará en una reducción de la demanda de materiales básicos de construcción, podría influir positivamente en la consecución del esperado escenario de estabilidad en los costes. Los precios de construcción ya marcaban máximos antes de la pandemia. En el cuarto trimestre de 2019 encadenaron trece trimestres consecutivos de subidas.

Una tendencia creciente que se rompió puntualmente con la crisis sanitaria en 2020, que llevó al índice a registrar caídas de un 3,8 % al cierre de ese año. Sin embargo, en 2021 los costes no solo retomaron la tendencia alcista de los últimos años, sino que esta se acrecentó considerablemente, especialmente durante el segundo semestre.

Según recoge el informe de ACR, este nivel de precios «ha venido para quedarse» y está teniendo impacto en el margen de todos los agentes que intervienen en la cadena inmobiliaria, «dilatando el proceso de contratación y la puesta en marcha de los nuevos proyectos, que se analizan minuciosamente buscando vías de optimización que no repercutan en el precio final de la vivienda nueva».

«La única forma de afrontar este escenario, y tratar de que los precios no afecten a la viabilidad y rentabilidad de los proyectos y compañías del sector, es acelerar nuestra transformación hacia un modelo de construcción más industrial», subrayó el director general de ACR.

En este camino, es clave avanzar hacia un marco de relación más colaborativo, en el que todas las partes implicadas trabajen juntas desde las fases iniciales de diseño de los proyectos. Es «un momento también único para impulsar la construcción industrializada». Jiménez explicó las bondades de este tipo de edificación: «Además de ofrecer ventajas incuestionables, como un mayor control de costes y plazos de los proyectos, la construcción industrializada es mucho más respetuosa con el planeta, contempla mayores estándares de calidad y, sobre todo, ofrece condiciones laborales de seguridad, estabilidad y confort que son mucho más inclusivas y atractivas para un sector en el que escasea el talento cualificado».

NUEVO MÁXIMO HISTÓRICO EN EL ÍNDICE DE COSTES

Los costes directos de construcción cerraron 2021 con un incremento interanual del 23,5 %, situando el índice de precios pagados en 158,77 puntos, un nuevo «máximo histórico» desde que se publica esta serie. La partida que más acusó las subidas fue vidriería, con un incremento de precios que rozó el 50 %.

A continuación, se situaron cimentación y estructura de las nuevas obras, que actúan como indicador adelantado del resto de partidas y que marcaron un incremento del 33,9 % y un 33,5 % respectivamente. Destacaron también los crecimientos de precios en divisiones interiores (+26,8 %) y fachadas (+18,1 %).

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

ACR ·


To Top