martes, 16 abril 2024

Los menús de Ondalan ya llegan a casa en las bicicletas de Ziclo-p

Tras descubrir que compartían una misma filosofía de trabajo, enmarcada en la Economía Social, ambas cooperativas decidieron unir sus caminos para ofrecer una experiencia sostenible desde la huerta hasta las casas. Ondalan elabora táperes de comida con alimentos ecológicos y de producción local, mientras que Ziclo-p ofrece la opción de entregar los pedidos a domicilio y en bicicleta.


Pamplona - 2 mayo, 2023 - 06:00

Las dos cooperativas se han unidos para que todo el proceso de compra de los productos sea sostenible. (Fotos: Ana Osés)

Cada semana, la cooperativa Ondalan prepara recetas con productos ecológicos, en su mayoría de km. 0, a demanda de sus clientes. Y la empresa de reparto en bicicleta Ziclo-p, es la encargada de acercar esos platos a cada casa. «Cuando descubrimos que compartíamos una ética de trabajo muy parecida a Ondalan, centrada en la Economía Social, pensamos que se podría añadir la opción de entrega a domicilio en bicicleta para mejorar todavía más la experiencia de usuario y poder llegar a más personas», explica a Navarra Capital Mikel Iriberri, uno de los precursores de esta segunda cooperativa.  

Así empezó la alianza que estas dos empresas navarras gestaron hace pocos meses. Ambas, impulsadas por jóvenes de entre 30 y 40 años, ya estaban asentadas dentro de sus sectores antes de unir fuerzas para ofrecer un servicio a domicilio todavía más sostenible.

En concreto, Ondalan inauguró su cocina en octubre de 2020, con la finalidad de acercar al consumidor una alimentación responsable y saludable. «Hoy en día vivimos acelerados y, a veces, no podemos preocuparnos ni de dónde vienen los alimentos que consumimos ni en qué condiciones se producen. Por esto, para gente que no tiene tiempo decidimos formar la cooperativa», detalla José Javier Osés, uno de los fundadores y socios de la firma.

José Javier Osés: «Decidimos formar la cooperativa para ofrecer comida saludable a consumidores con determinados valores»

En sus menús, Ondalan siempre oferta diez platos diferentes que van variando todas las semanas. Primero, los usuarios eligen qué desean comprar dentro de la propuesta planteada y, después, el equipo de Ondalan procede a adquirir los productos necesarios para cocinar.

«Preparamos y conservarnos los platos en frío. No los congelamos para que no pierdan sus propiedades y siempre trabajamos con una semana de antelación para asegurar la frescura de la materia prima y para comprar solo lo necesario. Queremos que no haya desperdicios», detalla Osés.

La elaboración de los platos se suele llevar a cabo los jueves, de modo que los clientes se acercan un día más tarde para recoger sus táperes a los diferentes puntos de recogida. Cada pedido, además, cuenta con un certificado que especifica los ingredientes empleados y su procedencia. «Los usuarios tienen un punto de recogida asignado y una llave. En estos espacios hay unos frigoríficos donde están sus táperes guardados». En la actualidad cuentan con puntos en Burlada, donde se ubican sus cocinas; en Geltoki; en Estella; San Martín de Unx; y Tafalla.

Es en este último paso del proceso donde entra en juego la labor de Ziclo-p. «Tenemos unas cajas térmicas y unas bicis de carga. Nosotros recogemos la comida en la sede y la entregamos en las casas a quienes lo deseen», concreta Iriberri. «Es una forma de que la gente no tenga que coger el coche para venir a por sus platos y de ser consecuentes. Se les entrega en bicicleta y así se contamina menos», añade Osés.

Mikel Iriberri: «Tenemos unas cajas térmicas y unas bicis de carga. Nosotros recogemos la comida en la sede y la entregamos en las casas»

La opción de entrega a domicilio, de momento, solo existe en la Comarca de Pamplona y se puede seleccionar desde la misma página de Ondalan tras efectuar el pedido. El importe mínimo del encargo deben ser 30 euros y está compuesto por cinco o seis táperes.

«Luego, la gente se organiza. Hay personas que combinan nuestros platos con sus propias recetas y otras que solo comen nuestros productos. Todo depende de las necesidades de cada persona», agrega el cofundador de Ondalan.

Ahora mismo, su cooperativa cocina cerca de 500 platos a la semana, y cada vez hay más personas que solicitan el nuevo servicio de reparto. «Ya hay gente asidua y sabemos que vamos a tener un mínimo cuatro o cinco repartos fijos. Con estos números nos sale rentable», resalta Iriberri. En estos momentos, no obstante, Ziclo-p está elaborando un plan para poder dar a conocer este servicio a más personas: «Estamos buscando aumentar los repartos, pero en unas cifras que podamos gestionar».

En estos momentos, Ondalan gestiona unos ochenta pedidos a la semana.

En estos momentos, la empresa Ondalan gestiona unos ochenta pedidos de clientes a la semana.

Además, la firma ciclologística, creada en 2021, trabaja con otros comercios locales: «Todo lo que podemos llevar en las bicis de carga lo hacemos. Tenemos entregas programadas y también pedidos puntuales en el mismo día». Por ejemplo, con Panacea Eco realizan una ruta de reparto los lunes y jueves a los establecimientos donde esta firma también vende sus panes y productos sin gluten. Y, en el caso de Seur, se encargan de las entregas de ultima milla. «También llevamos comida a domicilio de otros establecimientos a través de nuestra plataforma. Acercamos todo lo que se puede en bici o bici-cargo», remarca el responsable de Ziclo-p.

EL ARRANQUE DE ONDALAN

Los socios de Ondalan se enfrentaron a numerosos obstáculos durante su puesta en marcha. A los pocos meses de su creación, llegó la pandemia. Después sufrieron las inundaciones de Burlada, «que se llevaron por delante» sus cocinas. Y, el año pasado, les tocó de cerca el incendio de San Martín de Unx. «Tenemos una huerta propia en el pueblo, que quedó dañada por el fuego. Intentamos, en la medida de lo posible, cultivar nuestros propios productos y establecer una conexión positiva entre la ciudad y el campo. A pesar de todo, la respuesta de la gente ha sido muy buena y seguimos funcionando», comenta Osés.

En su arranque, Ondalan sufrió la pandemia, las inundaciones de Burlada y el incendio de San Martín de Unx

Es más, el crecimiento de la firma está siendo positivo. Empezó su andadura con dos socios y un cocinero a media jornada. Ahora, cuentan con un cocinero a jornada completa, otro a media y dos personas más que gestionan y se encargan de la huerta. «El primer pedido fueron unos quince platos, ahora llegamos a los ochenta pedidos a la semana».

OTRA NUEVA ALIANZA PARA ZICLO-P

Ziclo-p forma parte de la plataforma CoopCycle, que les cede una herramienta para recibir los pedidos de los usuarios: «Lo que exigen para poder usarla es que crees una cooperativa en una capital de provincia. A su vez, te ayuda a contactar con otras empresas del mismo tipo». Entre las compañías que ya utilizan este servicio se encuentran también, por citar algunos ejemplos, Eraman Coop (Vitoria), Zampate (Zaragoza) o Mensacas (Barcelona).

Mikel Iriberri: «Vamos a ser una cooperativa de servicios. El fin es unir fuerzas»

Esta herramienta de reparto está facilitando la consolidación de la Economía Social alrededor de la bicicleta. Y ha propiciado que Ziclo-p funde CoopCycle Euskalherria junto a Eraman Coop y otra empresa de Baiona. «Vamos a ser una cooperativa de servicios. El fin es unir fuerzas para que, a la hora de contratar un seguro por ejemplo, lo podamos hacer juntas, conseguir mejores condiciones y que la póliza se adapte a nuestras características. En definitiva, queremos ayudarnos y apoyarnos en todos los sentidos». La presentación de la entidad será en Katacrak el próximo 17 de mayo.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

Estella · Burlada · Tafalla ·


To Top