domingo, 3 marzo 2024

Los proyectos apoyados por el ‘Teaming’ de Cinfa

ANAIF, ANA, Besarkada, la empresa Ayúdame3D y una madre coraje han recibido 3.500 euros cada una, después de que trabajadores de Cinfa las propusieran para ser beneficiarias de las ayudas.


Pamplona - 20 diciembre, 2022 - 10:38

Jóvenes de ANAIF, que figura entre las entidades apoyadas, durante un taller de carpintería. (Foto: cedida)

El ‘Teaming’ en Cinfa acaba el año sumando cinco nuevas colaboraciones con causas sociales dentro de su decimoprimera edición. Esta filosofía de microdonaciones en equipo, apoyada por más de 900 personas en la empresa, ha entregado 3.500 euros a cada proyecto, «todos ellos muy diferentes entre sí pero centrados en los pacientes y sus necesidades». En concreto, la compañía ha aportado ayuda a programas de inclusión de jóvenes con TEA y con neurodiversidad funcional, a una superviviente de un accidente de tráfico, a una entidad que trabaja el duelo por la pérdida de un familiar que se ha quitado la vida y a una asociación que diseña prótesis para los más desfavorecidos.

En primer lugar, ‘Stop bullying/stop mobbing: somos como somos’ es el nombre del proyecto de la asociación navarra ANAIF, de Apoyo a la Infancia y la Familia. Su labor, según recordó Cinfa, se centra en «apoyar a jóvenes con neurodiversidad funcional a través de actividades que fomenten su competencia emocional y autonomía personal, con el fin de evitar situaciones de acoso en el ámbito escolar y en el entorno laboral».

“En nuestra sociedad no se acepta a la persona que es distinta. Tiene que ser todo muy normativo, que todo el mundo funcione o piense igual y no se ven las capacidades que pueden tener estos chicos y chicas”, apuntó Regina Laquidáin, vicepresidenta de la entidad. Por eso, el impulso del ‘Teaming’ a esta iniciativa ha servido para financiar un campo de trabajo terapéutico, que va a dotar a estos jóvenes de las herramientas de empoderamiento personal necesarias para integrarse en la sociedad. Esto, unido al desarrollo de talleres y actividades de pintura, costura o carpintería, entre otras, hace que “estos jóvenes pasen de ser ayudados a ayudar a otras personas, a la comunidad que tienen alrededor».

Paloma Pérez, del departamento de Administración de Cinfa, es quien presentó esta candidatura a sus compañeros. Asegura que «los jóvenes con trastornos de espectro autista tienen altas probabilidades de sufrir acoso en el entorno académico y laboral y muy pocos recursos para gestionarlo y hacerle frente. Tristemente, son frecuentes los finales como la depresión y el suicidio. Con programas como este, ayudamos a evitarlo».

EL PROYECTO DE ANA

Por su parte, el proyecto ‘Ningún niño o niña con autismo sin terapia’, de la Asociación Navarra de Autismo (ANA), pretende otorgar a niños y niñas con trastorno del espectro autista (TEA) y a sus familias una atención temprana, integral y personalizada. Este programa está especialmente dirigido a aquellas familias con pocos recursos económicos y se inicia cuando lo solicitan. En ese momento, según explicó Arianna Iriarte, trabajadora social de ANA, “se establece un plan de intervención individualizado, en el que se ofrece a cada caso unos servicios u otros, que aglutinan –siempre de mano de los profesionales de la entidad- acompañamiento familiar en el propio domicilio, atención de demandas y necesidades de información y formación, o sesiones individuales en el local de ANA”.

En este sentido, «la donación se va a destinar a sufragar el coste de los profesionales especializados de ANA que participan en el proyecto y llevan a cabo estas terapias, que están enfocadas a lograr la autonomía y la inclusión en la sociedad de los menores con autismo». «Nuestro objetivo es que ninguna niña o niño con autismo en Navarra se quede sin recibir esta ayuda tan esencial por motivos económicos», concluyó Arianna.

Esta iniciativa fue propuesta por Gemma Artica, del Departamento de Comunicación de Cinfa. “ANA realiza una labor valiosísima de apoyo a niños y niñas y adolescentes con TEA. Con la ayuda de los compañeros y compañeras de Cinfa, podrá asegurar que todos ellos reciben la terapia que necesitan, independientemente de los recursos con los que cuenten sus familias”, indicó.

VIVIR TRAS UN TRÁGICO ACCIDENTE

‘Aprendiendo a vivir de nuevo’ se centra en el caso de Sheila Varas, una mujer de 42 años que el 23 de abril de 2021 tuvo un accidente de tráfico en el que su hijo Gorka, de 8, falleció y ella quedó parapléjica (sin sensibilidad ni motricidad de pecho para abajo). Para ella, aprender a vivir de nuevo significa “aprender a extraer las cosas buenas y a valorar a las personas que me hacen levantarme cada día”. Y aunque hay dolores que son “irreparables”, con la ayuda de Cinfa ha podido adquirir una cama articulada y una silla ligera con las que hacer más accesible e independiente su vida diaria. “Esta aportación nos ha venido muy bien y no la esperábamos ni por asomo al ser una familia particular. Haber logrado este apoyo significa mucho porque nos supone no tener que esperar e invertir un año de nuestros ahorros en hacer más accesible mi rutina cotidiana y, en consecuencia, lograr un poco de autonomía”.

Nuria Villar, del Departamento de Planificación y Aprovisionamiento de Cinfa, propuso la historia de esta luchadora, a quien conoce bien: «Sheila siempre ha sido una mujer con una sonrisa infinita, pero ahora está demostrando una fortaleza inimaginable e indescriptible. Esta aportación económica ha sido muy valorada por esta familia y, personalmente, no tengo palabras suficientes de agradecimiento para mis compañeros por haberles ayudado».

LA INICIATIVA DE BESARKADA-ABRAZO

El ‘Teaming’ también ha impulsado el proyecto de Besarkada-Abrazo. Esta asociación brinda apoyo psicológico a las personas que sufren el duelo por la pérdida de un familiar o conocido que se ha quitado la vida. Como indica Elena Aisa, superviviente y presidenta de la asociación, “el suicido es una realidad de la que apenas se habla y ante la que la comunidad y el entorno de la persona no suelen intervenir por puro desconocimiento”. Para abordar las necesidades derivadas de un suicidio, los profesionales de esta entidad navarra ofrecen un seguimiento individual a las personas afectadas, terapia grupal y formación. Así, la aportación de los trabajadores y trabajadoras de Cinfa se ha destinado a acondicionar y mejorar el espacio en el que se desarrollan las terapias, que ahora luce más diáfano, natural y cálido, con el fin de facilitar la acogida a las familias y usuarios y el trabajo con ellos por parte de las psicólogas de la entidad.

Como ellas mismas resumen, «ahora es posible trabajar terapias grupales y fomentar la atención psicológica óptima»: «Con vuestra aportación, estáis ayudando a personas que probablemente nunca conoceréis, pero que están destrozadas y que, gracias a la actividad que vamos a poder realizar, ya no se sentirán tan solas».

Ana Abaitua, líder de proyectos I+D del laboratorio, es la persona que ha impulsado la candidatura de Besarkada, de la que dice que “ofrece ‘un abrazo de vida’ y, ayudándoles, hemos contribuido a crear el espacio necesario para poder recibir ese abrazo tan necesario en ciertas circunstancias de duelo por la pérdida de un ser querido».

IMPRESIÓN 3D PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Por último, el ‘Teaming’ de Cinfa ha contribuido en la creación de ayudas impresas en 3D por parte de Ayúdame3D. Ayudar con la tecnología es el propósito de esta entidad española, que utiliza la impresión 3D «para ofrecer soluciones a personas con discapacidad o colectivos vulnerables de cualquier rincón del planeta».

Según la OMS, en el mundo hay 100 millones de personas sin extremidades. Y, de ellas, 83 millones no pueden permitirse nada que les ayude en su día a día para realizar actividades básicas. La entidad fabrica trésdesis, brazos impresos en 3D que entrega de forma gratuita en más de 50 países. Las trésdesis tienen una movilidad mecánica y funcionan gracias a la articulación de cada persona (muñeca, codo, hombro).

Estos dispositivos, además de suponer una mejora en su calidad de vida, proporcionan mejores oportunidades de empleabilidad y escolarización para quienes los reciben. “Desde Ayúdame3D, trabajamos en el desarrollo de nuevos dispositivos de ayuda impresos en 3D y seguimos fabricando y entregando gratuitamente nuestros brazos y concienciando acerca de la importancia de la diversidad y la normalización de las diferentes discapacidades. Iniciativas como el ‘Teaming’ son un impulso y una ayuda genial para seguir con nuestra labor. Agradecemos a Cinfa que sea una empresa tan comprometida”, expresa Guillermo Martínez, director de la entidad.

Zigor Landa, operario en Cinfa, es el impulsor de este innovador proyecto, del que forma parte. “Cuando en el mundo hay millones de personas que se enfrentan a grandes dificultades y carecen de las herramientas básicas que les faciliten su día a día, algo se mueve dentro de uno para aportar un granito de arena e intentar ayudarles. Que mis compañeros hayan elegido a Ayúdame3D refuerza nuestro afán por continuar ayudando e implementando tecnologías emergentes por y para un bien común», valoró.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

Cinfa · RSC Navarra ·


To Top