jueves, 5 agosto 2021

Los suplementos deportivos no son solo para cachas

Más allá de las circunstancias provocadas por la pandemia, lo cierto es que el consumo de suplementos deportivos se ha disparado en los últimos años. De hecho, cada vez son más las personas que, sin realizar una práctica regular de ejercicio, toman este tipo de productos. Los últimos estudios señalan que el mercado mundial de la nutrición deportiva podría alcanzar los 28.000 millones de euros en apenas siete años. Navarra no es ajena a este fenómeno, según explican a Capital Sport los responsables de algunos establecimientos especializados.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 14 junio, 2021

Félix Garro, responsable de FYT Smart Nutrition, y Lorena Méndez, gerente de Natursport. (Fotos: Ana Osés)

El mercado mundial de la nutrición deportiva podría alcanzar los 28.000 millones de euros para 2028. Así lo vaticina un estudio reciente de ‘Research and Markets’. La concienciación entre los deportistas sobre la importancia de mantener una buena dieta y la nutrición ha impulsado el crecimiento de este sector. 

La industria de la salud y los suplementos no ha dejado de evolucionar en los últimos años y ha desarrollado nuevos productos enfocados a satisfacer las preferencias de los consumidores, independientemente de su edad y condición física. De hecho, cada día crece el interés por estos productos de personas que no practican deporte. “Antes se asociaba con gente grande y fuerte, deportistas de gimnasio”, apunta a Capital Sport Lorena Méndez, gerente de Natursport. Méndez confirma que, efectivamente, “en los últimos tiempos existe un mayor interés por cuidarse y estar sano por parte de gente que no practica deporte”. De hecho, asegura que ya hay personas mayores, con dificultades para ingerir alimentos, que utilizan los batidos como sustitutos de comida.

En 2014, Lorena y su marido abrieron su tienda de suplementos deportivos en Mutilva Baja. Y, hace tres años, enfocaron el negocio a la venta online. “Antes se asociaban las proteínas o la creatina al culturismo. Y también existía una imagen negativa que se vinculaba al dopaje”, comenta. Por aquel entonces, muchos deportistas, como ciclistas o patinadores, “no querían tomar nada”, pero ahora “ya no es así”. 

Lorena Méndez: “Personas a las que les han realizado una operación y han estado convalecientes recurren a estos suplementos para evitar pérdida de masa muscular”.

El boom de estos productos ha llegado también a equipos de fútbol de primer nivel como el Chelsea que, en julio del año pasado, presentó su nuevo servicio de nutrición deportiva, ‘Blue Fuel’. Se trata de una aplicación móvil que diseña planes de comidas personalizados. Es un servicio por suscripción, que incorpora productos variados como proteínas en polvo, bolsitas de hidratación o barras de proteínas. Además, aborda objetivos de actividades físicas para que los jugadores mejoren su rendimiento. 

Pero estos productos van más allá del espectro deportivo. “Personas a las que les han realizado una operación y han estado convalecientes recurren a estos suplementos para evitar pérdida de masa muscular”, ejemplifica en referencia a otro de los usos habituales de estos productos. E, incluso, “algunos sirven para regenerar la piel tras quemaduras importantes”.

Aminoácidos, recuperadores, vitaminas, geles, quemadores de grasa, proteínas o depurativos son algunos de los suplementos que más éxito tienen en el mercado. Sus precios son muy variados y pueden ir desde el euro de una barrita energética hasta los cerca de trescientos de un aislado de proteína de patata de 12,5 kilogramos.

CAMBIO DE HÁBITOS TRAS LA PANDEMIA

Félix Garro es el responsable de FYT Smart Nutrition. Abrió su negocio hace un año con el objetivo de aumentar su abanico de clientes y evitar centrarse solo en el culturismo. “La gente busca productos para mantener una alimentación sana”. Y eso incluye un amplio espectro de clientes: “Van desde los 17 a los 80 años. Gente delgada, más gruesa, deportistas y personas que no practican ningún deporte”. Garro asegura que es difícil hablar de productos estrella porque “cada vez hay mayor variedad y no hay nadie igual”. Así, indica que hay quienes buscan alimentos sin gluten, aunque no tengan intolerancia, y otros que quieren ‘chuches’ con el mínimo de azúcar para no sentir remordimientos. “Son tendencias. Entre deportistas destacaría los quemagrasas y termogénicos”, apostilla.

“La pandemia también ha cambiado los hábitos de los clientes”. En este sentido, Garro vive la situación con resignación: “Al final, si la gente se queda en casa consume menos productos de los que se necesitan cuando uno hace deporte”. Y pone un ejemplo claro. “Ves una carrera ciclista y los corredores están tomando sus geles antes de subir el puerto. Pero en casa, para un rato de bici estática, no necesitas geles”, valora.

Félix Garro: “Antes parecía que te estabas dopando y ahora son hábitos alimenticios. Productos como los colágenos que se venden en farmacias han cambiado la percepción de la gente”.

La mayor o menor movilidad entre comunidades autónomas también favorece un cambio en el consumo de los suplementos deportivos. “Las necesidades calóricas no son las mismas ni de lejos”, sentencia. En Semana Santa no se podía salir de Navarra y ahora “hasta se puede ir uno a nadar a San Sebastián”. Garro sostiene que estas dinámicas “influyen en la venta de los productos”.

En la Comunidad foral, sostiene, los deportistas no se dejan aconsejar demasiado. “Es raro que prueben cosas nuevas”. De vez en cuando, Garro les ofrece unas galletas cero de fibra. “Las cogen y te lo agradecen, pero no es lo normal”.

También ha aumentado el interés por indagar en blogs y páginas especializadas por parte de muchos clientes que prefieren estar informados antes de adquirir un suplemento deportivo. “En Navarra hay bastante conocimiento. Muchas personas vienen tras haber consultado en internet o porque el entrenador del gimnasio les ha recomendado algo”, explica el responsable de FYT Smart Nutrition. “Cuando vienen con los deberes hechos y después de mirar en diferentes webs, saben más que yo. La información que existe hoy en día es brutal”.

Sobre las proteínas, Garro coincide con Méndez en que ha cambiado la percepción con el paso del tiempo. “Antes parecía que te estabas dopando y ahora son hábitos alimenticios. Productos como los colágenos que se venden en farmacias han cambiado la percepción de la gente”, remata.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top