miércoles, 24 octubre 2018

Luis Fernández (UNED Tudela): “Me preocupa mucho la fuga de talento de la Ribera”

La universalidad del sistema de Calidad creado e impulsado por la UNED de Tudela permite que cualquier organización pueda aplicarlo. "La Comarca podría beneficiarse de sus bondades para el desarrollo de sus potencialidades", afirma su máximo responsable

Germán Pérez
Tudela - 6 febrero, 2018

El director de la UNED de Tudela, Luis J. Fernández Rodríguez, en su despacho.

El director de la UNED de Tudela, Luis J. Fernández Rodríguez, en su despacho.

El director de la UNED de Tudela, Luis J. Fernández Rodríguez, habla de una propuesta para trabajar con el Consorcio EDER y el Ayuntamiento de Tudela. Considera que el tejido empresarial de la Ribera también podría beneficiarse de lo andado por la UNED en el campo de la Gestión de la Calidad y, además, explica en qué consisten algunos convenios llevados a cabo con varias organizaciones, como el que trae cada año a estudiantes mexicanos al Hospital de Tudela.

Luis J. Fernández opina, en fin, cómo el modelo de Comarca puede influir en la fuga de talento al tiempo que valora el trabajo de su equipo en el desarrollo del proyecto.

Además de hacerlo con todos los centros asociados de la UNED; en Navarra, ¿trabajan para otro tipo de organizaciones ?

Sí. Con este ayuntamiento de Tudela hemos hecho distintas cosas, según las políticas de los diferentes alcaldes. A los anteriores (UPN) les interesaba mucho más conseguir certificaciones. Con el actual equipo (Eneko Larrarte), persiguen proyectos más específicos de innovación social. También hemos desarrollado la web Invest in Tudela, un portal  que pretende ser el escaparate de la ciudad de cara a posible inversores. El departamento de Salud del Gobierno de Navarra también trabaja con nosotros.

 “En la Comarca, la UNED podría ayudar en desarrollos culturales globales, desarrollo de enseñanza superior global o retención de talento”.

¿El tejido empresarial de la Ribera está interesado por el proyecto?

He intentado hablar con empresarios en una línea de mecenazgo. Pero creo que no ha cuajado.

Con empresarios con un interés alto en Calidad, como por ejemplo Mutua Navarra, hemos hecho un convenio y estamos haciendo diferentes cosas; hablamos el mismo idioma. 

En total  tenemos convenios con unas 200 empresas de toda España. Quiero significar uno que permite, cada año, que unos 12 alumnos de la Universidad de Monterrey (Mexico), donde soy profesor asociado, vengan al Hospital de Tudela. Planteamos que sus alumnos rotaran con una idea clara: ver cómo un sistema público puede ser razonable en la dotación de servicios.

Cabe destacar que este centro universitario tiene rotaciones con la Clínica Mayo y la Columbia University, en EEUU. En España, les he ayudado a hacer convenios con las Universidades Autónoma  de Barcelona y la Autónoma de Madrid. Además del Hospital Reina Sofía.

“Creo que he hecho una única cosa bien en la UNED: elegir gente buena y buena gente”. 

Usted conoce bien la realidad de la  Ribera, y además ha participado en la elaboración del Plan  de Estrategia Comarcal, impulsado desde el Consorcio EDER. ¿Cómo considera que se podría beneficiar la Comarca de su sistema de Calidad? 

Estamos hablando con el Ayuntamiento de Tudela y con el Consorcio  EDER con vistas a aunar fuerzas. Quizás donde nosotros más podamos ayudar, aparte de aspectos de estrategia, sea en desarrollos culturales globales, desarrollo de enseñanza superior global o retención de talento.

Esto último es una de las cosas que más me preocupa. Siempre pasa en las zonas que son las segundas ciudades. El talento se va a la primera o se va fuera. La gente que estudia fuera, es muy difícil que vuelva una vez finalizada la carrera. Invertir en generar talento y que, después, se vaya, es algo muy costoso.

Nosotros tenemos un centro tecnológico con 11 informáticos. Lo que está debajo de este sistema de gestión de calidad, son una serie de programas informáticos. Ya estamos dando servicio al Ministerio de Economía, a los Gobiernos de Canarias y  Navarra. Y necesitamos ingenieros informáticos (con un nivel de conocimiento muy especial): no sabes lo que nos cuesta conseguirlos. 

LUIS FERNANDEZ UNED TUDELA

La fuga de talento es un problema. ¿Cómo es Tudela y la zona de atractiva para que alguien se quede?

¿A qué cree que es debido? ¿No ven atractivo el modelo de ciudad?

Este es el planteamiento. Te cuento algo, en este momento, en nuestros cursos de extensión universitaria, solo el 30 por ciento son alumnos de la zona; el resto nos ve por Internet. Si tengo un ponente de Madrid que viene en 2 horas, se va por la mañana y se va por la noche, ahí he podido hacer un nicho. El problema está en la residencia. La logística es buena, estamos muy cerca de todo, pero ¿cómo es Tudela y la zona de atractiva para que alguien se quede? Es verdad que lo bueno que tiene Tudela es que en 40 minutos estás en Zaragoza u otra ciudad. En el grupo estratégico al que antes te referías, se planteó no sólo el modelo estratégico de ciudad sino el de comarca.

“Necesitamos ingenieros informáticos ,con un nivel de conocimiento muy especial, y no sabes lo que nos cuesta conseguirlos”.

¿Sobra queja y faltan proyectos que ilusionen?

Si tú tienes un proyecto,  puedes ir a llamar a la puerta del gobierno. Yo diferencio mucho lo que es la queja y lo que es el objetivo. La primera no tiene mucho sentido. Sí yo me hubiera quejado desde el principio de que en Pamplona no me hacían caso, estoy seguro que no hubiéramos llegado. El Gobierno de Navarra, ahora, nos respeta, nos comprende y nos trata bien. Pero claro, porque hay proyecto. Hay que desinstalar  el modo queja y estar en modo objetivo.

LUIS FERNANDEZ

Recuerdo la primera vez que hablamos de Calidad, en un estudio de radio. Desde el corazón y con serenidad que da el paso del tiempo, ¿qué ha supuesto para usted y cómo lo ha vivido? 

Me he dejado la piel. Creo que he hecho una única  cosa bien en la UNED: elegir gente buena y buena gente.

Para mi es clave que si estamos muchas horas trabajando, haya evidentemente una exigencia.  Pero, por otro lado, es gratificante e importante comprobar cómo la gente llega identificarse con el proyecto. Esto sucede porque se valora su trabajo y se valoran su propuestas.

Partimos de la nada. Tenía una idea de que quería llegar a hacer algo, pero no sabía por dónde. El rumbo te los da, a veces, las oportunidades y el cómo va cambiando la sociedad o la tecnología.

Pero también te lo dan las personas que fichas. Por ejemplo, yo no entiendo el desarrollo tecnológico que hemos hecho sin Santiago Riega. O el desarrollo de calidad sin Ángel Minondo. No entiendo la dirección sin Ana Iturre y Manu. Pero no entiendo la conserjería sin Mila. Cada uno ha ido aportando sus propuestas.

Para acceder a la segunda parte de la entrevista con Luis Fernández … LEER AQUÍ. 


To Top