martes, 19 noviembre 2019

Maher, un viaje del entremés a la I+D+i

El restaurante Maher ha cumplido 50 años. Y lo ha festejado repasando su historia a través de un "retrovisor gastronómico", un fantástico viaje culinario en el que los invitados han sido transportados desde los primeros menús para bodas, en los que se ofrecían entremeses fríos o calientes, hasta el actual compromiso de su departamento de I+D+i gastronómico con la innovación culinaria.

Iñaki Arbilla
Cintruénigo (Navarra) - 9 noviembre, 2019

Enrique Martínez (al fondo), durante el acto organizado por el 50 aniversario.

Todos los años, desde hace dieciocho ediciones, Maher celebra un evento culinario coincidiendo con la Fiesta de la Gastronomía organizada por el Ayuntamiento de Cintruénigo que, con el paso del tiempo, se ha convertido en un imprescindible del calendario gastronómico español. Pero en esta ocasión había que sumar una importante efeméride a la cita, ya que la celebración coincidía con el medio siglo de existencia de la marca. Por todo ello, la firma que desde sus inicios lidera el chef Enrique Martínez realizó un homenaje a su recorrido histórico a través de un divertido “retrovisor gastronómico”, un viaje a través de la evolución gastronómica que dio comienzo allá por 1969.

Como recuerdo de aquellos primeros años de andadura, los asistentes al acto pudieron disfrutar de un vermú en el exterior, que repasó los imprescindibles de aquella época primeriza. Una vez que los invitados pasaron al interior de la sala, el evento se desarrolló a través de un menú basado en las tres etapas que han definido la evolución del Restaurante Maher.

Fotos: cedidas Proyecta Comunicación

A la hora del vermú, se recordó la época en que Maher abrió sus puertas en 1969.

La primera etapa, basada en una cocina tradicional, apuntaba ya a la maestría culinaria, con recetas sencillas pero con base en un producto excepcional. Durante la segunda, Maher superó aquellos comienzos apegados a la tradición y la norma, y se abrió al mundo, iniciando la innovación en su cocina y recibiendo su primer gran reconocimiento: una Estrella Michelín.

En aquella época, Enrique Martínez, elevado ya a la categoría de chef de prestigio por la que ahora es conocido, comienza a representar a Navarra y España en importantes eventos gastronómicos internacionales y encuentra en la gestión gastronómica y empresarial, su verdadero camino. Es entonces cuando decide renunciar a la Estrella Michelín y a la imposición de sus criterios para desarrollar de forma libre y personal sus proyectos gastronómicos. El resultado de esta decisión se traduce en haber convertido a Maher en una de las empresas de asesoramiento y gestión mas importantes del país. Y a nivel personal, en haberse transformado en un empresario con múltiples reconocimientos, llevando siempre como distintivo su apego a la tierra y su compromiso con los productos navarros.

La tercera y última fase de este particular “retrovisor gastronómico” abordó los años en los que Maher afrontó el futuro de su marca de una manera particular, propia. Huir de las tendencias y apostar por la innovación han sido dos de los puntales del Maher que ha llegado hasta nuestros días.

Fue este también el momento elegido para tener presente Mahercatering, un revolucionario concepto culinario que pretende llevar los estándares y los platos de la alta cocina al mundo del catering. En la actualidad, Mahercatering supone una de las apuestas más sólidas y contundentes que Enrique Martínez ha puesto sobre el tablero culinario. No en vano, gestiona una de las plantas de producción con la tecnología más avanzada de toda Europa.

La jornada concluyó con un café-concierto en la sala de fiestas Saysa, un auténtico revival de aquellas míticas sesiones musicales que, durante años, pudieron disfrutarse en las fiestas patronales de la mayoría de las localidades riberas. El recital estuvo a cargo de la banda bilbaína Swingtronics.

En estos 50 años de historia, Maher ha pasado de servir entremeses fríos y calientes a trabajar el análisis del ADN de los productos con técnicas de biología molecular, a desarrollar platos y bases para embalaje o a cuidar los alérgenos e intolerancias alimentarias tan presentes en nuestra sociedad actual, con un potentísimo departamento de I+D+i culinario. Así que la sensación, el retrogusto, una vez acabada esta fiesta, no puede ser otro: esto solo acaba de empezar.

Homenaje-Antonio-Catalan-Enrique-martinez-maher-Fotos: cedidas Proyecta Comunicación

Enrique Martínez (dcha.) quiso homenajear a Antonio Catalán (izq.) en el 50 aniversario de Maher.

RECONOCIMIENTO A ANTONIO CATALÁN

Durante el acto, Enrique Martínez quiso tener un especial reconocimiento para el empresario hostelero Antonio Catalán, creador de la cadena hotelera NH y actual propietario de AC Hoteles. En su día, Martínez y Catalán decidieron de común acuerdo aportar valor a la gastronomía que por aquella época ofertaban los hoteles. Juntos crearon e impulsaron un concepto que hoy se encuentra totalmente normalizado en el panorama grastronómico: la presencia de un gran chef al mando de la cocina de un establecimiento hotelero. Así que Enrique no quiso dejar pasar uno de sus días grandes sin dedicar un sentido homenaje al empresario corellano.


To Top