sábado, 28 enero 2023

Más de 50 colectivos denuncian el intento de “privatizar” la certificación ecológica

"El nuevo decreto foral desarrollado por el Ejecutivo foral abre la posibilidad de que las actividades de certificación y control sean llevadas a cabo por entidades privadas, dotándoles de un marco jurídico", criticó este martes CPAEN/NNPEK. En este sentido, el Gobierno de Navarra negó "rotundamente que quiera privatizar el proceso", pero reconoció que "el proyecto de decreto foral establece la obligatoriedad de adquirir la certificación ISO 17065". Para ello, "se va a prolongar hasta dos años el plazo de acreditación de los requisitos que permitan a CPAEN/NNPEK actuar como única autoridad de control ecológico".

Redacción
Pamplona - 20 diciembre, 2022

Más de sesenta profesionales de la producción ecológica se concentraron este martes. (Foto: cedida)

Alrededor de sesenta profesionales de la agricultura ecológica se movilizaron este martes para reclamar al Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente la paralización del decreto presentado el pasado 16 de noviembre. Su objetivo, según indicó entonces el Gobierno de Navarra, es actualizar el anterior, de 1999, y adecuar el sistema de producción, así como los instrumentos de control, coordinación y verificación a la nueva normativa europea vigente.

Según informó el Consejo de Producción Agraria Ecológica de Navarra (CPAEN/NNPEK), el sector exigió “la elaboración de un nuevo decreto consensuado con el sector ecológico de Navarra”, en el que la única autoridad de control sea el propio consejo, y que muestre “la inequívoca voluntad política blindando la certificación pública”, además de mantener las funciones que realiza esta organización. Así lo señalaron durante una movilización Mirian Otxotorena, presidenta del Consejo de Producción Agraria Ecológica de Navarra (CPAEN/NNPEK), y David Ruiz, miembro del consejo. 

La relación de asociaciones que apoyan el rechazo al decreto incluye “más de cincuenta organizaciones”. Así, a nivel local, se incluyen Geltoki, Ekoalde, Hazialdeko, Landare, Errigora, EHKO, Plazara!, Habelarte, REAS Navarra, Sustrai Erakuntza, Greenpeace, Ekologistak Martxan Nafarroa, Ecologistas en Acción, La Fertilidad de la Tierra, Red de Semillas de Navarra, Helianto, Mugarik Gabe Nafarroa, Extinction rebellion, Baztango talde Ekosoziala, Fundacion Mundu Bat, Ximaurpila, Habelarte, ELA, LAB, Steilas y Etxalde.

Además, se unieron otras entidades navarras como Sakanako Garapen Agentzia, Jangela, Biba Ardoak, Ecotienda Joxenea, Suma con causa, Olatukoop, Denendako, Ermitaldea, Holistic Bloom elkartea, Iranzu Herri Kandidatura, Ayuntamiento de Esparza de Salazar, Ayuntamiento de Burgui, Mancomunidad RS Esca Salazar, Xaiki, Pirimakume.

Mirian Otxotorena (CPAEN/NNPEK): “La mejor protección y defensa de un bien público como la producción ecológica debe hacerse desde un órgano también público”

A nivel estatal, mostraron su apoyo Intereco, SEAE, CAECV, ENEEK, CBPAE, Ecocomedores de Canarias, Ecocamp Valencia, La Garbancita Ecológica S. Coop.; los grupos de consumo Jateko, LeitzEKO, Janaske, Antsoaingo Kontsumo taldea, Erleak kontsumo taldea y DKT Deierriko kontsumo taldea.

Hasta ahora, CPAEN/NNPEK ejerce las funciones de “única autoridad de control en Navarra para el registro, control, certificación y promoción” establecido en los Reglamentos de la Unión Europea, (UE) 2018/848, en aras de un régimen de control público. CPAEN/NNPEK lleva desde 1996 ejerciendo “como única autoridad de control y realizando la certificación, promoción y el acompañamiento y estructuración del sector ecológico para conseguir un sistema alimentario local, sostenible y saludable”. 

“La mejor protección y defensa de un bien público como la producción ecológica debe hacerse desde un órgano de gestión y control también de naturaleza pública. El nuevo decreto foral desarrollado por el Ejecutivo foral elimina la atribución de única autoridad de control pública y abre la posibilidad de que las actividades de certificación y control de la producción ecológica sean llevadas a cabo por entidades privadas, dotándoles de un marco jurídico”, defendió Otxotorena. 

“RESTRICCIONES EN LAS FUNCIONES”

Además, en la concentración también se mostró el rechazo a que el decreto “restringe funciones propias de CPAEN/NNPEK y la autonomía en la gestión del consejo”. Según Otxotorena y Ruiz, “limita las funciones propias de CPAEN/NNPEK relativas fomento y la promoción de la producción ecológica, eliminando otras como el asesoramiento o la formación y supeditando la función de certificación y control a la delegación del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y a sus nuevas condiciones”. 

“Ninguna de estas modificaciones que recoge el decreto que rige la producción ecológica son impuestas por la normativa europea, sino que son restricciones que el Gobierno navarro está ejerciendo contra la voluntad de CPAEN/NNPEK. Dichas modificaciones no han sido consensuadas ni trabajadas con CPAEN/NNPEK y no han tenido en cuenta la realidad del sector ecológico”, explicaron los representantes del consejo. 

Además de las más de 50 adhesiones de organizaciones a la movilización, la asamblea general de CPAEN/NNPEK se posicionó el pasado 11 de noviembre a favor de la continuación de CPAEN/NNPEK “como única autoridad de control en Navarra y del mantenimiento de todas sus funciones”. Por todo esto, en la movilización exigieron “un decreto que sea la herramienta para poder llegar a los objetivos marcados por Europa y que apoye la transición hacia sistemas alimentarios justos, saludables y sostenibles“.

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO FORAL

Pocas horas después de que se conociera la postura de los colectivos, el Gobierno de Navarra publicó un comunicado para negar “rotundamente” que quiera privatizar el proceso de certificación ecológica. “Al contrario, la opción del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente es la producción ecológica y la certificación 100 % pública. El texto del proyecto de decreto foral sobre la producción ecológica mantiene a CPAEN / NNPEK como única autoridad de control y certificación en el territorio de la Comunidad Foral de Navarra, así como su carácter de entidad pública con autonomía para el cumplimiento de sus fines”, aseguró.

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente hizo hincapié en que “está actualizando” el decreto foral que data del año 1999 y adecuándolo al Reglamento UE 2017/625. “La adecuación de la normativa foral a la europea conlleva una alusión a que las entidades de control puedan ser públicas y/o privadas, pero que en ningún caso es la opción de Navarra, que deja claro en su proyecto de Decreto Foral que CPAEN/NNPEK es la única autoridad de control y certificación en el territorio de la Comunidad Foral de Navarra y también su carácter de entidad pública con autonomía para el cumplimiento de sus fines”, añadió.

El Gobierno navarro matizó que ve “clave contar con una acreditación externa que dé garantías a todo el proceso”

No obstante, el departamento matizó que ve “clave contar con una acreditación externa que dé garantías a todo el proceso”. Y, por ello, reconoció que “el proyecto de Decreto Foral establece la obligatoriedad de adquirir la certificación ISO 17065, ya exigida en las comunidades autónomas del entorno como País Vasco, Aragón, La Rioja o Cataluña”. Para ello, “se va a prolongar hasta dos años el plazo de acreditación de los requisitos que permitan a CPAEN / NNPEK actuar como única autoridad de control ecológico en la Comunidad Foral de Navarra”. “El control y certificación es un pilar fundamental de la producción ecológica en Navarra y la garantía para el consumidor de que está consumiendo realmente alimentos ecológicos. Si la autoridad competente, Gobierno de Navarra, delega la facultad de control, esta tiene que contar con las máximas garantías para el consumidor y para la propia autoridad competente, máxime cuando el Gobierno de Navarra se ha fijado el objetivo de alcanzar un 25 % de la superficie cultivada en ecológico para 2030”, alegó.

La norma internacional ISO 17065, remarcó el Ejecutivo foral, “establece la incompatibilidad de la función de asesoramiento con ser la autoridad de control”. En concreto, establece que las actividades de certificación “se deben ejecutar de manera imparcial y que el organismo de certificación y cualquier parte de la misma entidad legal y las entidades bajo su control organizacional no deben ofrecer ni suministrar consultoría a sus clientes”. “Pero ello no limita la autonomía de la gestión del consejo de CPAEN/NNPEK. De hecho, si atendemos a lo indicado en el artículo 6 del borrador de Decreto Foral, Naturaleza, adscripción y régimen jurídico del Consejo de Producción Ecológica, la promoción y fomento de la producción ecológica en la Comunidad Foral de Navarra se llevará a cabo a través del consejo de la producción ecológica de la Comunidad Foral de Navarra, que tendrá el carácter de corporación de derecho público con autonomía económica para el cumplimiento de sus fines, gozando de personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el desarrollo de los mismos, pudiendo realizar toda clase de actos de gestión y disposición”

“La defensa de este modelo se demuestra, además, por el respaldo económico del propio CPAEN/NNPEK y por la defensa ante la solicitud de una empresa privada y que fue rechazada, recurrida y llevada a los tribunales, siendo la sentencia favorable a Gobierno de Navarra”, concluyó el Ejecutivo foral.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario.


To Top