miércoles, 21 abril 2021

Más del 35 % de la oferta pública de alquiler se reservará para jóvenes

Esa es una de las medidas que contempla el plan foral Navarra Social Housing, según anunció María Chivite este miércoles durante una visita a las 62 VPO finalizadas por Nasuvinsa en Erripagaña (valle de Egüés). El 50 % de los alquileres en esta nueva residencia serán adjudicados a jóvenes. Además, el vicepresidente José María Aierdi añadió que las 524 viviendas promovidas por Nasuvinsa dentro del plan estarán finalizadas entre 2022 y 2023 para su entrega a las familias inquilinas, con una inversión que superará los 100 millones de euros.

Redacción
Pamplona - 7 abril, 2021

Chivite, Aierdi y el resto de autoridades que visitaron este miércoles Erripagaña. (Foto: cedida)

El Gobierno de Navarra reservará específicamente para personas jóvenes menores de 35 años más del 35 % de la oferta pública de alquiler, con una previsión de cerca de 200 Viviendas de Protección Oficial (VPO) del total de 522 que contempla el plan foral Navarra Social Housing.

Así lo anunció la presidenta María Chivite este miércoles durante la visita que realizó junto al vicepresidente y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, a las 62 VPO finalizadas por Nasuvinsa en Erripagaña (Valle de Egüés). El 50 % de estas se destinará a alquiler joven.

María Chivite: “La promoción de la vivienda de alquiler, como opción a la compra, constituye un eje estratégico de la acción política del Gobierno de Navarra”.

En el exterior de la urbanización, y “en cumplimiento de las medidas de prevención Covid-19“, se encontraban también el director gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona; el director general de Vivienda, Eneko Larrarte; la alcaldesa del Valle de Egüés, Amaia Larraya; la arquitecta técnica de esta sociedad pública asignada al proyecto, Marta Esparza; la arquitecta Elena Chávarri, del equipo redactor del proyecto y de dirección de obra; Berta Úriz, responsable del departamento de Vivienda de Nasuvinsa; Antton Alonso y Eduardo Montes, de la empresa constructora UTE Acciona-Servinabar. Chivite reafirmó el “compromiso programático del Gobierno con el alquiler protegido” que realiza a través del Navarra Social Housing, “un plan impulsado para dar respuesta a la creciente demanda en régimen de arrendamiento y a precios asequibles”.

“La promoción de la vivienda de alquiler, como opción a la compra, constituye un eje estratégico de la acción política del Gobierno de Navarra, a través Plan de Vivienda 2018-2023, que establece como máximas prioridades la rehabilitación y el alquiler social, mediante la promoción de vivienda de calidad constructiva y alta eficiencia energética según los estándares Passivhauss”, apuntó la presidenta.

524 VPO PARA 2023

Por su parte, el vicepresidente Aierdi ensalzó el plan Navarra Social Housing como la iniciativa pública “más ambiciosa” emprendida en materia de alquiler social: “Este plan foral ha dejado de ser un proyecto y constituye ya una realidad tangible, con un total de 395 VPO finalizadas o en construcción en estos momentos, que representan porcentualmente el 75,3 % del volumen residencial previsto en la primera fase, es decir, casi ocho de cada diez viviendas proyectadas”.

El consejero Aierdi anunció también que la totalidad de las 524 viviendas promovidas por la sociedad pública Nasuvinsa estarán finalizadas entre 2022 y 2023 para su entrega a las familias inquilinas a través del censo de solicitantes de vivienda protegida. La inversión global superará los 100 millones de euros, de los que 39,7 serán financiados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el resto mediante subvenciones del Ejecutivo foral y recursos propios de Nasuvinsa.

LA NUEVA RESIDENCIA EN ERRIPAGAÑA

El nuevo edificio residencial está situado en Erripagaña (valle de Egüés), en la avenida del mismo nombre, números 57 al 63. Su promoción y construcción supuso para Nasuvinsa una inversión de 9,94 millones de euros, con una subvención del Gobierno navarro de 2,49 millones.

El edificio cuenta con planta baja y seis alturas, destinadas íntegramente a uso residencial, con tres tipologías: 48 viviendas de dos dormitorios, trece de tres dormitorios y uno de cuatro dormitorios. Las superficies oscilan entre los 62 y 93 metros cuadrados. Todas las viviendas disponen de cocinas montadas, excepto los electrodomésticos.

De las 62 viviendas, 59 tienen dos baños e incorporan en todos los casos una mampara de vidrio en las duchas. En el sótano y semisótano se han habilitado 62 trasteros y otras tantas plazas de garaje, con rampa de acceso desde la fachada sur.

Entra aquí para leer más sobre construcción en Navarra.


To Top