lunes, 16 diciembre 2019

Millonarios: crecen en Navarra, se disparan en España

Entre 2007 y 2018, el número de personas con un patrimonio superior al millón de dólares aumentó un 27,45 % en la Comunidad foral, al pasar de 3.799 a 4.842, según los datos facilitados a NavarraCapital.es por el Departamento de Economía y Hacienda. Sin embargo, ese incremento es muy inferior al del conjunto del país, donde se ha multiplicado por 5,7 desde 2010. Varios expertos explican los posibles motivos de esta diferencia.

Gorka Moreno
Pamplona - 25 noviembre, 2019

En Navarra, el número de millonarios aumentó un 27,45 % entre 2007 y 2018. (Fotos: cedidas)

La entidad financiera suiza Credit Suisse abrió la lata el pasado 21 de octubre, con la publicación de su ‘Informe sobre la riqueza mundial’ relativo a 2019. Sus cifras sobre España, que reflejaban un desorbitado incremento del número de millonarios, fueron calificadas por muchos analistas como escandalosas.

Según Credit Suisse, el número de personas con un patrimonio neto superior al millón de dólares se ha multiplicado por 5,7 en España desde 2010.

El documento resaltaba que el número de personas con un patrimonio neto superior al millón de dólares (unos 900.000 euros) se había multiplicado por 5,7 desde 2010, al pasar de 172.000 en ese año a unos 979.000 a mediados de este.

España se convertía así en el décimo país del mundo con más millonarios, a pesar de ser la decimocuarta economía del mundo en PIB nominal (1,42 billones de dólares, es decir, 1,2 billones de euros), según el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. Y no solo eso, ya que el FMI la situó el año pasado en el puesto trigésimo cuarto en PIB per cápita medido por la capacidad adquisitiva (con 38.286 dólares, unos 31.065 euros). También resulta especialmente llamativo que ese ascenso en el ranking de países con más millonarios se produjera durante parte de la crisis, que precisamente le hizo perder su puesto de privilegio entre las diez economías más grandes del mundo.

España es el décimo país del mundo en número de millonarios, según Credit Suisse.

España es el décimo país del mundo con más millonarios, según Credit Suisse.

Además, el informe dejaba constancia de que el 1 % de la población posee actualmente el 47,19 % de la riqueza financiera (España se encuentra entre Alemania, donde el porcentaje asciende hasta el 54,58 %, e Italia, con un 39,74 %) y de que la riqueza total del país ha aumentado en una proporción similar, al pasar de 481.000 millones de dólares (431.293 millones de euros) a 2,64 billones (2,37 de euros).

RADIOGRAFÍA DE NAVARRA

Por ese motivo, NavarraCapital.es quiso comparar la evolución de la Comunidad foral con respecto a la registrada en el país. Y las diferencias son muy significativas. En Navarra, el número de millonarios también ha crecido, pero en mucha menor medida.

Utilizando como fuente el impuesto de patrimonio, las cifras facilitadas a este medio por el Departamento de Economía y Hacienda confirman un aumento del 27,45 % entre 2007, año previo al estallido de la crisis, y 2018.

Así, se puede observar que el número de declarantes con una base imponible mayor a los 900.000 euros (para poder hacer una comparativa con el estudio de Credit Suisse) pasó de 3.799 en 2007 a 4.842 el año pasado, cuyos datos aún son “provisionales”.

El punto de partida es 2007 y no 2010 como hizo la entidad suiza porque, según matizan las fuentes consultadas, el impuesto de patrimonio “fue derogado” entre 2008 y 2010.

En Navarra, el pico de millonarios se registró en 2017, año en que se contabilizaron 5.005.

A lo largo del período analizado, la cifra más baja de millonarios se contabilizó en 2011, con 3.798 (uno menos que en 2007), mientras que la más alta se registró en 2017, con 5.005 (163 más que el año pasado). Y a partir de las cifras obtenidas, se puede apreciar que el crecimiento muestra altibajos.

El número de millonarios en 2012 fue 3.934; en 2013, 4.435; en 2014, 4.657; en 2015, bajó a 3.837; en 2016, subió a 4.762; en 2017, se alcanzó el tope con 5.005; y en 2018, volvió a producirse un descenso hasta los 4.842. “Son cifras que no representan grandes variaciones y que oscilan, en buena medida, debido a distintas modificaciones normativas”, valoran desde el departamento que dirige Elma Saiz.

POSIBLES EXPLICACIONES

Pero los expertos consultados por NavarraCapital.es apuntan a un posible motivo muy concreto para explicar por qué ese aumento del número de millonarios presenta oscilaciones y es tan inferior con respecto al del país: en los últimos años, según ellos, Navarra dejó de ser un destino fiscal interesante para las personas con mayor poder adquisitivo.

Según varios expertos, en los últimos años Navarra dejó de ser un destino fiscal atractivo para los millonarios.

Por ejemplo, Ángel Luis Chocarro, presidente del Colegio de Economistas de Navarra, considera “sorprendente” que el crecimiento no se produzca “en la misma proporción” que en España, sobre todo teniendo en cuenta que la Comunidad foral sigue “los mismos patrones de crecimiento” y que, incluso, sus datos económicos “son mejores” que los de muchas regiones. “Esto debe hacernos reflexionar, por un lado, sobre la capacidad de atracción para personas con altas capacidades económicas y, por otro, sobre la existencia de factores que pudieran disuadir la permanencia en el territorio foral”, remarca

Para una región como Navarra, con régimen fiscal propio, la presencia de estas personas “es verdaderamente importante”. La razón, más allá de posicionamientos ideológicos, parece evidente: “Cuantas más residan y tributen, mayor será la recaudación impositiva para atender los gastos públicos. Además, en muchos casos realizan una actividad económica generadora de empleo y riqueza y son capaces de emprender”.

Chocarro cita el caso de Madrid, que no solo es un “gran tractor de actividad y desarrollo económico” por su capitalidad, sino también porque ha realizado “un esfuerzo fiscal muy importante”, al eliminar “parte de la carga a estas personas (bonificación del 100 % en el impuesto de patrimonio y el impuesto de sucesiones)”.

Por eso, el presidente del Colegio de Economistas de Navarra cree que ha llegado el momento de reflexionar a fondo sobre el proyecto de sociedad que la Comunidad foral quiere para el futuro y, en consecuencia, sobre cómo se pretende sostener desde el punto de vista financiero.

Precisamente, Carlos Medrano, economista y director de Eximia Consultores, ve probable también que, a partir de determinadas cantidades, el patrimonio esté más concentrado en las empresas, ya que el IRPF incluye un tipo más alto en Navarra que el impuesto de sociedades. A esto se suma la competencia fiscal entre regiones de la que igualmente habla Chocarro, que “está a la orden del día”. De modo que la Comunidad foral, según Medrano, debería mejorar su competitividad en materia impositiva.

“En Madrid, además, el IRPF máximo está en el 43,5 %. En Navarra, para las rentas más altas se sitúa en el 52 %. No es fácil que los contribuyentes muevan su vivienda y menos aún sus empresas, pero conozco un caso de un matrimonio, ya jubilado, que se ha ido a Madrid porque el ahorro fiscal le suponía más de 400.000 euros al año (contando sucesiones)”, desgrana.

Además, existen otros elementos que también pueden estar detrás de este fenómeno. Por un lado, “Navarra y Pamplona son más pequeñas” de lo que sus ciudadanos a menudo piensan. “Las grandes operaciones de compraventa de compañías se dan en las grandes ciudades. Una operación de este tipo puede generar millones de euros a repartir entre los socios”, resalta el director de Eximia Consultores.

Carlos Medrano.

Carlos Medrano.

Por otra parte, el precio de los pisos es mucho más alto en Madrid y Barcelona que en Navarra. De modo que resulta habitual encontrar inmuebles en estas ciudades por cantidades que rondan o superan el millón de euros. Y lógicamente, quien vende uno de estos ya es considerado millonario.

José Félix García Tinoco, consultor, formador y doble Premio Nacional de Fin de Carrera en Empresariales y en Administración y Dirección de Empresas, comparte el diagnóstico fiscal de Chocarro y Medrano y ahonda un poco más en los “relevantes” cambios acaecidos en la legislatura anterior.

“En 2015, había domiciliadas en nuestra comunidad ocho sicavs. Pocos meses después, ninguna. Además, según un informe reciente de la Fundación para el Avance de la Libertad, el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal en Navarra, con respecto al resto de comunidades autónomas, ha bajado de la séptima posición en 2017 a la decimocuarta en 2019”, detalla.

José Félix García Tinoco.

José Félix García Tinoco.

García Tinoco plantea si es bueno o no que el incremento de millonarios sea inferior al del resto del país. Para él, si conllevara una mejor redistribución de la riqueza, podría entenderse como algo “positivo”. Pero si el motivo de fondo es que muchos “se han marchado” a otras regiones, “sería malo”. Porque “nos guste o no, estas personas aportan mucho a nuestra economía”.

Para responder a esta pregunta, recurre al índice de Gini, que mide la equidad de los ingresos en una población. El 0 implica que todas las personas reciben la misma renta, es decir, que existe “una equidad perfecta”. El 1 representa la “inequidad total”.

“En nuestra comunidad, prácticamente no ha variado. Según el Instituto de Estadística de Navarra, en 2011 era del 0,296; y en 2017, del 0,281. ¿Estamos ante el caso de que (muchos millonarios) han abandonado nuestra comunidad? Posiblemente podemos intuir la respuesta con otra pregunta: de las más de 5.500 empresas que han abandonado Cataluña, ¿cuántas han venido a Navarra?”, cuestiona.

Quizás, en el fondo, todos estos motivos también subyazcan en algunos de los proyectos de ley sobre materia fiscal aprobados el pasado 15 de noviembre por el Gobierno de Navarra, que incluyen medidas como la supresión del impuesto al patrimonio empresarial o la deflactación de la tarifa del IRPF, entre otras. Pero ahora deberá ser el Parlamento el que decida si salen adelante o no. Y en caso afirmativo, el tiempo dirá si mejoran la competitividad fiscal de la comunidad.

Entra aquí para leer más sobre economía.


To Top