sábado, 4 diciembre 2021

Navarra solo recupera el 6,7 % de los empleos perdidos en el confinamiento

Después de tres meses consecutivos de alza del paro, la Comunidad foral terminó 2020 con 7.439 personas desempleadas más que el año anterior (+22,41 %). De esta manera, suma ya un total de 40.637 parados. Los sindicatos insistieron este martes en la necesidad de poner en marcha el nuevo Plan de Empleo de la región.

Redacción
Pamplona - 5 enero, 2021

Las ramas de transporte, almacenamiento y servicios postales aumentaron en un 41,5 % su contratación. (Foto: archivo)

Navarra cerró 2020 con 7.439 personas desempleadas más (+22,41 %) que en 2019. Además, en diciembre el paro experimentó una importante subida, con un aumento de 1.110 personas (+ 2,81 %) respecto al mes anterior. Encadenó así tres meses consecutivos de alza del desempleo, después de que en noviembre este aumentara en 619 personas (+ 1,59 %) y, en octubre, registrara una incremento de 763 respecto al mes anterior (+2 %). La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, explicó que “además del efecto de la pandemia, diciembre es un mes habitualmente adverso para el empleo”. Sin embargo, no dejó de trasladar la “preocupación” del Observatorio de la Realidad Social -adscrito a su departamento- por la evolución del desempleo en los próximos meses, en un escenario actual de “continua incertidumbre, mayor si cabe por la llegada de la tercera ola y sus inciertas consecuencias”.

De esta forma, la Comunidad foral ya suma 40.637 personas desempleadas. El aumento del paro, además, vino acompañado de un descenso de las afiliaciones a la Seguridad Social. En concreto, la caída fue de 2.752 personas (-0,95 %) en términos interanuales y un total de 93.787 contratos menos (-23,5 %) que en 2019. En diciembre, las afiliaciones a la Seguridad Social registraron una bajada de 1.307 personas respecto al mes anterior (-0,45 %).

A pesar de los datos registrados, Navarra fue la quinta comunidad autónoma que menos empleo destruyó en 2020.

A pesar de estos datos negativos, la situación en la Comunidad Foral es “ligeramente” mejor que en el resto del Estado, donde el incremento anual del paro fue cinco décimas mayor (22,9 %) y la pérdida de empleo, medida a través de las afiliaciones, casi dobló el porcentaje navarro, situándose en el 1,86 %. De hecho, Navarra fue la quinta comunidad autónoma que menos empleo destruyó.

Finalmente, los datos presentados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cifraron el número de personas en ERTE en Navarra al finalizar el año en 8.586. Se trata de 1.974 menos que en noviembre (-18,7 %). A nivel estatal, en cambio, el número de personas en ERTE se incrementó con respecto a noviembre en un 1,2 %.

POR SEXO Y SECTORES

Los sectores económicos más afectados en el conjunto del año fueron la hostelería, con 1.024 personas más en paro y un 33,1 % de incremento anual; el comercio al por menor, con 606 personas paradas más (+23 %); y las denominadas actividades relacionadas con el empleo (541 más, un 17,1 % de aumento).

Al finalizar el año se contabilizaron 8.586 personas en ERTE, un 18,7 % menos que en noviembre.

En diciembre, por otra parte, las actividades más afectadas fueron las relacionadas con el empleo como las ETT (con 437 personas desempleadas más respecto a noviembre), la Administración pública y Seguridad Social obligatoria (106 personas paradas más) y la industria de la alimentación, con un incremento de 105 personas más. La evolución de estas actividades, según aclaró el Gobierno foral, viene determinada “por un claro componente estacional”.

La variación mensual del desempleo por sexos reflejó un mayor aumento en el número de hombres parados (4,9 %) que de mujeres (1,3 %). No obstante, en términos anuales la subida fue similar para hombres, con un incremento del 22,7 % (3.218 personas), y mujeres, con una subida del 22,2 % (4.221 personas). A 31 de diciembre, el 57,1 % de las personas paradas en Navarra eran mujeres, frente al 42,9 % de hombres.

En cuanto a la edad, el mayor aumento del desempleo se dio en el grupo de 35 a 44 años, con un incremento en diciembre del 4,2 % (390 personas paradas más). Sin embargo, los jóvenes fueron los más afectados en la pandemia, con un aumento del 49,7 % frente a la media del 19,6 % en todos los grupos de edad.

LOS CONTRATOS

Por otro lado, en diciembre se registraron 25.530 contratos, un 3,9 % menos (1.029) que en el mes anterior. Se trató, no obstante, de un descenso menor que el contabilizado en diciembre de 2019 (-10,6 %). Entre diciembre de 2019 y el mismo mes de 2020 se constató una caída del número de contratos registrados del 7,9 %. Por tipología, se trató de una bajada del 20,8 % en contratos indefinidos y del 8,7 % en los temporales. Del total de los contratos registrados en diciembre, el 5,4 % fueron indefinidos y el restante, 94,6 %, temporales. En términos anuales acumulados, se firmaron 93.787 contratos menos que en el ejercicio anterior (-23,5 %), habiéndose registrado 305.030 contratos a lo largo de 2020 frente a los 398.817 de 2019.

Destacó la caída de los contratos de la hostelería, con 2.963 contratos menos entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, lo que supone un descenso del 73,7 %. Las ramas de transporte, almacenamiento y servicios postales registraron un aumento del 41,5 % en la contratación respecto a diciembre de 2019. Respecto de la cobertura del desempleo, con datos de noviembre, se produjo un aumento del número de beneficiarios hasta alcanzar 17.643 personas. No obstante, es una cifra un 65,4% menor a la registrada en mayo  (50.999 personas beneficiadas).

VALORACIONES

UGT fue la primera entidad en valorar los “pésimos” datos. En este sentido, el sindicato alertó de que “Navarra solo ha logrado recuperar 500 de los 7.162 empleos destruidos en los tres meses de confinamiento domiciliario, lo que representa un escaso 6,7%”. Asimismo, constató que el aumento del desempleo “se ha repartido de manera crecientemente desigual”, afectando especialmente a trabajadores del sector servicios, a mujeres, a trabajadores extranjeros y a jóvenes menores de 25 años. Por eso, la organización sindical exigió “una vez más” que el Ejecutivo navarro emplee la “máxima celeridad en la elaboración y negociación del Plan de Empleo, al que es necesario destinar todos los recursos económicos necesarios, priorizando como objetivos la rápida recuperación del empleo, el reforzamiento de la estabilidad y calidad de los puestos de trabajo, la atención prioritaria a los sectores más castigados por la pandemia y la corrección de las crecientes desigualdades y discriminaciones”.

A 31 de diciembre de 2020, el 57,1 % de las personas paradas en Navarra eran mujeres frente al 42,9 % de hombres.

Por otra parte, CCOO Navarra destacó que las estadísticas forman parte de “una foto que revela claramente la precariedad y la desigualdad laboral que sigue arrastrando un mercado de trabajo con importantes déficits en medidas de conciliación y con un tejido productivo incapaz de garantizar empleos de calidad”.

Así, dicho sindicato aseguró que resulta “imprescindible” derogar “los aspectos más lesivos de la reforma laboral” y exigir “un mayor compromiso al empresariado para utilizar la contratación estable”. Por otra parte, la organización estimó necesaria la extensión de los ERTE “mientras duren los efectos” de la crisis sanitaria, reclamó la puesta en marcha “con urgencia” de planes de choque “para apoyar a los grupos más vulnerables que más están sufriendo el impacto de la crisis” y exigió “subir cuanto antes el Salario Mínimo Interprofesional”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top