Navarra Suma reclama en vano unos Presupuestos nuevos

martes, 26 mayo 2020

Navarra Suma reclama en vano unos Presupuestos nuevos

Durante el pleno de este jueves, Javier Esparza subrayó que las cuentas públicas aprobadas en febrero "ya no sirven", de ahí que presentara una moción al respecto. Pero el texto contó con el rechazo de los demás grupos parlamentarios, que abogaron por explorar antes otras vías como acometer una reforma fiscal, la emisión de deuda pública dentro de los márgenes que se autoricen, buscar nuevos nichos de ingresos, reordenar el gasto...

Redacción
Pamplona - 21 mayo, 2020

El líder de Navarra Suma reclamó unos Presupuestos Generales nuevos para la región. (Foto cedida)

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, reclamó este jueves al Gobierno foral que diseñe unos Presupuestos Generales nuevos para la región ante la crisis desatada por el coronavirus. Porque, según él, los aprobados el pasado mes de febrero “ya no sirven”. Y para argumentar su postura, puso sobre la mesa algunos datos: la bajada de ingresos tributarios prevista por el Ejecutivo de María Chivite, cifrada en 818,8 millones (-20,2 %); o la caída del PIB, que “podría oscilar” entre el 6,4 y el 9 %, también de acuerdo a las predicciones hechas públicas por las autoridades navarras. “Lo quieran o no, van a tener que hacerlo. Y me preocupa que digan que no son necesarios”, criticó durante el pleno del Parlamento foral.

Eso sí, Esparza, cuyo grupo presentó una moción por la que instaba al Ejecutivo foral a remitir a la Cámara un instrumento normativo que permita modificar la Ley Foral 5/2020 de Presupuestos Generales de Navarra, precisó que el discurso del Gobierno foral va cambiando “con el paso de las semanas”.

Javier Esparza: “No vamos a oír hablar de recortes o tijeretazos, que tanto usaron cuando estábamos en el Gobierno. Hablan de ordenar, revisar, corregir, reorientar, redibujar… Eufemismos para evitar la palabra maldita”.

De hecho, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, reconoció hace unos días la necesidad de “revisar” las cuentas públicas. Aunque a juicio del portavoz de Navarra Suma, las autoridades forales están utilizando “eufemismos” para evitar “la palabra maldita, la palabra recortes” y construir así un relato edulcorado.

“No vamos a oír hablar de recortes o tijeretazos, que tanto usaron cuando estábamos nosotros en el Gobierno. Hablan de ordenar, revisar, corregir, reorientar inversiones, redibujar los Presupuestos desde la sensatez… No usen la palabra recortes si no quieren, pero las cosas al final son como son”, remarcó el líder regionalista, cuyo texto contó con el rechazo de todos los grupos parlamentarios.

Por eso, dejó claro que Navarra Suma no va a permitir recortes “de forma encubierta” y remarcó que, a pesar de ser “un Ferrari”, la Comunidad foral “va de las últimas” en esta crisis. Según interpeló al resto de formaciones políticas, “todos ustedes conocen la realidad y no pueden hacerse trampas al solitario”. “Veremos cómo terminamos. Ustedes son un circo desde el punto de vista de la gestión”, concluyó.

LA RESPUESTA SOCIALISTA

El secretario de Organización socialista, Ramón Alzórriz, salió al quite para subrayar que “la gran fortaleza” de la región frente a la pandemia son, precisamente, sus Presupuestos. De modo que defendió su vigencia y su utilidad. “No fracturen Navarra en la peor crisis de la historia. Usted, si fuera al Deluxe, no diría la verdad ni cuando le preguntaran su nombre. Miente sistemáticamente”, espetó a Esparza visiblemente airado.

Ramón Alzórriz: “Usted, si fuera al Deluxe, no diría la verdad ni cuando le preguntaran su nombre”.

Alzórriz resaltó que la Comunidad foral cuenta con un “potente” tejido productivo; una “importante” concertación y diálogo social; una Hacienda propia; una “saneada situación económica”; y unos Presupuestos ya aprobados, “que dan certeza y agilidad en la toma de decisiones”.

De ahí que el portavoz socialista emplazara a Esparza y Navarra Suma a diseñar propuestas que enriquezcan los Presupuestos Generales del próximo ejercicio, no los de 2020.

LA OPINIÓN DE GEROA BAI

Uxue Barkos (Geroa Bai) asumió como una “evidencia” que los Presupuestos se aprobaron en una coyuntura distinta. Y dejó claro que las cuentas públicas “deben revisarse”, igual que “hay que emitir deuda, hay que revisar la fiscalidad, hay que pensar cómo reordenar el gasto y cómo buscar nuevos nichos de ingresos”.

Uxue Barkos: “La reforma de los Presupuestos no es el primer estadio que hay que reformar. Si queremos bronca en Parlamento, eso es otro tema”.

Barkos resaltó que los regionalistas “siempre se olvidan” de formular propuestas en este último ámbito: “La reforma de los Presupuestos no es el primer estadio que hay que reformar. Si queremos bronca en Parlamento, eso es otro tema. Llegar a la reforma presupuestaria no sé si será el ultimo de los estadios, pero previamente hay muchos más que abordar”.

Por eso, la líder nacionalista hizo hincapié en la importancia de fomentar “estrategias para la conciliación” en estos momentos y pidió directamente a la oposición que no se dedique a  “sembrar la crispación”.

NUEVA FISCALIDAD Y DEUDA

Por su parte, Adolfo Araiz (EH Bildu) admitió que la región “no puede estar eternamente en esta incertidumbre para evitar lo ocurrido en 2008” e interpeló a Alzórriz para recordarle la necesidad de contar con “un rumbo” si el Gobierno quiere que “todos rememos juntos”.

Adolfo Araiz: “Lo que usted ha traído es que su formación da por buenos los recortes, que esa es la única alternativa”.

Pero enfatizó que hay otras posibilidades “antes de poner patas arriba los Presupuestos” y “dar la vuelta al calcetín”. A este respecto, se refirió a una nueva fiscalidad, a explorar los límites asumibles de deuda pública… “Lo que usted ha traído es que su formación da por buenos los recortes, que esa es la única alternativa. Y da por hecho que ya hemos perdido 800 millones y pico de ingresos”, señaló.

Mikel Buil (Podemos-Ahal Dugu) puso el foco en que pensar ahora en unos nuevos Presupuestos es “un ejercicio inútil“. Sobre todo porque la cuenta de ingresos y gastos “no ha terminado de componerse”, por “mucha prisa que tenga Navarra Suma”. De modo que, para él, el debate actual debería centrarse en plantear iniciativas para “una reforma fiscal”.

Mikel Buil: “A usted (en referencia a Esparza) le interesa ver la foto con el peor escenario posible y articular los peores Presupuestos”.

“Deberían preocuparnos los ingresos. Ya hay propuestas como la tasa Google o la tasa Tobin. Navarra Suma pretende relativizar la palabra recorte. Nosotros vamos a priorizar los derechos. A usted (en referencia a Esparza) le interesa ver la foto con el peor escenario posible y articular los peores Presupuestos. Pero debería ofrecer propuestas sobre cómo mejorar los ingresos”, apuntó.

Finalmente, Marisa de Simón (I-E) indicó que los Presupuestos Generales de Navarra “ya están sufriendo modificaciones” desde el inicio de la pandemia. Y planteó que el verdadero problema es cómo se van a financiar “los 180 millones de agujero previstos” para 2020.

Marisa de Simón: “Falta saber qué ingresos llegarán de Europa, cuánto llegará de los 16.000 millones estatales, qué capacidad tendremos para incrementar la deuda…”.

“Cuando oigo a Navarra Suma, no termino de entender lo que proponen. Si recortar de aquí o de allá… Veo que no hay una reforma fiscal en su agenda. Todavía estamos en un escenario muy incierto. Y falta saber qué ingresos llegarán de Europa, cuánto llegará de los 16.000 millones estatales, qué capacidad tendremos para incrementar la deuda… Eso marcará cuánto habrá que redirigir de unas partidas a otras”, valoró.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top