"Navarra tendrá su Congreso de Empresa Familiar más pronto que tarde"

martes, 11 agosto 2020

“Navarra tendrá su Congreso de Empresa Familiar más pronto que tarde”

Juan Corona, director general del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), afirmó en Capital Directo, espacio patrocinado por Banco Santander, que en principio se mantienen la convocatoria, la sede y la fecha del encuentro, previsto para los días 25, 26 y 27 de octubre. Pero también admitió que podría haber modificaciones en este sentido, dependiendo de las directrices que marque la futura normativa sanitaria.

Jesús Jiménez | Gorka Moreno
Pamplona - 11 junio, 2020

El director general del IEF, Juan Corona, fue entrevistado este jueves por el director de NavarraCapital.es, Gorka Moreno.

El director general del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Juan Corona, confirmó que “Navarra tendrá su Congreso Nacional de la Empresa Familiar más pronto que tarde”. Así lo indicó este jueves durante su intervención en Capital Directo, espacio de entrevistas en streaming promovido por NavarraCapital.es y patrocinado por Banco Santander. En esta ocasión, además, también colaboró la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN)

Corona se refirió de esta forma al XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, cuya celebración está prevista para los próximos días 25, 26 y 27 de octubre en Pamplona. Por un lado, apuntó que el IEF mantiene la convocatoria, la sede y la fecha elegidas en un primer momento. Pero, al mismo tiempo, también admitió que podrían producirse modificaciones de agenda debido a la nueva regulación sanitaria que se apruebe tras la derogación del estado de alarma: “Nuestra voluntad es hacerlo y hacerlo lo mejor posible”.

De cara al Congreso, el IEF está trabajando junto a ADEFAN. Y precisamente en este sentido, Corona destacó la importancia de las empresas familiares en Navarra, que conforman “un tejido espectacular y con un enorme arraigo y vinculación con el territorio”.

“QUEREMOS AYUDAR”

“Las empresas familiares navarras representan un tejido espectacular, que mantiene un enorme arraigo y vinculación con el territorio”.

A este respecto, el director general del IEF lamentó el escaso reconocimiento que tienen este tipo de compañías, a pesar de que suman 1,1 millones en España, representan el 57 % del PIB y generan 6,6 millones de empleos. Y reivindicó su participación en los foros de decisión política. “Las empresas familiares son la columna vertebral y hay que escucharlas”, subrayó. De ahí la propuesta planteada recientemente por el Instituto para formar una comisión asesora de expertos a nivel nacional que, al margen de la promovida en el Congreso de los Diputados y “sin ánimo de menoscabar la actividad de esta”, defina una hoja de ruta para salir de la crisis. Una propuesta a la que Moncloa todavía no ha respondido y en la que se reunirían expertos con empresarios de máximo nivel, que hayan demostrado su capacidad para crear empleo y generar crecimiento. “Muchos países en Europa ya lo están haciendo”, recordó.

“Ojalá esta crisis sirva para que las empresas decidan apostar por el tamaño, como en 2008 lo hicieron por salir al exterior”. 

Dicha iniciativa, además, ha coincidido en el tiempo con la llegada a la Presidencia del IEF de Marc Puig, de quien Juan Corona destacó los tres retos que ha planteado de cara al futuro. El primero de ellos, a corto plazo, es la recuperación “cuanto antes” del empleo, la actividad económica y las empresas. A medio, la promoción de un nuevo modelo de capitalismo más humano y, finalmente, dar visibilidad a los numerosos casos de éxito protagonizados por las empresas familiares. Vinculado a este último desafío, el Instituto de la Empresa Familiar desea colaborar en el diseño de un marco legal que facilite la transición y tenga una vigencia prolongada.

CRISIS DE 2008 VS CRISIS ACTUAL

El director general del IEF finalizó la entrevista con diversas reflexiones sobre la situación en la que se encuentran la empresa y la economía españolas ante la irrupción del coronavirus. Además de mostrarse partidario de rebajar los impuestos y aumentar el gasto público para reactivar la economía, mejorando eso sí su eficiencia, precisó que la crisis del 2008 propició la internacionalización de muchas compañías, gracias a lo cual se encuentran en mejor posición que hace doce años para afrontar las dificultades actuales: “Ojalá esta sirva para que las empresas decidan apostar por ganar en tamaño, como entonces lo hicieron por salir al exterior”.

“El Gobierno tiene la obligación de sacarnos de esta crisis”.

Frente a los malos augurios a los que se enfrenta la economía española, con una caída del PIB para este año que puede llegar al 15 %, defendió la necesidad de aprender de aquellos Estados vecinos que “ya están trabajando bien”, como Alemania. “No es un desdoro, es inteligente y hay que hacerlo rápido y ágilmente”, argumentó al tiempo que puso en valor “la suerte” que supone la pertenencia a la Unión Europea ante una hecatombe mundial como la provocada por el coronavirus.

También dejó constancia de que recuperar la confianza de los consumidores y los mercados será crucial para superar las consecuencias de la pandemia. Y ante la pregunta del director de este medio, Gorka Moreno, de si cree que el Gobierno español será capaz de sacarnos de esta crisis, sentenció que “tiene la obligación de hacerlo”. 

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top