martes, 16 julio 2024

Osasuna prevé perder 1,6 millones esta temporada

Para la campaña 2022-2023, el club proyecta unos ingresos de 69,1 millones de euros y unos gastos de 70,7. Por otro lado, la entidad rojilla anunció este viernes que durante la temporada pasada perdió algo más de un millón después de impuestos.


Pamplona - 14 octubre, 2022 - 14:59

En una década, Osasuna ha pasado de tener un presupuesto de 29 millones a uno de casi 70. (Foto: archivo)

Osasuna anunció este viernes que cerró la temporada 2021-2022 con 1 millón de euros de pérdidas después de impuestos. El club ya anunció pérdidas por importe de 1,6 millones en diciembre de 2021 y una reducción sobre los ingresos previstos de 2,6 millones, lo cual hizo que las pérdidas hayan sido de 3 millones de euros antes de impuestos. Finalmente, «un mejor comportamiento en la segunda fase de la temporada permitió cerrar las cuentas con 1.053.060 euros de pérdidas después de impuestos».

«A este resultado se ha llegado principalmente por la reducción de los ingresos por derechos de retransmisión de TV respecto a los importes presupuestados. Los ingresos de LaLiga se han visto afectados por el efecto Covid-19 en el canal Horeca y por problemas en el cobro con el operador en el mercado chino. Esto se ha trasladado al reparto afectando a los ingresos de los clubes», explicó el club citando la auditoría realizada. Durante la temporada 2021-2022, LaLiga sufrió el impago por parte del operador con derechos en China, lo cual tuvo un impacto de 2,6 millones en las arcas de Osasuna.

Además, durante la pasada temporada hubo siete partidos con restricciones de aforo por el Covid-19, lo cual tuvo un impacto superior al millón de euros en socios y taquillas. «Esos 3,6 millones menos de ingresos sobre lo inicialmente previsto han provocado el resultado negativo del ejercicio, si bien una gran parte de esa merma ha podido ser compensada gracias al mejor comportamiento de los ingresos en el segundo semestre de la temporada», valoró la entidad. A ello ayudaron, por ejemplo, los cerca de 250.000 euros ingresados por la participación de Ante Budimir en la pasada Eurocopa o los 300.000 que la celebración del encuentro internacional entre Argentina y Estonia dejó en junio.

La cifra de negocios del club se situó la pasada temporada en 63,8 millones de euros, 5,6 millones más que en la temporada anterior. Dicha subida se debió «sobre todo a la recuperación de ingresos de socios tras la pandemia, ya que en la campaña 20-21 apenas se ingresaron 1,1 millones por socios y taquillas y en la 21-22 fueron 5,3 millones».

A pesar de las pérdidas, la deuda neta de la entidad «se vio reducida en un 10 % durante la temporada», situándose a 30 de junio de 2022 en 51,1 millones de euros frente a los 56,8 millones de un año antes. Es decir, a lo largo de la temporada 21-22 la deuda neta bajó en 5,7 millones de euros. «Esto ha sido posible gracias por un lado a la reducción de deudas, principalmente con entidades deportivas, y especialmente a la mejora de la tesorería del club. Una mejoría que también se ha notado significativamente en el Fondo de Maniobra, que aumenta en casi 16 millones de euros aunque continúa en negativo», añadió Osasuna.

EL ACUERDO CON CVC

La estructura de la deuda del club experimentará un cambio sustancial a partir de la temporada en curso debido al préstamo de 52 millones de euros de LaLiga provenientes del acuerdo con CVC (Plan Impulso). Hasta el 30 de junio de 2022, el club había ingresado 16 millones de los 52 previstos, «que son los que figuran en las cuentas que se ponen a disposición de los socios».

«Se han cobrado durante este verano otros 10 millones de euros adicionales, quedando pendientes dos cobros más de 12,9 millones cada uno el 30 de junio de 2023 y el 30 de junio de 2024. Así se completarán los 52 millones de euros que LaLiga prestará a Osasuna dentro del acuerdo entre la patronal y el fondo CVC», especificó el club.

Por otro lado, durante la pasada temporada Osasuna aportó 34,8 millones de euros a las arcas públicas en impuestos. De ellos, al menos 33 han ido a parar directamente a la Hacienda Foral (22 provenientes de IRPF y 11 del IVA). Además, la Seguridad Social ha recaudado casi 2 millones de euros durante el pasado ejercicio.

PRESUPUESTO 2022-2023

Finalmente, en cuanto al presupuesto que se someterá a votación de los socios compromisarios en la Asamblea del próximo día 30, Osasuna ha previsto unos ingresos de 69,1 millones de euros y unos gastos de 70,7 millones. Es decir, prevé concluir la temporada 2022-2023 «con unas pérdidas de 1,6 millones de euros».

En el presupuesto realizado en junio y enviado a LaLiga, el club preveía un escenario con beneficios. Este cambio de escenario «se debe a la utilización de fondos del Plan Impulso para la plantilla deportiva»: «Como es conocido, el 15 % de los fondos pueden utilizarse en plantilla deportiva. La temporada 21-22 no se utilizaron para este fin, pero sí se han dispuesto parcialmente en la 22-23, por lo que todo ese exceso va a la cuenta de pérdidas y ganancias, provocando el mencionado resultado negativo del ejercicio. Se trata, en cualquier caso, de una pérdida que viene acompañada por financiación a largo plazo y que además deberá compensarse en los próximos ejercicios, equilibrando así la situación».

Además, en la presente temporada se espera alcanzará un récord de ingresos con una cifra de negocios de 65 millones de euros y unos ingresos totales que rondarán los 70 millones.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.

Archivado en:

Navarra · Osasuna · Pamplona · Deporte Navarra ·


To Top