Ostiz: un relevo generacional en pantalla LED

viernes, 14 agosto 2020

Ostiz: un relevo generacional en pantalla LED

Jesús Ostiz y Lucía Ostiz, de Ostiz Audiovisuales, trabajan juntos desde hace quince años. Poco a poco, padre e hija están llevando a cabo una transición "fácil", ya que Lucía es "una mujer preparada" que dirige el negocio "exitosamente", cuenta orgulloso su padre. Ambos comparten los retos de futuro de esta empresa familiar, que el año que viene se trasladará a unas nuevas instalaciones en Mutilva.

Irene Iriarte
Pamplona - 11 diciembre, 2019

Jesús Ostiz, encargado del área de Integración e Instalación, y Lucía Ostiz, gerente y responsable del área de Eventos. (Fotos: Víctor Rodrigo)

Sonríen entre ellos mientras analizan los proyectos que tienen pendientes. Se entienden a la perfección. Por algo son padre e hija. Llevan mano a mano quince años. Para él, que Lucía, actual gerente de Ostiz Audiovisuales, siga sus pasos supone una gran satisfacción. Es “lo mejor que le puede pasar a un padre”.

Sin ella, Jesús Ostiz, actualmente encargado del área de Integración e Instalación de la empresa, no hubiera llevado a cabo muchos de los proyectos que la compañía ha realizado a lo largo de los últimos años. Lucía es consciente de la suerte que tiene, trabaja en algo que le apasiona y lo hace junto a su padre. Para ella, el truco reside en la capacidad de transmisión: “Creo que la clave es que te hagan sentir esa ilusión con la que mi padre habla del trabajo y de los clientes con los que trata en su día a día”. 

Lucía Ostiz: “La clave es que te hagan sentir esa ilusión con la que mi padre habla del trabajo y de los clientes”.

Jesús, con un orgullo pleno, asegura a NavarraCapital.es que su hija es una mujer muy preparada, tanto en economía como en el sector audiovisual, y que “pilota” la empresa mucho mejor que él. Así que el relevo generacional, lejos de suponer un hándicap, ha fortalecido el negocio en gran medida. “Antes era más fácil llevar una empresa de este tipo. Ahora es necesario tener conocimientos”, resalta

Ostiz Audiovisuales es una empresa del sector audiovisual, que diseña proyectos creativos a medida para el equipamiento de instalaciones en cualquier evento. Cuenta con casi dos décadas de trayectoria, trabajando siempre con tecnologías de primer nivel: “Una de nuestras condiciones es tener la última tecnología que ha salido en el mercado. Nos gusta invertir en ella para estar equipados y poder ofrecer a nuestros clientes precios muy competitivos”, cuenta Jesús.

Ostiz Audiovisuales se dedican al equipamiento de sus instalaciones en cualquier evento.

Ostiz Audiovisuales se dedica al equipamiento de instalaciones en cualquier evento.

La compañía fue creada en el año 2000 por Jesús y su equipo. Decidieron evolucionar su anterior modelo de negocio “porque realmente era lo que estaba empezando a florecer”. Hasta entonces, Jesús se había centrado en la venta de productos de imagen y sonido. Y toda esa andadura previa le facilitó hacerse un hueco en el sector audiovisual de Navarra, que él y su hija han aprovechado hasta posicionarse como una empresa de referencia dentro de su sector: “Nuestra comunidad tiene de bueno que si lo haces bien, te conocen. Nos conocían muchas personas de aquí. Empiezas de cero en cuanto a conocimientos y materiales, pero comienzas con lo más importante: las personas que confían en nosotros”. 

Jesús Ostiz: “Nuestra comunidad tiene de bueno que si lo haces bien, te conocen. Nos conocían muchas personas de aquí”.

Numerosas cajas, proyectores y altavoces llenan las amplias estanterías de Ostiz Audiovisuales. Solo hace falta ver el almacén de la empresa para constatar que se trata de una compañía que lleva la innovación interiorizada en su ADN. “Cada año no tiene nada que ver con el anterior a nivel tecnológico. Incluso ni el camino ni la visión es la misma”, apunta Jesús.

De todas sus últimas novedades, Jesús destaca una: las pantallas LED. “Era una aventura muy complicada porque no había proveedor aquí. Había que contactar directamente con China y esto suponía un riesgo importante, ya que era una inversión muy fuerte”. Pero él y su hija asumieron el reto. Y este tipo de equipos les permitió dar un gran salto cualitativo en los equipamientos de eventos. Las retransmisiones del Mundial de 2010 en la plaza del Castillo o las del encierro en la plaza de Toros han supuesto un hito para la empresa y para la ciudad. “Hasta ese momento no se había hecho”, resaltan ambos.

Cada evento es distinto y, según sus características, se equipa con materiales diferentes.

Cada evento, detalla, se equipa con materiales diferentes.

Cada evento es distinto y, según sus características, se equipa con materiales diferentes. No hay duda de que para padre e hija, la satisfacción de sus clientes no tiene precio: “Cuando hay un evento o realizamos una instalación, queremos que el público disfrute, que vea y escuche perfectamente gracias a los medios instalados”. 

NUEVAS INSTALACIONES

Paradójicamente, la crisis les ayudó a crecer. Sobre todo porque les sirvió para ponerse “aún más las pilas” en nuevas ideas y proyectos. Jesús, con una mezcla de tranquilidad y seguridad, afirma que en el mundo empresarial hay que estar continuamente “al 100 %” o, de lo contrario, “acabas cayendo”: “Nosotros estamos a tope día, noche y los puentes también”, resalta entre risas.

La empresa no ha dejado de progresar desde sus comienzos. Tanto es así que ahora, con catorce trabajadores y equipamientos de todo tipo, la nave del polígono de Noáin se les ha quedado pequeña “porque el mercado ha ido aumentando”. De modo que el próximo año se trasladaran a una nueva instalación en Mutilva, que actualmente está en proceso de adaptación y cuya superficie será el doble de la actual. Este salto les brindará la oportunidad de aumentar los integrantes del equipo, con más personas especializadas en el sector de la ingeniería, la administración o el audiovisual.

Para Jesús, que Lucía siga sus pasos, es la mayor satisfacción de un padre.

Para Jesús, que Lucía siga sus pasos es su mayor satisfacción como padre.

Jesús, cogiendo unas gafas negras, se muestra optimista ante el futuro de la empresa. Asegura que tanto él como Lucía tienen pensado lanzarse más al exterior, pero “sin prisas”. Porque su prioridad es “seguir manteniendo y cuidando al cliente de aquí”. Levantándose de su asiento como preludio del fin de la entrevista, Jesús desvela una de las claves de la compañía. “Con el cliente no puedes quedar ni bien ni mal. Tiene que darte las gracias y un abrazo”. 

Entra aquí para saber más sobre la empresa en Navarra. 


To Top