lunes, 16 diciembre 2019

‘Septemberfest’: las ventas a Alemania reflotan ‘in extremis’

En el último momento, el país germano eludió la tan temida recesión técnica. Pero los vaivenes de su economía también se están reflejando en las exportaciones navarras, cuyo aumento a lo largo del año fue cayendo hasta que los excelentes resultados de septiembre volvieron a auparlas, con el mayor volumen de ventas de los últimos veintiún meses.

Yosune Villanueva
Pamplona - 3 diciembre, 2019

El puerto de Hamburgo es uno de los principales centros receptores de mercancías de Alemania.

Las exportaciones navarras a Alemania bailan al ritmo que marca la economía germana. Una economía que, con sus actuales altibajos y dificultades, está condicionando las ventas de las empresas forales al país centroeuropeo. Así se desprende de los datos oficiales facilitados por ICEX a NavarraCapital.es.

Aparentemente, las exportaciones navarras a Alemania parecían gozar de buena salud en los ocho primeros meses de este año. En términos globales, entre enero y agosto se facturaron 1.073,7 millones de euros, frente a los 913,72 del mismo período de 2018. Es decir, las mercancías exportadas al país germano desde la Comunidad foral aumentaron un 17,5 %. Sin embargo, al entrar en detalle trimestre por trimestre, quedaba de manifiesto cómo ese crecimiento era cada vez menor, paralelamente al deterioro de la economía alemana.

Porque esta se enfrenta a uno de sus años más difíciles desde la crisis financiera de 2008. De hecho, durante semanas toda Europa contuvo el aliento para que, oficialmente, nadie pronunciara las dos palabras malditas: recesión técnica (dos trimestres seguidos decreciendo). Tras un segundo trimestre en que se contrajo un 0,2 %, arrastrada por el derrumbe de las exportaciones y la producción industrial, todo apuntaba a que en el tercero se confirmarían los peores presagios. Incluso el Bundesbank reconoció el pasado 21 de octubre que “la producción económica podría haberse reducido nuevamente”. Pero finalmente, se salvó in extremis y volvió a la senda del crecimiento, con un exiguo 0,1 %, según datos oficiales de la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

EL MEJOR MES EN MUCHO TIEMPO

Esa inestabilidad afecta a las exportaciones navarras, hasta el punto de que el crecimiento de las ventas a Alemania se redujo en casi 28 puntos entre el primer trimestre y los dos primeros meses del tercero. Este dato hacía presagiar una gran caída al terminar septiembre, cuando la amenaza de una recesión técnica sobrevolaba al país germano. Pero a su cierre saltó la sorpresa, ya que se generó el mayor volumen de ventas en los últimos veintiún meses, con 183,7 millones de euros. Y así, se pasó de un aumento del 1,25 % en julio y agosto, con respecto al mismo período de 2018, al 27,18 % al finalizar el trimestre. En consecuencia, las exportaciones reflotaron al mismo ritmo que la economía alemana.

En septiembre, se generó el mayor volumen de ventas en los últimos veintiún meses, con 183,7 millones de euros.

Se trata de un dato muy positivo para las ventas de las empresas navarras a Alemania -el segundo mayor mercado detrás de Francia-, que se sumó al incremento del 11,7 % registrado en las exportaciones forales totales de los nueve primeros meses. De hecho, entre enero y septiembre Navarra vendió al extranjero por valor de 7.518,5 millones de euros, máximo histórico en este período.

Volviendo a los datos de Alemania, la Comunidad foral exportó por valor de 450,1 millones de euros entre enero y marzo, frente a los 348,4 del mismo período de 2018, es decir, un 29,16 % más que un año antes. En el segundo trimestre, ya con el país teutón en crecimiento negativo (-0,2 %), se facturaron 459,5 millones, contra los 403,25 del ejercicio anterior. En ese momento, por lo tanto, las exportaciones seguían aumentando, pero a un ritmo mucho menor. Concretamente, al 13,44 %.

Las cifras de las exportaciones navarras durante los meses de julio y agosto se desplomaron y se pasó de 162 millones de euros en esos dos meses de 2018 a 164,1 en el mismo periodo de 2019, lo que reflejaba una mínima subida del 1,25 %. Y este era el dato que más inquietaba, porque caminaba en paralelo a las cifras generales alemanas.

Sin embargo, los 183,7 millones facturados en septiembre arrojan algunas conclusiones relevantes. Por un lado, la más positiva: que el crecimiento de las ventas navarras a Alemania reflotó en el último momento para acumular un crecimiento del 27,18 % en el tercer trimestre. Por otro, la más preocupante: que este movimiento, en una línea más o menos parecida a la exhibida por la economía alemana en general, deja a las compañías navarras, al menos aparentemente, a expensas de cómo se comporte esta.

ECONOMÍA EN STANDBY

Aunque Alemania ha esquivado por ahora la tan temida recesión técnica, su economía sí muestra una importante desaceleración. Una realidad a la que se suman otros problemas como un crecimiento de las tasas de desempleo e inflación y un decrecimiento de las inversiones y el consumo.

Angela Merkel, canciller de Alemania.

El Instituto Kiel para la Economía Mundial ya alertó de los peligros que acechan al país. Auguró que entraría en recesión durante 2019 y que su economía se seguiría deteriorando hasta 2021, cuando podría registrar su primer déficit desde 2011.

La realidad es que no va a entrar en recesión técnica este año, porque para eso hace falta que se concatenen dos trimestres consecutivos de decrecimiento. Y ya no hay posibilidad de que ocurra. Pero los analistas de este instituto estiman que el país germano cerrará 2019 con un superávit de 43.000 millones de euros (1,3 % del PIB), que caerán hasta los 14.000 millones en 2020 (+ 0,4 % del PIB). Y en 2021, se registrará un déficit de 7.000 millones de euros, equivalente al 0,2 % del PIB.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra.


To Top