martes, 30 noviembre 2021

Pamplona tendrá una planta de reciclaje de paneles solares

De la mano de la ingeniera Laura Azpilicueta, la firma alemana Rinovasol aterriza en la capital navarra con unas instalaciones de mil metros cuadrados, que estarán operativas a finales de año. Además de producir paneles nuevos, sus veinticinco profesionales repararán unidades usadas y reciclarán aquellas que no se puedan arreglar, según detalló Azpilicueta a NavarraCapital.es. La nave, situada en el polígono industrial Agustinos, también acogerá eventos y conferencias sobre energías renovables.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 19 mayo, 2021

La firma alemana centra su actividad en la producción, reparación y reciclaje de paneles solares. (Foto: cedida)

Pamplona contará con una planta de producción, reparación y reciclaje de paneles fotovoltaicos en el polígono industrial de Agustinos. El proyecto lleva la firma de la empresa alemana Rinovasol, que prevé poner en marcha las instalaciones navarras a finales del tercer trimestre de 2021, y la ingeniera Laura Azpilicueta, que se incorpora como socia a la compañía y ocupa el cargo de executive director para Latinoamérica y la Península Ibérica.

Laura Azpilicueta: “La compañía será una de las más completas en economía circular fotovoltaica”.

En junio iniciará su andadura Rinovasol Iberia de la mano de Azpilicueta, clave para llevar a buen puerto la iniciativa. La sede de Pamplona, cuya superficie será de mil metros cuadrados según avanzó la ingeniera a NavarraCapital.es, comenzará a instalar una línea de producción de módulos de baja potencia (entre 250 y 300 vatios) en las próximas semanas, con una capacidad de 50 MW.

Al mismo tiempo, adquirirá paneles estropeados para repararlos y darles una segunda vida, con su correspondiente ‘datasheet’. “La compañía será una de las más completas en lo que a economía circular fotovoltaica se refiere”, destaca la ingeniera. Para eso, Azpilicueta contará con un equipo de profesionales que, entre otras tareas, se desplazará a las instalaciones de sus clientes para llevar a cabo las reparaciones. Aunque la planta “estará muy automatizada”, veinticinco personas integrarán la plantilla.

El proyecto, además de generar empleo, “atraerá capital extranjero a la Comunidad foral”.

Además, aquellos paneles que no se puedan arreglar serán reciclados. No obstante, esta última labor de momento se llevará a cabo en Alemania, ya que Rinovasol Iberia no dispondrá inicialmente de la maquinaria necesaria.

Las previsiones de la compañía alemana, nacida en 2014, son entrar en la nave a principios del mes que viene y comenzar a operar a finales del tercer trimestre. Además, un equipo alemán se trasladará a Pamplona para formar al equipo.

LAS PERSPECTIVAS

La ingeniera sostiene que “las perspectivas del proyecto son muy buenas”, entre otras cosas porque ya cuenta con grandes clientes que operan a nivel internacional. Asimismo, ensalza el hecho de que la iniciativa “atraerá capital extranjero a la Comunidad foral”.

Entre los planes de futuro está que las instalaciones del polígono industrial de Agustinos sirvan para dar más visibilidad al sector fotovoltaico. En concreto, dispondrán de un espacio para eventos y conferencias a cargo “de expertos internacionales”.

Entra aquí para leer más sobre la empresa navarra. 


To Top