domingo, 21 abril 2019

Polonia, objetivo empresarial

Cámara Navarra celebra la jornada ‘Crecer con Polonia. Claves para las empresas navarras’ en la que se ha informado sobre un mercado “en crecimiento” que puede resultar especialmente atractivo para los sectores forales.

Yosune Villanueva
Pamplona - 5 abril, 2019

Michal Gajdek y José Luis Villacampa, asociado y socio, respectivamente, del Spanish Desk del despacho polaco DZP; y Ana Cañada, responsable de Comercio Exterior en la Cámara Navarra.

Michal Gajdek y José Luis Villacampa, asociado y socio, respectivamente, del Spanish Desk del despacho polaco DZP; y Ana Cañada, responsable de Comercio Exterior en la Cámara Navarra.

“Cuando el brexit está tan titubeante, Polonia es un mercado alternativo posible, en el que llevamos 20 años trabajando y con excelentes resultados”, inició el encuentro especializado con empresas exportadoras, Ana Cañada, responsable de Comercio Exterior en la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios. Quien aportó datos sobre un país que es, además, una puerta de entrada para los países Bálticos, Ucrania, Rusia, Bielorrusia o Kazajistán.

La realidad es que, desde su incorporación al espacio de la Unión Europea en 2004, Polonia ha experimentado una notable transformación económica: “Su tasa de paro apenas alcanza un 4% dentro de un mercado en continuo crecimiento que puede resultar especialmente atractivo para diversos sectores de referencia dentro del tejido económico-empresarial de Navarra”.

Las exportaciones navarras a Polonia alcanzaron un valor de 224 M€.

Es el caso, sin ir más lejos, del sector de las renovables y, en especial, de la industria eólica y de la fotovoltaica gracias a “la ampliación del período de vida de parques eólicos aprobada recientemente”. Asimismo, la nueva ley de incentivos públicos puede resultar de sumo interés para aquellas empresas interesadas en implantarse allí mientras que las bodegas de la Comunidad foral pueden beneficiarse de una cultura del vino que ha extendido y popularizado su consumo entre capas sociales cada vez más amplias del país báltico.

Como explicó Cañada, hablamos del decimocuarto destino de las exportaciones de la Comunidad foral que, solo el pasado año, alcanzaron un valor de 224 millones de euros. Frente a ese resultado, las importaciones sumaron 128 millones por compras de componentes de automoción, cereales, fundición, muebles o maquinaria”. Según los datos aportados, las empresas navarras que mantuvieron una relación comercial más activa con Polonia fueron 200, una cifra que se mantiene estable ya que en 2014 fueron 199”. Además, de todas ellas, “129 se pueden considerar exportadoras regulares puesto que han desarrollado negocios con el país báltico durante más de 4 años consecutivos”.

Polonia es el mayor perceptor de fondos de la UE.

La mayoría de estas empresas que mantienen comercio regular con Polonia están vinculadas a sectores tan diversos como “la producción industrial y de tecnología, la agroalimentación, consumo y las bebidas de tal modo que, solo el año pasado, se suministraron a aquel país trabajos de fundición, componentes de automoción, pasta de papel, carretillas y material eléctrico, manufacturas de diverso tipo, hortalizas o maquinaria, entre otros”, según indica la Cámara.

LA ECONOMÍA POLACA

Junto a Ana Cañada en Cámara Navarra, estuvieron los abogados José Luis Villacampa y Michal Gajdek, socio y asociado, respectivamente, del Spanish Desk del despacho polaco DZP, quienes acercaron a los asistentes a la realidad de la economía del país, el marco legal, las zonas económicas especiales o las particularidades a tener en cuenta en el mercado polaco.Camara-Polonia-Mesa-Ponentes

Villacampa dio “excelentes datos macroeconómicos de Polonia”, donde se aprecia un crecimiento de la economía, descenso del desempleo y que se están generando interesantes oportunidades en el conjunto del país: “El crecimiento fue del 5,1% en 2018 y hay una previsión para 2019 de 3,8%. Con un desempleo mínimo y un aumento del nivel de inversión pública, es el principal país beneficiario de los fondos de la Unión Europea”. Es cierto que, hasta ahora, ha sido un país competitivo por el coste de mano de obra, pero ahora su objetivo es convertirse en competitivo en cuanto a calidad y eficiencia.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

Son muchas las oportunidades que ofrece el país, si tenemos en cuenta todas sus particularidades como: la moneda, la necesidad de dejarlo todo por escrito…

Con respecto a sectores, desgranó Villacampa:

  • Carreteras: está en continua evolución, se está renovando y todavía queda por hacer. Se están renovando y, cada vez, el transporte es más sencillo.
  • Sector ferroviario, con una de las redes más extensa de Europa, está en proceso de modernización y revitalización. Cuenta con 10,2 M€ de fondos europeos y se abren también las oportunidades del metro y el tranvía.
  • Logística: Es un sector en continuo crecimiento del tráfico comercial entre Polonia y España. Se está mejorando el estado de las infraestructuras y la potenciación de las nuevas tecnologías para reducir costes logísticos para ser más competitivos y dejar de ser una barrera en la exportación de las pymes. El e-commerce está creciendo y logrando generar una gran demanda de almacenes para este fin.
    José Luis Villacampa, DZP.
    José Luis Villacampa, DZP.
  • El sector marítimo y fluvial: El transporte en general está mejorando, lo que favorece al comercio. Se quiere aumental el fluvial de un 0,4 al 30% en 2030 y para ello el Gobierno polaco tiene calculado un gasto de 60 millones PLN.
  • También se están mejorando los aeropuertos, incluyo se baraja la posibilidad de construir un nuevo aeropuerto.
  • El sector energético: El 80% de la energía eléctrica procede del carbón, lo que le origina conflictos con Bruselas. Y es cierto que se está reduciendo y se está apostando por las energías renovables: eólica y fotovoltaica principalmente, pero todavía queda un largo camino por recorrer.
  • El medio ambiente tiene áreas clave como gestión de recursos híbridos y aguas residuales, protección del medio ambiente y del clima, gestión de residuos, lucha contra la contaminación atmosférica y reducción de contaminación acústica. Cualquier cambio legal que se produzca se puede aprovechar con una buena idea. ç
  • Sector industrial: en los años 90 Polonia era una país barato para invertir, pero el modelo de bajo coste de producción está cambiando. El objetivo ahora es aumentar el valor añadido de los productos para lo que el gobierno incrementa el gasto en I+D. Y es clave el papel del estado en la ayuda a empresas. Para el despacho DZP, algunos sectores industriales clave son: aviación, automoción, química, agroalimentaria, metalúrgica, maquinaria, life Sciences y electrónica.
  • Agroalimentación: la agricultura es muy relevante y aporta el 3,8% del PIB polaco, dando trabajo al 12,7% de la población activa. Además, algunos ciclos de fruta y verdura se complementan entre España y Polonia
  • Smart city: las ciudades del futuro son una realidad en Polonia, donde unos 18 M€ de fondos europeos se están invirtiendo en tecnologías relacionadas con las ciudades inteligentes. Además, el 70% de los ayuntamientos de todo el país ya han anunciado la futura implementación de diferentes medidas tecnológicas novedosas como: provisión de energía inteligente, suministro de agua, recogida de basura eficiente e infraestructuras urbanas computarizadas. También se están instalando estaciones de carga rápida para coches eléctricos, se cuenta con car-sharing en alguna ciudad.
  • El imparable crecimiento del sector inmobiliario hacen de Polonia el país líder en el valor global de las transacciones de bienes inmuebles en toda la zona este y centro de Europa. Además, ofrece confianza a los inversores, porque mantiene un riesgo bajo y una liquidez más alta a la de sus países vecinos.
Camara-Polonia-Michal-Gajdek

Michal Gajdek

A TENER EN CUENTA EN EL MERCADO POLACO

Michal Gajdek situó a los asistentes en el marco legal relevante en industria, energía, contrataciones públicas y transacciones comerciales.Y, en medio de todas las leyes, dio recomendaciones: “Es importante saber identificar los nichos de mercado, porque no necesariamente el negocio está en los grandes proyectos”. También destacó que hay que saber cómo entrar en el mercado polaco y entender la idiosincrasia del país: “Hay que adaptarse a una mentalidad completamente distinta en el mundo de los negocios, porque no entenderla impide a veces cerrar buenos negocios. Los polacos son fiables, pero hay que estudiarlos también. Son serios de entrada”.

También es importante el soporte profesional a nivel legal y fiscal, pues hablamos de un país especialmente formalista y rígido: “Hay que saber elegir a los socios potenciales y a los empleados o colaboradores. En este punto, es fundamental tener en cuenta los aspectos legales y dejarlo todo muy atado en el contrato, porque los polacos son muy legalistas y siempre recurren a lo dejado por escrito. Por esto, las cosas hay que dejarlas por escrito, no fiarse de lo que se dice en una reunión. El contrato que esté bien atado y los cambios hay que dejarlos también por escrito”.

Finalmente, incidió en la idea que se fue dando desde el principio de que “Polonia, a parte de generar nichos de mercado, es una verdadera plataforma para entrar en otros países especialmente Países Bálticos, Ucrania, rusia, Bielorrusia, Kazajistán, etc.

A la cita, acudieron empresas navarras de sectores muy variados con verdadero interés en Polonia. Unas ya llevan más de 20 años trabajando en el país; otras, iniciando procesos de exportación; y un tercer sector está en proceso de abrir mercado en Polonia, bien con socios, representantes o tanteando las distintas posibilidades.

Para acceder a más noticias relacionadas con la Economía en Navarra… LEER AQUÍ.


To Top