lunes, 30 noviembre 2020

Presentado un borrador para mejorar la competitividad del comercio minorista

El Plan contempla, entre otras medidas, incrementar hasta un 40% el asociacionismo empresarial, incrementar la venta online hasta el 15% y elaborar 10 programas municipales de dinamización y desarrollo comercial.

Redacción
Pamplona - 31 mayo, 2017

Imagen de un pequeño comercio (archivo).

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha presentado el borrador del Plan de impulso del comercio minorista de proximidad de Navarra 2017-2020, con el que el Gobierno de Navarra pretende avanzar en la competitividad de este sector, así como facilitar la innovación y la puesta en marcha de nuevos negocios.

Igualmente, sus redactores aspiran a estimular la cooperación empresarial en este sector y a mejorar el fomento y la promoción del comercio minorista de Navarra

El documento, compuesto por 11 líneas de trabajo y 37 acciones, contempla hasta 8 indicadores, entre los que destacan

el crecimiento del grado de asociacionismo empresarial del 30 al 40%;

el incremento de venta online del comercio por parte del comercio de proximidad del 9% al 15% y

la elaboración de 10 planes municipal de dinamización y desarrollo comercial.

En su elaboración han participado agentes del sector, personas expertas y asociaciones comerciales. Ahora, el borrador se presentará a la Mesa de Comercio, en Pamplona, y, durante el próximo mes se podrán realizar aportaciones desde el portal web del Gobierno Abierto.

4 GRANDES OBJETIVOS

El primero está ligado al papel de la Administración en el sector comercial de Navarra. Para ello, se pretende mejorar la coordinación y la participación del Gobierno de Navarra y de las entidades locales en el fomento y promoción del comercio, en la adecuación urbanística de los espacios comerciales urbanos de referencia, en el desarrollo de equipamientos públicos comerciales como los mercados municipales de abastos, y en la promoción del comercio local. Contempla dos líneas de actuación con 13 medidas concretas.

El segundo objetivo está relacionado con el asociacionismo comercial, tanto local como sectorial, ya que se entiende como una de las principales herramientas empresariales para el desarrollo de una zona o un sector. En este contexto, se ha detectado un bajo asociacionismo en muchas zonas comerciales urbanas y rurales de la Comunidad Foral, que limitan la competitividad del comercio minorista de proximidad. Se contempla, por tanto, el fomento del asociacionismo, el desarrollo de fórmulas de cooperación público-privada, el fomento de alianzas de colaboración para consolidar el comercio rural, y la promoción de estrategias complementarias entre comercio, turismo y artesanía. Engloba cuatro líneas de actuación con 12 medidas.

El tercero se centra en la capacidad competitiva y de innovación del comercio. Así, se prevén acciones encaminadas a mejorar la gestión y la imagen de los negocios, la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en la gestión, la formación específica y especializada, la implantación de una cultura de la calidad que aporte valor añadido; y el fomento del relevo generacional con garantías de viabilidad. Encuadra cuatro líneas de actuación con 9 medidas.

Finalmente, el cuarto objetivo aborda el emprendimiento en el sector comercial después de que la crisis económica haya supuesto tanto la pérdida de puestos de trabajo, como el cierre de negocios por la disminución de la capacidad de consumo de la población. Se pretende potenciar la estructura comercial, facilitar la puesta en marcha de negocios con orientaciones y bancos de ideas, y prestar especial interés en la ocupación de los locales que se encuentran actualmente sin actividad en las zonas con mayor potencial de generación de negocio. Abarca una línea de actuación con tres medidas.

DIAGNÓSTICO 

La actividad comercial en Navarra supone el 8,7% del Valor Añadido Bruto (VAB) de la Comunidad Foral en los últimos cinco años.

La última información disponible según los datos del DIRCE, fuente más adecuada para realizar este tipo de estudios comparativos, señala que en Navarra existen 6.480 empresas de comercio minorista, un número que se ha incrementado en un 3% desde 2012, evolución que, no obstante, ha sido diferente según el subsector de actividad.

Así, son las empresas sin establecimiento ni puestos de venta las que mayor incremento han experimentado en estos cinco años, con un crecimiento del 22,1%. Un dato que indica la importante implantación de la venta online y por catálogo en los últimos años.

Respecto al tamaño empresarial, el 96% de los comercios tienen cinco o menos personas empleadas. Destaca, principalmente, la presencia de empresas sin ninguna persona empleada en el 48,2% de los casos. Les siguen las empresas con una o dos personas empleadas (el 37,3%) y las de tres a cinco empleadas (el 10,8%). Las empresas con más de cinco personas empleadas son casi residuales, puesto que representan el 3,7% del total.

En cuanto a su localización, el 93% de los establecimientos comerciales se encuentran de forma aislada, es decir, en locales comerciales de centros urbanos, periferias, polígonos, etc. Cerca del 4% se ubican en las grandes superficies comerciales y algo más del 2% en mercados municipales. Si se analizan los datos por áreas geográficas, se observa que existe una relación prácticamente idéntica entre población y actividad comercial. Así, la Comarca de Pamplona alberga el 55% de los establecimientos comerciales de Navarra (cabe recordar que reúne al 55,5% de la población de la Comunidad Foral), mientras que la zona pirenaica apenas llega al 2% de establecimientos (el 2,4% de la población).

MÁS REFERENCIAS

Según una encuesta elaborada sobre los hábitos de compra para la elaboración de este plan, el 83% de la ciudadanía navarra compra habitualmente en comercios locales.

La cercanía (con el 55,58% de las respuestas) y la existencia de una oferta completa (18,22%) son las principales razones esgrimidas por las personas encuestadas.

Por el contrario, el 17% de la población no compra en comercios tradicionales, un porcentaje que se eleva hasta el 23% en la Ribera Alta y el 19% en el Pirineo. Los motivos señalados son la oferta escasa o dispersa (el 38,39% de las respuestas), la mala relación calidad-precio (13,39%) y la lejanía (11,61%).

En torno al 36% del gasto que realiza la ciudadanía navarra en comercios no se efectúa en su comarca, sobre todo por las compras en internet. Si se analiza este dato por áreas geográficas, las zonas con mayor gasto fuera de su zona son el Pirineo, con el 51,44%; y la Ribera Alta, con el 45%. Por su parte, las zonas de Tudela (19,65%) y Noroeste (35,24%) son las que menos fuga de gasto presentan dentro de su comarca.

Cerca del 30% de los hogares navarros ha efectuado compras online en el último año. Aquí, son las zonas de Tierra Estella y del Pirineo, con el 37,50%, las áreas más activas


To Top