miércoles, 28 julio 2021

Roncesvalles, origen de un “Año Jacobeo excepcional”

Sus Majestades los Reyes presidieron este lunes en Roncesvalles el acto conmemorativo del Año Jacobeo 2021-2022. Un encuentro en el que estuvieron acompañados por el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y siete presidentes autonómicos, entre ellos, María Chivite. En su intervención, D. Felipe destacó del Camino el “símbolo de fraternidad” y que constituye “un auténtico eje vertebrador de la conciencia europea”. Chivite, por su parte, puso en valor la apuesta "por la convivencia y por avanzar unidos" que ha realizado la Comunidad foral.

Redacción
Pamplona - 12 julio, 2021

Los Reyes encabezaron la amplia representación institucional que participó en el acto de conmemoración del Año Jacobeo 2021-2022. (Foto: cedida).

La niebla fue la invitada imprevista al acto conmemorativo del Año Jacobeo celebrado este lunes en la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles. Un encuentro que se retrasó porque sus majestades, los Reyes de España, no pudieron aterrizar en Burguete como estaba previsto en un primer momento. Superado este inconveniente, Don Felipe y Doña Letizia actuaron de anfitriones en una celebración en la que también participaron el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, así como siete presidentes autonómicos, entre ellos, María Chivite, en representación de Navarra.

Asimismo, acudieron, entre otras autoridades, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde; el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, y a los alcaldes de Ibañeta, Nicolás Camino, y de Roncesvalles, Luis Echeverría. Ante todos ellos, y en un acto mucho más reducido de lo habitual, debido a las medidas de seguridad y prevención frente al Covid-19, Don Felipe puso de relieve el papel que juega el Camino como “símbolo de fraternidad” y “eje vertebrador de la conciencia europea”. “Necesitamos reencontrarnos con su sentido profundo y espiritual, la recuperación de las relaciones sociales, el intercambio de experiencias, y una actitud, un comportamiento siempre constructivo y respetuoso con la naturaleza”, añadió.

Al margen del acto oficial, la visita incluyó un recorrido a pie de las autoridades, encabezadas por los Reyes, por el tramo entre el Alto de Ibañeta y Roncesvalles, un sendero de montaña de 1,5 kilómetros.

Mientras, María Chivite, en su intervención, resaltó la apuesta de la Comunidad foral “por la convivencia y por avanzar unidos”. En ese sentido, aseguró que “colaborar por un objetivo común, desde la unidad, el compromiso, la aportación constructiva, el respeto, la convivencia integradora, son valores que como gobierno promovemos desde la convicción de que así seremos una sociedad más cohesionada, igualitaria y mejor. Y el Camino es un ejemplo de todo eso”.

RECORRIDO A PIE

Posteriormente, fue el turno de Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León), Javier Lambán (Aragón), Concha Andreu (La Rioja), Miguel Ángel Revilla (Cantabria), y Alberto Núñez Feijoo (Galicia). En sus discursos, coincidieron en señalar la importancia histórica de la ruta santa en sus respectivos territorios y recordaron el patrimonio cultural y los valores compartidos, de tolerancia, apertura, hospitalidad e intercambio, que constituyen el legado del Camino. En el mismo sentido se pronunció el ministro Luis Planas.

El programa de actividades incluyó, al margen del acto oficial, un recorrido a pie de las autoridades, encabezadas por los Reyes, por el tramo entre el Alto de Ibañeta y Roncesvalles, un sendero de montaña de 1,5 kilómetros, que discurre entre bosques de hayas. Tras llegar al conjunto urbano, todos ellos se dirigieron a la capilla del Sancti Spiritus, antiguo cementerio de peregrinos, donde recibieron una breve explicación sobre el conjunto de Roncesvalles y conocieron los trabajos de arqueología que tienen lugar en ese espacio.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top