domingo, 8 diciembre 2019

Solo el 2,5 % de los exportadores pide el Cheque Brexit

De 2016 a 2018, las ventas navarras a Reino Unido bajaron en 167 millones de euros (un 27,4 %). Pero de las 271 empresas que comercializaron mercancías el año pasado, únicamente siete han recurrido a los planes de contingencia ofrecidos por la Secretaría de Estado de Comercio.

Yosune Villanueva
Pamplona - 12 noviembre, 2019

Desde 2016 a 2018, las exportaciones a Reino Unido han caído en 167 millones de euros. (Fotos: cedidas / Víctor Rodrigo)

Después de tres años dando vueltas a la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea, todavía no se sabe ni el día, ni la forma, ni si finalmente el Brexit se materializará. Pero la incertidumbre que planea sobre el divorcio puede tener duras consecuencias sobre las exportaciones navarras al país británico, cifradas en 441 millones el año pasado.

En 2016, Navarra tuvo un saldo comercial favorable con Reino Unido de 459 millones. En 2018, bajó a 323.

Basta comparar las transacciones económicas de los últimos años para comprender la magnitud del problema. El proceso del Brexit comenzó en junio de 2016, tras el ya conocido referéndum. Aquel año, las exportaciones al Reino Unido fueron de 608 millones de euros, con un saldo comercial positivo para la Comunidad foral de 459. En 2017, con el proceso ya en marcha, las ventas bajaron a 568 millones de euros, pero con un saldo comercial a favor de Navarra de 462 millones. Y en 2018, las cifras volvieron a disminuir: 441 millones en exportaciones, con un saldo favorable de 323 millones. Por lo tanto, de 2016 a 2018 las exportaciones cayeron en 167 millones (un 27,4 %) y el saldo comercial, en 136 millones (un 29,6 %).

A pesar de tan preocupantes cifras, únicamente siete de las 271 empresas que exportaron a Reino Unido en 2018 (el 2,5 %) se ha acogido a los planes de contingencia del Brexit ofrecidos por el Gobierno central a través de ICEX España, para hacer una valoración de lo que puede suponerles la salida del Reino Unido y minimizar el impacto económico de esta. Si se toman como referencia las 188 compañías que comercian con el país británico de forma regular, el porcentaje sube ligeramente hasta el 3,7 %.

AYUDA AL COMERCIO INTERNACIONAL

La Secretaría de Estado de Comercio ya ofrecía Servicios Personalizados (SSPP) a las empresas para ayudarles en sus procesos de internacionalización. Pero el pasado mes de febrero, lanzó el Cheque Brexit, con un descuento del 80 % en el precio de los SSPP. El objetivo era “apoyar a las compañías que vayan a afrontar las nuevas condiciones de acceso al mercado británico o que quieran acelerar su diversificación en otros mercados”, explica Isabel Peñaranda, directora de ICEX Navarra, a NavarraCapital.es.

Isabel Peñaranda.

Isabel Peñaranda.

En general, los SSPP son utilizados para “identificar socios comerciales, crear una agenda, hacer un ‘showroom’, temas de logística, etc.”. Por eso nació el Cheque Brexit, como una herramienta de ayuda a quienes comercian con Reino Unido. Sin embargo, desde que se lanzó el servicio a comienzos de año, apenas “se han contratado siete servicios con cargo a esta bonificación” en la Comunidad foral.

Para Isabel Peñaranda, existen varios elementos que pueden explicar estos números tan bajos. Por un lado, que “las empresas estén trabajando en sus propios planes de contingencia y no hayan acudido a las ayudas públicas que se les ofrecen”.

No obstante, recuerda que hace unos días, cuando el Brexit parecía inminente, más de cien representantes de empresas acudieron a una jornada organizada por ICEX en la Cámara Navarra de Comercio y Industria. En aquella sesión divulgativa, Natalia Conde San Martín, jefa de Dependencia Regional Aduanas, reconoció que habían aumentado las consultas: “Ahí es donde realmente se va a aumentar el arancel o se van a retrasar los tiempos de entrega. Pero las compañías se toman las cosas con calma y suelen dejar estas cosas para última hora. Ahora que ha vuelto a retrasarse el Brexit, es posible que se den un nuevo respiro”, especifica.

LAS MEDIDAS NAVARRAS

El Gobierno de Navarra también lanzó medidas de apoyo a las compañías, como el Bono Brexit, que subvencionaba gastos de consultoría para empresas con un diagnóstico sobre el impacto; una línea de financiación, de entre 50.000 y 500.000 euros, a través de un convenio con sociedades públicas y privadas; y el autodiagnóstico ‘Impacto Brexit’, para que las compañías realicen un estudio sobre su grado de exposición y su grado de madurez, a partir del cual puedan obtener después recomendaciones personalizadas.

Algunas empresas de productos no perecederos han optado por generar stock en Reino Unido.

En este caso, el Ejecutivo foral está corriendo una suerte similar. De hecho, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, admitió recientemente que dichas medidas están teniendo “poco éxito” todavía, a pesar de la campaña de divulgación que se está llevando a cabo. Su análisis coincide en parte con el de Peñaranda: “Quizá las empresas ya están elaborando sus propios planes de contingencia o tienen el suficiente músculo financiero para hacer frente a la nueva situación, entre otras posibilidades. No obstante -indicó-, las herramientas están al alcance de todo el mundo”.

A ÚLTIMA HORA

Iñaki Oroz, consultor de Internacionalización en Imeanticipa, está en continuo contacto con empresas exportadoras y, según explica a este medio, las compañías navarras “conocen las ayudas, saben que son buenas y que se han dado a conocer bien por parte de la Administración”.

Iñaki Oroz.

El “extraño” motivo por el que todavía no se acogen a ellas va por tanto en otra dirección: “Están esperando a ver cuándo es el Brexit y, exactamente, en qué va a consistir. Todavía no está muy claro qué va a pasar, llevamos a vueltas tres años y se tiene la sensación de que no va a ocurrir. Para la mayoría de las pymes, es pronto todavía para tomar medidas”.

También es cierto que algunas empresas de productos no perecederos han optado porgenerar ‘stock’ allí“. Y esa “no es una medida del Gobierno (central), es una propia”. De esta forma, si finalmente llegan el Brexit y los temidos aranceles, al menos, “ya tienen algo ganado” y, después, “a ver qué sucede”.

Pero el futuro de las compañías de productos perecederos, como las pertenecientes al sector agroalimentario, se antoja más oscuro. De hecho, están en juego unos 200 millones de euros anuales en exportaciones. “En cualquier caso, la sensación es de esperar a ver qué sucede. Ya sabes cómo somos en España, de esperar a última hora. Y creo se está dejando todo para última hora”, resalta en la misma línea que Peñaranda.

Entra aquí para leer más sobre el Brexit.


To Top