jueves, 21 octubre 2021

“Somos los guardianes del medio ambiente”

El presidente de las Cooperativas Agroalimentarias de España (CAE), Ángel Villafranca, acompañó a ANEL y UCAN en el Primer Encuentro sobre Cooperativismo. En una entrevista con NavarraCapital.es, defendió al mundo agrario frente a quienes abanderan la ecología "los fines de semana".

Yosune Villanueva
Pamplona - 21 octubre, 2019

Ángel Villafranca recibió en mayo la medalla al Mérito Agrario en Francia de manos del Gobierno galo. (Fotos: Víctor Rodrigo)

El toledano Ángel Villafranca Lara, de 61 años, preside las Cooperativas Agroalimentarias de España (CAE) desde hace cinco. La pasada semana, visitó Pamplona para acompañar a la Asociación de Empresas de Economía Social de Navarra (ANEL) y a la Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra (UCAN) en el Primer Encuentro sobre Cooperativismo en Navarra, donde ambas entidades suscribieron un importante acuerdo de colaboración, con 20 compromisos de futuro. Villafranca participó como ponente en una mesa redonda sobre las cooperativas a nivel nacional y europeo.

Ha sido testigo de la firma histórica entre ANEL y UCAN, las dos grandes cooperativas navarras. ¿Qué le ha parecido?
Un foro como este, al que viene la plana mayor de la representación política navarra, donde se han reunido los que dirigen el mundo cooperativo y que se presenta así a la sociedad, es positivo solo por el hecho de que se haya dado. Si además de eso se está llegando a un compromiso de colaboración con una serie de puntos perfectamente definidos y se unen fuerzas para poder llegar a la administración, creo que el éxito está garantizado y que es el camino. Evidentemente, no es un camino fácil, hay que ir sumando día a día, pero este es un paso importante que ya no tiene retorno.

¿Qué opina de los 20 retos que han firmado?
Tienen para tiempo, pero confío en que van a ir avanzando. Además, hoy en día está de moda ser socialmente responsables. Las cooperativas ya lo somos, así que muchos de esos retos ya se están cumpliendo. Lo único que hay que hacer es ponerlos en común y saber identificarlos.

De izq. a dcha.: Luis Miguel Jurado, presidente de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado; Ángel Villafranca; Javier Goienetxea, presidente de la Comisión Permanente de la Corporación Mondragón; Alfredo Arbeloa, director general del Grupo AN, durante el I Encuentro sobre Cooperativismo en Navarra.

De izda. a dcha.: Luis Miguel Jurado, presidente de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado; Ángel Villafranca; Javier Goienetxea, presidente de la Comisión Permanente de la Corporación Mondragón; y Alfredo Arbeloa, director general del Grupo AN, durante el encuentro.

Cooperativas Agroalimentarias representa a más de un 1,1 millones de familias, presentes en todos los rincones de España. ¿Satisfecho con los datos que arroja el cooperativismo agro?
Prácticamente, en cada pueblo de España hay una cooperativa. En total somos más de 3.700 cooperativas, con una facturación que sobrepasa los 30.000 millones de euros. Somos parte importante de todo lo que representa la exportación agroalimentaria. Exportamos alimentos y alimentamos a los ciudadanos europeos, porque España es una gran potencia agroalimentaria. Y parte de la culpa de que lo seamos la tienen las cooperativas agroalimentarias de España.

“A estas alturas de la vida, nadie pone en cuestión el modelo cooperativo”.

¿En qué situación se encuentra este modelo económico?
La cooperativa es una empresa como cualquier otra, un sistema empresarial con una particularidad: la forma de redistribuir la riqueza. En una cooperativa, los beneficios se distribuyen entre sus socios, sus trabajadores. A estas alturas de la vida, nadie pone en cuestión el modelo cooperativo. Es más, es un modelo que tiene no solo un pasado de más de cien años, sino que es perfectamente válido para la sociedad actual.

Pero en las universidades no se estudia el cooperativismo. ¿No cree que hay que hacer algo al respecto?
Es lo que estamos intentando. De hecho, tenemos en marcha una cátedra cooperativa junto con la Universidad de Valencia. Hoy, la universidad y todos los programas educativos tienen que dar respuesta a lo que hay en la sociedad. Probablemente, en la universidad no hay ese estudio cooperativo, porque tampoco se le enseña a un niño en primaria lo qué es una cooperativa, ni se le enseña a cooperar. Si se explicara lo fácil que es trabajar en común, nos ahorraríamos alguno de los problemas de individualismo que luego se trasladan a la sociedad. Estamos en un mundo de una comunicación muy rápida, vivimos con el click y todo lo consultamos desde el móvil. Eso hace que cada vez necesitemos menos del que está al lado y nos hagamos más individualistas. El cooperativismo es al revés, es sumar en el entorno.

NAVARRA APUESTA POR EL COOPERATIVISMO

¿Cómo se ve a la Navarra cooperativa desde otras regiones?
Navarra es importante porque su modelo cooperativo hunde sus raíces en una historia que viene de lejos. Y, al mismo tiempo, ha sabido evolucionar formando grupos importantes de cooperativas. UCAN es muy importante para nosotros, se ha adaptado a los tiempos, buscando dónde estaba la necesidad en cada momento, desde la formación y la innovación, hasta saber aportar visibilidad a las cooperativas y hacer atractiva a los jóvenes la incorporación a la agricultura. También ha dado visibilidad a nuestras socias. Y, finalmente, en Navarra se ha hecho algo importante: extender un modelo que, hoy en día, a través del Grupo AN, está implantado en casi todo el territorio español y encontramos el símbolo de AN en alguna de nuestras cooperativas asociadas.

“Hay que trasladar a los jóvenes la importancia que tiene la agricultura para la vida de los ciudadanos”.

Hablando de los jóvenes, cada vez se quedan menos en el campo. ¿Cómo revertir esta realidad?
En general, la sociedad ha envejecido, así que hay menos jóvenes para incorporar al mundo laboral. Estos jóvenes están mejor formados y tienen un amplio abanico donde poder elegir, por lo que hay que trasladarles la importancia de que nosotros producimos alimentos, lo básico para vivir. Tienen que conocer la importancia de nuestra agricultura para la vida de los ciudadanos. Al mismo tiempo, somos los guardianes del medio ambiente. Nosotros somos los primeros interesados en que nuestras aguas estén limpias, nuestros bosques bien cuidados, nuestras plantas tengan la suficiente salud. Para nada queremos contaminación ni otras de las actuaciones que se hacen. No tenemos nada contra los ecologistas, pero sí estamos en contra de los que solo piensan en ecología el fin de semana y durante el resto de la semana ponen la calefacción, se duchan con agua caliente y viajan en un vehículo. Porque ellos también están contaminando. Nosotros somos, 24 horas al día y durante 365 días del año, protectores y guardianes del medio ambiente.

“Estamos evitando que los pueblos se queden vacíos”.

La firma entre ANEL y UCAN es pionera en España…
Y es un buen ejemplo para todos. Tras esta firma, Navarra, junto con Euskadi, va a hacer que el sector se revitalice de una forma importante. Compartimos un modelo de gestión, un modelo de autogobierno. No nos deslocalizamos, estamos ubicados en el territorio, atendemos en el mundo rural a la sociedad en la que estamos implantados, comercializamos sus productos y hacemos que su renta sea lo suficientemente importante para poder seguir desarrollando su actividad. Estamos evitando que los pueblos se queden vacíos.

¿Qué más podrían hacer las administraciones para respaldar este modelo empresarial?
A las administraciones les gusta ir a nuestras cooperativas y rodearse de esos 400, 500 o 1000 socios que tenemos. Pero ese recuerdo lo deben seguir conservando cuando salen de la cooperativa, porque la administración tiene que entender toda nuestra fortaleza. No nos vamos a marchar, vamos a seguir en el territorio y la economía del mundo cooperativo no tiene nada que ver con la economía de una sociedad anónima. Competimos en el mismo mercado y en el mismo mundo globalizado, por lo que muchas veces se debería legislar en dos direcciones. No tenemos nada en contra de ellos, porque nosotros también aspiramos a ser grandes empresas, pero con una pequeña diferencia: nuestra gran empresa se forma sumando muchos socios cooperativos y sumando muchas pequeñas cooperativas para hacer un gran grupo y poder abordar los problemas económicos del mundo de hoy.

Entra aquí para leer más sobre la agroalimentación en Navarra.


To Top