lunes, 22 abril 2024

TID duplica facturación y lanza una solución antibactericida permanente

La empresa de Berrioplano, dedicada a decorar todo tipo de piezas mediante la aplicación de pintura en procesos industriales y que emplea a un centenar de empleados, ofrece una innovadora solución antibactericida permanente y 'ecofriendly'. "Nuestro producto es único, inocuo para el medio ambiente y las personas, e ideal para los sectores industrial, sanitario o de limpieza, entre otros", subraya su director comercial, Javier Marculeta.


Pamplona - 5 octubre, 2023 - 05:59

La solución antibactericida aplicada por TID está certificada por el laboratorio Applus+. (Fotos: Ana Osés)

La actual fase de crecimiento que está experimentando Técnicas Industriales en Decoración (TID), empresa fundada hace veintisiete años en Berrioplano, tiene su origen en la crisis de 2008. Entonces, esta empresa navarra, dedicada a decorar todo tipo de piezas mediante la aplicación de pintura en procesos industriales, afrontó un punto de inflexión. Sus responsables aprobaron un plan de diversificación y una ampliación de mercados, que a su vez propiciaron una nueva estrategia comercial. Su apuesta por la robotización, además, apuntaló la expansión.

Hoy, la firma pinta anualmente más de veinte millones de piezas, sobre todo para la automoción y los sectores eléctrico, electrodoméstico y eólico. Un producto que, por otro lado, distribuye por Francia y Alemania, sus dos mercados más importantes en el exterior. En su porfolio acumula, además, más de 6.500 referencias diferentes. Y, en 2021, llegó a realizar hasta 524 acabados. «La estabilidad que caracteriza nuestro proceso, junto con la garantía de replicar el trabajo las veces que haga falta, nos asegura cumplir con las más altas exigencias», asevera su director comercial, Javier Marculeta.

La solución en higienización planteada por TID es «para siempre» y está certificada por el laboratorio Applus+

De forma paralela, los buenos resultados obtenidos en producción han tenido su réplica correspondiente en el ámbito económico. TID duplicó su cifra de negocio esta década tras experimentar un crecimiento de su actividad del 75 % en el último lustro. Unas cifras muy reseñables para una compañía con cien personas trabajadores en sus dos instalaciones, que en conjunto suman 8.000 metros cuadrados de superficie.

RESPUESTA A UNA INQUIETUD CRECIENTE

En ese contexto, el último proyecto de Técnicas Industriales en Decoración tiene que ver con una creciente inquietud detectada entre sus clientes. Las medidas de higienización y desinfección en la industria son cada vez más demandadas por un mercado cuyo nivel de conocimiento y concienciación sobre este tema ha crecido de forma exponencial. Y más aún tras la pandemia provocada por el Covid-19. A la utilización de mascarillas o el lavado frecuente de manos se ha unido, por ejemplo, el uso extendido de productos desinfectantes en superficies de alto contacto como manijas de puertas, barandillas o superficies de trabajo.

Javier Marculeta, director comercial de TID, apunta que el nuevo producto «resulta totalmente inocuo».

Fue precisamente un cliente quien consultó a los responsables de la empresa si conocían alguna imprimación que, tras aplicarla a su producto, lo mantuviera libre de virus y bacterias. «Muchas de las soluciones que se encuentran actualmente en el mercado utilizan como base iones de plata, que pueden resultar un poco dañinos para el medio ambiente y el ser humano», señala Marculeta.

Tras consultar con la amplia base de contactos que la empresa navarra posee entre multinacionales y pequeños fabricantes de pintura (con los que trabaja de forma habitual), surgió una alternativa que parecía viable. Así lo certificó al menos el laboratorio Applus+, al que TID remitió, con el beneplácito previo del fabricante, varias piezas a las que le había aplicado dicha solución. El resultado final no pudo ser más positivo ya que las pruebas indicaron que el producto «resulta totalmente inocuo al no utilizar iones de plata», destaca el director comercial de TID.

Las instalaciones de TID ocupan 8.000 metros cuadrados en Berrioplano.

«Así mismo, al basarse en un principio puramente físico, de cambios de carga, supone aplicar una especie de escudo protector que hace imposible que las bacterias y hongos se asienten. De esta forma, previene la formación de una biopelícula», agrega. Visto el logro conseguido, la compañía ya ha empezado a ofrecer esta solución a los sectores donde operan sus clientes «habituales». «Creemos que estamos ante una propuesta única. Y, por ello, creemos que puede resultar ideal para los sectores industrial, sanitario o de limpieza, entre otros», comenta Marculeta, quien confía en que este hito sirva para abrir y consolidar una nueva línea de negocio.

En ese sentido, desde TID apuntan otros beneficios «extra» de su descubrimiento: una desinfección y limpieza «para siempre», al mismo tiempo que la aplicación puede sustituir, o al menos reducir, los costes que debe afrontar una empresa en cualquier proceso de higienización. «Contamos, asimismo, con una amplia variedad en colores y brillos de esta nueva pintura para atender cualquier necesidad que nos planteen», completa el director comercial.

Archivado en:

Empresa navarra · Berrioplano ·


To Top