martes, 25 febrero 2020

UAGN alega la polémica Orden Foral de Módulos

Este lunes, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, se reunió con representantes del sindicato para explicarles en qué punto se encuentra la tramitación de la nueva normativa.

Redacción
Pamplona - 20 enero, 2020

La consejera Elma Saiz y el presidente del sindicato UAGN, Félix Bariain, durante la reunión. (Foto: cedida)

La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, y el director gerente de Hacienda Foral de Navarra, Óscar Martínez de Bujanda, se reunieron este lunes con una delegación del sindicato UAGN, encabezada por su presidente, Félix Bariáin, quien expuso su postura ante la nueva Orden Foral del régimen de estimación objetiva de IRPF y del régimen simplificado de IVA para el año 2020, coloquialmente llamada Orden Foral de Módulos.

Según informó el Ejecutivo foral en un comunicado, la consejera escuchó las cuestiones que hizo públicas días atrás el sindicato y explicó los pasos a seguir en lo referente a las posibles modificaciones que afectarían al sector agrícola y ganadero en la nueva normativa. A ese respecto, desde UAGN confirmaron ya la presentación de sus alegaciones la pasada semana.

A partir de las alegaciones, el Departamento de Desarrollo Rural emitirá un informe para que Hacienda Foral de Navarra analice si procede llevar a cabo alguna modificación.

A partir de estas, el Departamento de Desarrollo Rural emitirá el informe técnico necesario para que Hacienda Foral de Navarra pueda analizarlas y, en su caso, realizar las modificaciones que fueran oportunas. Recientemente, Barián expresó el “profundo malestar” del sindicato con esta Orden Foral, ya que a su juicio “no poner en valor” el sistema de módulos para la tributación, “que ha posibilitado que la Hacienda foral recaude paulatinamente más cantidad de dinero y que para los agricultores y ganaderos es muy cómodo”.

EL SISTEMA

El sistema de módulos, según precisó el Gobierno de Navarra, es un régimen de tributación “más sencillo de aplicar que el normal de estimación directa”. El primero de ellos se aplica “en función de las ganancias estimadas, mientras que el segundo está basado en los ingresos y gastos reales”.

Por otro lado, se trata de un régimen voluntario al que pueden optar aquellas personas que cumplan una serie de requisitos, entre los cuales, en el caso de las actividades agrícolas, figura que el contribuyente “no supere los 300.000 euros de volumen de ingresos”. Dado el carácter voluntario de este régimen, “quienes no superen ese umbral también tienen derecho a renunciar al régimen de módulos y tributar por estimación directa”.

Entra aquí para saber más sobre el sector de la agroalimentación. 


To Top