lunes, 15 julio 2024

Un tren frigorífico unirá Noáin y el Puerto de Barcelona a partir de julio

Según pudo saber Navarra Capital, Gimex y el operador logístico Synergy, perteneciente al Grupo Hutchison Ports, gestionarán este servicio entre la Terminal Intermodal de Noáin (TIN) y la del Puerto de Barcelona (Barcelona Europe South Terminal -BEST-). En principio, se programarán dos o tres viajes semanales, aunque la frecuencia final se decidirá cuando el proyecto entre en funcionamiento. Las plantas navarras de ultracongelados vegetales, así como las compañías farmacéuticas y las de químicos, son los principales clientes potenciales.


Pamplona - 7 junio, 2022 - 19:47

El nuevo trazado rodeará las actuales instalaciones de Volkswagen Navarra. (Foto: Shutterstock / Taras Valerievich)

Las terminales ferroviarias TIN de Noáin y BEST de Barcelona están unidas desde el año pasado por un servicio diario convencional de mercancías. En 2012 operaba un tren semanal en ambos sentidos, en 2014 pasaron a ser dos, tres al año siguiente, cuatro en 2016 y en 2019 ya eran cinco las conexiones semanales.

Así, la firma Gimex se encarga del transporte por carretera de las mercancías y los contenedores cargados con productos que salen de sus clientes en Navarra y regiones limítrofes hasta la terminal de Noáin, mientras que Synergy opera las conexiones ferroviarias que los llevan a la estación del puerto barcelonés para, desde allí, ser distribuidos en barcos hacia sus destinos en todo el mundo. Además, Synergy ofrece múltiples servicios a sus clientes en la TIN: última milla, soluciones aduaneras, almacenaje, crossdocking (instalación rápida de productos descargados en vehículos de salida), certificación del peso bruto verificado (VGM), forraje, trincaje, limpieza y fumigación de los contenedores o flexitanque (bolsa o tanque flexible utilizado para el transporte de líquidos en los contenedores), entre otros.

Hasta ahora y debido a que no podía hacerse en tren, los camiones frigoríficos de Gimex llevaban los productos congelados, sobre todo alimentos, así como medicinas y sustancias químicas, hasta la terminal BEST. Fue precisamente la existencia de una potencial clientela -principalmente las importantes plantas de ultracongelados vegetales navarras- la que llevó a pensar en la posibilidad de realizar el transporte por vía férrea al ser notablemente más rentable para los operadores. «Hace unos ocho años, mantuvimos contactos comerciales con las empresas que podían ser clientes y vimos que efectivamente había demanda», señala a Navarra Capital el director general de Gimex, Ángel Tellechea. Una circunstancia que les animó a estudiar la viabilidad del proyecto.

Ángel Tellechea: «Aunque hay otros trenes en el mercado adaptados al transporte frigorífico, este es algo distinto y hemos tenido que homologar absolutamente todo».

Desde entonces, lentamente, han ido dando pasos: «Inicialmente, nos encontramos con problemas de disponibilidad de potencia eléctrica suficiente para alimentar los equipos de refrigeración a los que se enchufan los contenedores mientras permanecen en la terminal de Noáin. No es como trabajar con otras mercancías que puedes dejar en cualquier sitio hasta que se cargan los contenedores en su vagón. Es un proceso más complejo y eso ralentizó el avance del proyecto«, especifica.

Por otra parte, la empresa pública ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), propietaria de la terminal TIN, requirió un estudio preliminar de las instalaciones e infraestructuras. «También ha ido despacio porque incluía informes de ingeniería y tuvo que ser revisado. Para ADIF era algo nuevo, que se salía de su operativa habitual, y complicado», agrega.

Cuando ya disponían de las instalaciones y el visto bueno de ADIF, pasaron a contratar el tren en sí, con el paso previo del diseño del convoy y su homologación por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo: «Aunque hay otros en el mercado adaptados al transporte frigorífico, este es algo distinto y hemos tenido que homologar absolutamente todo«. En este sentido, hace falta una composición fabricada ex profeso para este propósito, cableada al completo para poder suministrar electricidad a los compresores de los aparatos de refrigeración que lleva cada contenedor. Por eso, el tren tendrá dos grandes generadores de energía, aunque uno de ellos permanecerá en la reserva y solo entrará en funcionamiento si el otro sufriera una avería. «Tenemos que garantizar la trazabilidad de los contenedores y mercancías y la continuidad de mantenimiento de temperatura de congelación«, indica el director general de Gimex.

FRECUENCIA DEL SERVICIO

Todo estaba previsto para que la conexión Noáin-Barcelona estuviera operativa a mediados del año pasado, pero entonces surgió otro inconveniente: los problemas de suministro de algunos de los componentes de la tecnología que incorpora el tren, por ejemplo en los generadores de electricidad que alimentan los compresores de cada contenedor. La entrega de los aparatos también se ha demorado, demorando el inicio de las operaciones. Pero finalmente se han cumplido todos los trámites y ya está disponible el tren, por lo que Gimex y Synergy trabajan con la hipótesis de poner en marcha el servicio durante el mes de julio. «En principio van a hacerse dos o tres conexiones semanales, pero aún no lo tenemos claro y habrá que verlo una vez esté en funcionamiento. Como es una misma composición la que tiene que ir y venir, no sabemos el tiempo que necesita cada rotación», especifica Tellechea.

«Nos gustaría empezar a tope», añade acto seguido. Pero los retrasos propiciados por el contexto actual, unidos a la problemática global que afecta al tráfico marítimo, les llevan a ser prudentes: «Iremos poco a poco hasta tener todo a punto y saber que funciona al cien por cien. Entonces nos moveremos comercialmente con más intensidad, ya con la certeza de que estamos en condiciones de hacer con garantías lo que ofrezcamos a los clientes».

Gimex trabaja de la mano de Synergy, el operador que gestiona los servicios intermodales entre Barcelona y las principales terminales ferroviarias de España y de Europa. Este entramado de infraestructuras y servicios logra una dimensión global gracias a la red de Hutchison Ports, un grupo presente en 53 puertos y 27 países y que ofrece, a través del Puerto de Barcelona, más de 200 conexiones con puertos de todo el mundo. En esta línea, ambas firmas trabajan conjuntamente para acercar la terminal BEST a las empresas e industrias del norte de España y mejorar así la distribución de sus productos. Una actividad que extienden al sur de Francia. De hecho, desde hace un par de años operan el transporte intermodal de contenedores entre los puertos de Bayona y Barcelona. Gimex se encarga del transporte por carretera de los contenedores que llegan en los barcos que atracan en Bayona hasta la terminal de Noáin, donde son cargados en los trenes fletados por Synergy hasta la ciudad catalana.

«Nos hemos reforzado con un departamento de aduanas para facilitar a los clientes de Francia sus transportes a través del Puerto de Barcelona. De esta manera, ofrecemos todo tipo de gestiones: despachos, tránsitos, inspecciones de mercancías…», apuntó entonces Pablo García, director general de Synergy.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

Gimex ·


To Top