jueves, 27 enero 2022

Una madre navarra, reconocida por el Club de Malasmadres y Cinfa

Izaskun Adot, una madre navarra afectada de fibromialgia, es una de las tres mujeres seleccionadas por el proyecto 'Ellas cuentan'. Así, recibirá una aportación de 3.000 euros por parte de Cinfa.

Redacción
Pamplona - 30 noviembre, 2021

Las tres mujeres seleccionadas recibirán una aportación de 3.000 euros por parte de Cinfa. (Foto: cedida)

La comunidad de Malasmadres ha reconocido las historias de tres mujeres dentro del proyecto solidario ‘Ellas cuentan’, lanzado por el propio Club de Malasmadres y Cinfa. Una iniciativa que da voz a mujeres que se enfrentan “a diferentes luchas vitales: la enfermedad de un hijo o hija, los cuidados de personas dependientes o el reto de afrontar su propia enfermedad”. Más de 240 mujeres de toda España han presentado su candidatura en este proyecto, que ha logrado el respaldo de la comunidad con 63.000 votos.

Las tres madres seleccionadas de ‘Ellas cuentan’ recibirán así una aportación económica por parte de Cinfa de 3.000 euros cada una, con el fin de “mejorar su calidad de vida o la de sus hijas”. En concreto, la historia reconocida en la categoría ‘Mujeres que conviven con una enfermedad’ ha sido la de Izaskun Adot, una madre navarra afectada de fibromialgia. “Esta enfermedad no le impide sacar a su familia adelante, en especial a su hijo Ionan (15 años), que tiene síndrome de Down y un 96 % de discapacidad. Además de Ionan y Ainhoa, su hija mayor, Izaskun y su marido tienen otro niño en acogida, Antonio, de 12 años, que también cuenta con un 57 % de discapacidad”, valoraron desde Cinfa.

La historia de Izaskun es “un claro ejemplo” de lucha y fortaleza. “Me diagnosticaron fibromialgia hace seis o siete años. Siempre lo he llevado bastante en silencio, porque hay tanto debate en torno a esta enfermedad… Pero el dolor es real”, sostiene. A pesar de todo, Izaskun “cuida de todos sus hijos, mantiene su trabajo (en reducción de jornada) y desarrolla un proyecto solidario”, la Fundación Brazadas de Superación, que ayuda a niños y niñas con discapacidad.

“Me pongo el despertador un rato antes para tomar la pastilla del dolor y me levanto cuando ya me ha hecho efecto”, señala. Gracias a esta iniciativa y al apoyo de la comunidad de Malasmadres y Cinfa, Izaskun podrá destinar la ayuda a sesiones de fisioterapia y tratamientos de rehabilitación “que mitiguen la fatiga y el dolor constante” provocados por esta enfermedad.

EJEMPLOS DE SUPERACIÓN

Las otras dos mujeres cuyas historias han sido seleccionadas son Georgina Col (de Cartagena, pero residente en Barcelona), que fue reconocida en la categoría Madres con hijos e hijas con enfermedades o necesidades especiales; y Joana García (Madrid), elegida en la categoría Madres cuidadoras de personas dependientes.

Las tres madres seleccionadas en el proyecto 'Ellas cuentan'.

Las tres madres seleccionadas en cada una de las categorías del proyecto ‘Ellas cuentan’.

La hija de Georgina Col, Claudia, tiene cuatro años y medio y nació con la enfermedad Menke-Hennekam, de la que solo están diagnosticados doce niños en todo el mundo. “Ahí empezó una carrera de fondo de operaciones, hospitales, terapias, muchos altibajos y un constante aprendizaje, que nos ha enseñado que la vida hay que vivirla día a día”, cuenta Georgina.

La pequeña requiere de cuidados las veinticuatro horas del día, motivo por el cual su madre ya no trabaja. “Es imposible. Tengo médicos semanales, terapias diarias… Hace solo cinco meses que empezó a caminar, es una lucha diaria”. A nivel personal, cuenta que ha tenido que trabajar en su proceso. “Estaba muy mal, pero al final sacas fuerzas de donde no las tienes. El dolor no desaparece, pero he aprendido a transformarlo en algo positivo para poder ayudar a otras mamás, y así hemos pasado de no contar a nadie la enfermedad de Claudia a compartirla con orgullo”.

Gracias a esta iniciativa, Georgina ha podido dar mayor visibilidad a su historia y, lo más importante, destinar la ayuda a la investigación de la enfermedad. “Me ha parecido un proyecto maravilloso, que esperamos se pueda repetir. Estamos muy felices de aportar este dinero a la investigación de mi hija, a través de la asociación que mi marido y yo hemos impulsado”, señala.

Por su parte, Joana García casi perdió a su hija a raíz de una sepsis meningocócica, que la mantuvo un mes en la UCI. Salió adelante, pero le tuvieron que amputar una pierna y en la otra tiene problemas de movilidad. A pesar de todo, Aitana (6 años) es una niña luchadora “que sigue yendo al colegio de siempre, aunque con una persona de apoyo” que le ayuda cuando tiene algún problema de movilidad: “Hemos vivido momentos muy difíciles, pero Aitana nos enseña a superarlos. Es una niña muy risueña para la que todo es posible si se quiere hacer”, apunta Joana.

La aportación económica en este caso irá destinada a adquirir una nueva prótesis para la pequeña. “Necesitamos cambiarla a medida que Aitana crece. Gracias a ella, podrá seguir avanzando y disfrutando de mayor autonomía, lo que contribuirá a mejorar nuestra calidad de vida”, concluye.

Entra aquí para leer más sobre RSC.

Archivado en:

Empresa · Cinfa · RSC · Club de Malasmadres ·


To Top