domingo, 20 octubre 2019

Vientos de cambio en la India

Tras dos años de descensos en las exportaciones de las empresas navarras al país asiático, los datos correspondientes al primer semestre de 2019 reflejan un incremento que puede revertir la tendencia.

Redacción
Pamplona - 19 septiembre, 2019

Las empresas navarras del sector de la energía eólica tienen una destacada representación en la India. (Foto: Pixabay)

Las ventas realizadas el año pasado por empresas navarras en la India ascendieron a 54,2 millones de euros, un 29,28 % menos que los 76,7 millones de 2017. Estas, a su vez, bajaron un 39,33 % con respecto a las de 2016, cuando se alcanzó la cifra récord de 126,45 millones (un 84,30 % más que en 2015, cuando la suma fue de 68,61 millones).

Pero tras dos años de caída progresiva, los últimos datos disponibles, correspondientes al primer semestre de este año, indican un repunte de las exportaciones navarras en el país asiático, con unas ventas de 38,97 millones. La presencia foral en la India se centra mayoritariamente en el sector eólico y, en menor medida, en la automoción y en el agroalimentario. Pero se trata de un mercado con un gran potencial de crecimiento y, de hecho, el Plan Internacional de Navarra identifica a este país como una de sus prioridades.

 

La India es uno de los principales receptores de inversión extranjera a nivel mundial, hasta el punto de que en 2016 superó a China. Uno de sus principales atractivos reside en el hecho de que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pronostica que será el país emergente con mayor crecimiento en los próximos años, también por delante de China. Además, oferta mano de obra con bajos costes salariales y un índice de productividad superior a la media de su continente, especialmente respecto a la de su vecino del norte. Sus más de 1.000 millones de habitantes y un 30 % de clase media, con una expectativa de crecimiento de un 50 % para los próximos años, son otros argumentos que la convierten en interesante para los inversores.

En 2017, el entonces embajador de la India en España, Venkatesh Varma, expuso las razones por las que su país puede ser un destino apetecible para las empresas navarras durante una visita que realizó a Pamplona: “Navarra tiene un gran mercado y una importante industria tecnológica reconocida a nivel mundial. Y es hora de que mire hacia la India”. Varma apuntó que los ámbitos en los que se podía cooperar eran las energías renovables, donde “las más potentes empresas a nivel mundial” ya estaban presentes en el país para “liderar lo que la India necesita”, el agroalimentario, el del automóvil, la salud, el turismo o la industria digital. Por eso, apostaba por aumentar las relaciones mediante alianzas empresariales.

Con 62.000 millones de dólares, fue el mayor receptor mundial de inversiones extranjeras en 2016, superando a China.

La invitación de Varma podría deberse a que el intercambio comercial entre la India y Navarra se mueve en cifras modestas y con grandes altibajos. En 2009 las exportaciones totales de las empresas navarras al país asiático ascendieron a 25,92 millones de euros y, diez años después, en 2018, sumaron 54,25 millones. Pero llegaron a ser, en 2016, de 126,45 millones frente a los 68,61 del año precedente, para caer de nuevo en 2017 un 39,3 % hasta los 76,71 millones. En el primer semestre de 2019, el valor de las ventas es ya de 38,97 millones, por lo que cabe suponer que se superará la cifra del año pasado y rondará la del anterior.

Autoridades y representantes de las empresas navarras e indias, en la sede de CEIN. (Foto: cedida)

Tampoco son demasiadas las empresas de la Comunidad foral que venden productos o servicios a la India; en 2018 fueron 155 frente a las 165 del año anterior, 163 de 2016 y las 147 y 126 de los dos ejercicios anteriores. De las 155 exportadoras del año pasado 59 eran regulares, es decir, habían exportado en los últimos cuatro años consecutivos, y 51 lo hicieron por valor de más de 50.000 euros. Las exportaciones de 2018 se desglosan en productos agroalimentarios (800.003 euros), bebidas (319.050), bienes de consumo (591.170) y productos industriales y tecnología (52,54 millones de euros). En total 54,25 millones de euros.

SECTOR EÓLICO

Como señalaba Venkatesh Varma, son numerosas las empresas navarras del sector eólico que se han asentado en la India. Las pioneras fueron Siemens-Gamesa y Nordex-Acciona Windpower, que se instalaron en la zona de Chennai. Y, tras ellas, viajaron algunas de las que formaban parte de su cadena de abastecimiento, compuesta por fabricantes y proveedores de componentes y servicios como IED Greenpower, Industrial Barranquesa, Fluitecnik (que se ha aliado con el gigante local Wheels India Limited, tal y como informó ayer NavarraCapital.es), Frenos Iruña, Jatorman, Industrias Barga, Tesicnor, Tetrace o Ingeteam, entre otras.

Hoy, estas empresas instaladas en Chennai -el lugar del mundo con mayor concentración de empresas navarras implantadas en el exterior- no se conforman con ser sólo proveedoras de las empresas que fueron tractoras en su momento y pueden atender hasta el 98 % de las principales empresas indias del sector.

El año pasado, el 96,8 % de las exportaciones navarras al país asiático fueron productos industriales y tecnología, por un importe de 52,54 millones de euros.

Las eólicas ha creado una agrupación empresarial, Navarra Wind Supply, que además de ser el vehículo para plantear una oferta agrupada, ha organizado misiones comerciales y eventos con el apoyo del Gobierno foral, entre los que destaca la participación en la Feria Internacional Windergy, celebrada en 2017 en Delhi.

¿Qué hace de la India un país clave para el sector eólico navarro? Sobre todo, el hecho de que se encuentra en medio de un ambicioso proyecto de transformación energética, con el reto de que para el año 2030, el 40 % de su producción energética provenga de energías verdes. Tras la ralentización experimentada en la expansión de la capacidad durante el ejercicio 2017, el Gobierno indio anunció que subastaría, en 2018 y en 2019, 10 gigawatios de capacidad de energía eólica cada año para alcanzar una capacidad total instalada de 60 gigawatios en marzo de 2022.

AUTOMOCIÓN

El segundo sector indio que más inversiones navarras ha captado es el del automóvil. Con una producción promedio de alrededor de 25 millones de vehículos al año y generador de empleo para más de 29 millones de personas (empleo directo e indirecto), el sector de la automoción en la India es uno de los más grandes del mundo. Es el primer fabricante de tractores, el segundo de motocicletas y también de autobuses, el quinto productor mundial de camiones pesados y el sexto de automóviles. En lo que a la industria de componentes de automoción se refiere, supuso en 2017 un 2,3 % del PIB, empleando a más de 1,5 millones de personas de forma directa e indirecta. Son datos que animan a explorar un mercado en el que pueden tener cabida las empresas navarras auxiliares del motor. Existen tres polos interesantes por su grado de desarrollo en el sector de componentes de automoción en India: Delhi, Pune y Chennai.

La India es el primer fabricante mundial de tractores, el segundo de motocicletas y autobuses, el quinto de camiones y el sexto de turismos.

Hace un año, el 17 de septiembre de 2018, tuvo lugar en Pamplona un encuentro para buscar nuevas vías de colaboración y oportunidades comerciales entre empresas indias y navarras fabricantes de componentes del sector de la automoción. Participaron dieciocho empresas navarras y otras tantas indias, agrupadas estas últimas en ACMA (Automotive Component Manufacturers Association of India), asociación con la que ya se había reunido en junio una delegación del Gobierno foral.

SECTOR AGROALIMENTARIO

También hace un año, el 4 de septiembre de 2018, la ministra de Industria de Alimentos Procesados de la India, Harsimrat Kaur Badal, visitó la Comunidad foral para buscar sinergias y oportunidades de colaboración con el sector agrario navarro. Durante su estancia, que respondía a la realizada por una delegación navarra tres meses antes al país asiático, la ministra manifestó su interés por las empresas del sector en la Comunidad foral, ya que el procesado de alimentos, aunque está relativamente poco desarrollado en su país, experimenta un rápido crecimiento.

Harsimrat Kaur Badal recordó que la India incentiva la inversión extranjera para empresas de procesado con un 0 % de impuestos para implantaciones en el país, y señaló otras ventajas a valorar por las empresas navarras, como la vía directa para la inversión extranjera para procesado de alimentos y minoristas producidos en la India, tipos de interés preferenciales, deducciones del 100 % en impuestos sobre los ingresos generados por gastos en la cadena de frío y almacenamiento, exenciones fiscales en diversas actividades, reducción de los derechos de aduana o estándares internacionales de seguridad.

Por el momento, la presencia navarra en el sector es escasa, aunque va a crecer significativamente con la futura apertura de la factoría que construye, desde el pasado mes de mayo, Congelados de Navarra en el estado de Punyab (con una inversión de 50 millones de euros).  El Plan Internacional de Navarra impulsa la presencia del sector agroalimentario navarro en la India, con iniciativas como con la misión comercial que viajó en junio de 2018 a Nueva Delhi y el apoyo a la participación en noviembre de 2017 de nueve empresas navarras y del CNTA en la feria World Food India.

Entre aquí para conocer más sobre las relaciones comerciales entre Navarra y la India.


To Top