martes, 17 septiembre 2019

Vivir el vino… una cosecha más

En Bodegas Ochoa los nervios y la ilusión por la vendimia que se aproxima están a flor de piel. Reciben la cosecha con la misma pasión de cada año y, además, incorporan importantes novedades a su viticultura. Todo ello podrá comprobarse el próximo sábado 31 de agosto en su tradicional jornada de puertas abiertas en su ‘casa’ de Olite.

Miguel Suárez del Cerro
Olite (Navarra) - 24 agosto, 2019

Encuentros con sabor a vino navarro.

Son muchas las actividades que estas bodegas realizan a lo largo del año, desde catas con chocolate hasta visitas especializadas de sus diferentes productos. Sin embargo, esta apertura de temporada suele suponer, sin duda, uno de los eventos imprescindibles para cualquiera que ame el mundo del vino o que quiera adentrarse en sus olores y sabores.

La jornada de puertas abiertas se llevará a cabo entre las 10.00 y las 14.00 horas, y estará repleta de actividades en torno al vino y su disfrute; comenzando por visitas teatralizadas (a las 10.00, 11.00 y 12.00 horas), siguiendo por visitas clásicas a la bodega (a las 12:30) y terminado con un sinfín de eventos: catas de uva y vinos, picoteo, sorteos, música en directo y entretenimiento infantil (de 3 a 10 años). Las plazas son limitadas, así que el que quiera apuntarse a esta jornada de puertas abiertas o visitar la Bodega cualquier otro día debe reservar online en bodegasochoa.com, en el teléfono 948 740 006 o en info@bodegasochoa.com

Visitas guiadas para conocer los secretos de Ochoa.

Afincada en Olite, esta bodega lleva seis generaciones “viviendo el vino” y defendiendo una sólida filosofía en su apuesta por el I+D con el máximo respeto al medio ambiente. Desde hace años, Ochoa está afrontando una transición a ecológico de su viñedo, así como de los olivos, ya que la bodega elabora también un aceite de oliva virgen extra de primera extracción en frío de las variedades arbequina y koroneiki que es, como a ellos les gusta definirlo, “oro líquido” de primer nivel.

Actualmente, 64 hectáreas de viñedo y 28 de olivos han dado el paso a la conversión a ecológico. “Somos convertidos convencidos. El tiempo, los estudios y la experiencia nos han enseñado que, cuanto más conozcas y mejor cuides el medio ambiente, mejor te responde, dándote unas uvas maravillosas para elaborar vinos con unos estándares de calidad muy muy altos”, afirma Adriana Ochoa, enóloga y directora técnica de la Bodega.

En esta época del año ya empiezan a conocerse algunas previsiones de cómo será la vendimia. En este sentido, Adriana apunta que “este año, todo hace presagiar una cosecha espectacular”, debido a que “la vendimia se prevé para la primera semana de septiembre, dentro de la normalidad, y la uva presenta una sanidad muy buena, con rendimientos bajos, una uva concentrada y unos tiempos de madurez excepcionales”. Con estos datos, la enóloga puede confirmar que “este año se va a dar un equilibrio perfecto en cuanto a madurez fenólica y tecnológica, la relativa a azúcares y acidez” y está segura de que “vamos a tener unos vinos de gran calidad”. Un carácter que ha sido constante durante toda su historia, como lo demuestra la reciente Medalla de Oro para el Ochoa Gran Reserva 2010 en el Concours Mundial de Bruxelles.

Y volvemos a la innovación, de suma importancia para una bodega que sigue invirtiendo esfuerzos en este ámbito. No debemos olvidar que Bodegas Ochoa fue la primera en España en hacer i+D en la viña, en 1994, y actualmente sigue a la cabeza. En estos momentos, se encuentran inmersos en un minucioso proyecto de zonificación, que les permite conocer al detalle cada parcela, y han añadido para esta vendimia un nuevo elemento al que llaman “el Ferrari de las vendimiadoras”.

Beatriz Ochoa, gerente de la bodega, señala que “en términos de volumen, aunque la gente nos conozca mucho, no somos una bodega enorme, pero sí que hacemos inversiones fuertes y eso va a verse reflejado en la calidad de nuestros vinos”. Por eso “este año”, continúa, “la apuesta ha sido hacernos con una vendimiadora excepcional, equipada con la última tecnología para asegurarnos una selección exhaustiva de la uva y un respeto máximo a nuestras cepas, que estamos convencidos que nuestros consumidores sabrán apreciar”.

Unión de artes en el mundo del vino.

Con esta perspectiva por delante, es comprensible que en la bodega tengan ganas ya de calzarse las botas y salir al campo a recoger los frutos que llevan todo el año esperando pacientemente, después de cuidar con delicadeza cada parcela y de dedicarle horas de estudio y mucho trabajo.

Pero esas ganas de trabajar no se quedan en el campo. Ni siquiera en la bodega o en los constantes viajes por medio mundo dando a conocer los vinos Ochoa. Esas ganas se hacen más fuertes cada vez que alguien va a visitar su bodega. “Dicen que ganamos en las distancias cortas y, por eso, nos gusta abrir las puertas de Ochoa a todo el que quiera venir a conocer, catar, preguntar…”, subraya Beatriz.

Todo listo para la vendimia.

“Nos hace muchísima ilusión poder contar de viva voz la historia de nuestra familia, las bases de nuestra pasión”, algo que tanto Beatriz como Adriana muestran en cada una de sus palabras. Esta emoción se completa al “escuchar y brindar con todas esas personas que vienen hasta aquí” y al “agradecerles su compromiso con Ochoa”. Los amantes del vino podrán vivir esta pasión de primera mano el próximo 31 de agosto en una cita ineludible.


To Top