xDRIVE30e, el BMW X3 más eléctrico que térmico

martes, 11 agosto 2020

xDrive30e, el BMW X3 más eléctrico que térmico

Es el primer SUV de la marca que ofrecerá, en 2020, las opciones de motor de combustión, híbrido enchufable y versión completamente eléctrica a gusto del consumidor.

Redacción
Madrid-Pamplona - 6 diciembre, 2019

Con el nuevo X3 xDrive30e, BMW avanza hacia su objetivo de 25 vehículos electrificados para 2023. (Foto: cedida).

BMW añade un nuevo escalón en su migración hacia su objetivo de 25 vehículos electrificados para 2023. El nuevo BMW X3 xDrive30e se fabrica a partir de este mes en la planta de Spartanburg, en EEUU, y su lanzamiento a nivel mundial está previsto para la primavera de 2020.

Este SAV (Sports Activity Vehicle) premium de gama media es el primer SUV de la marca en ofrecerse con motor de combustión, como híbrido enchufable y en versión completamente eléctrica (este último se añadirá en el transcurso de 2020).

Cuenta con el sistema xDrive, que distribuye permanentemente el par entre las ruedas delanteras y traseras según sea necesario, incluso cuando se conduce exclusivamente en modo eléctrico. La potencia del sistema proviene de un motor de gasolina de 4 cilindros de 2,0 litros turbo que rinde 184 CV y un motor eléctrico integrado en el cambio Steptronic, de 8 velocidades y con una potencia de 109 CV. En conjunto, ambos propulsores generan una potencia máxima de 292 CV.

Los dos motores, eléctrico y de combustión, funcionan en sintonía para ofrecer mayor reactividad o limitar el consumo y las emisiones.

Dependiendo del modo de funcionamiento y de la situación en la carretera, el motor eléctrico puede utilizarse tanto para moverse en modo puramente eléctrico como para apoyar al motor de combustión.

En el modo Auto eDrive, la conducción totalmente eléctrica es posible hasta velocidades de 110 km/h. El motor de combustión solo se pone en funcionamiento a velocidades más altas o cuando se solicitan requisitos de carga especialmente elevados.

Cuando los dos motores están activos se optimiza la eficiencia, pero también la reactividad. Al acelerar, se nota claramente la respuesta del motor eléctrico, mientras que a velocidades sostenidas su asistencia eléctrica reduce el consumo de combustible y las emisiones. El aporte del motor eléctrico asegura que el de combustión pueda funcionar dentro de un rango optimizado en cuanto a la eficiencia tan a menudo como sea posible.

En el modo Auto eDrive, la conducción totalmente eléctrica es posible hasta velocidades de 110 km/h. (Foto: cedida).

El modo Battery control está disponible para mantener el estado de carga de la batería a un nivel determinado por el conductor. De esta manera, la energía eléctrica puede reservarse específicamente y utilizarse para la conducción sin emisiones en zonas urbanas. La autonomía en modo eléctrico ronda los 50 kilómetros.

La batería se encuentra situada bajo el asiento trasero, para ahorrar espacio, mientras que el depósito de combustible se emplaza por encima del eje trasero. Con 450 litros, el volumen del maletero está a la altura de los modelos de motor térmico. Al abatir el asiento trasero, con una división de 40:20:40, el volumen se puede ampliar hasta 1.500 litros.

El vehículo se puede recargar, además, en los enchufes domésticos con el cable de carga del equipo de serie. De esta forma, la batería puede cargarse por completo en menos de seis horas. En un BMW i Wallbox el mismo proceso se puede completar en unas tres horas y media.

CONECTADO AL USUARIO

Gracias a su autonomía eléctrica, el BMW X3 xDrive30e cumple con los criterios establecidos para disponer de la etiqueta cero emisiones de la DGT y beneficiarse de diversas ventajas asociadas. Como alternativa a la versión de acceso, el X3 xDrive 30e también se puede elegir con las líneas Advantage, xLine, Luxury y M Sport.

Su equipamiento de serie incluye aviso acústico para los peatones. Cuando se conduce en modo eléctrico a baja velocidad, emite un sonido que sirve para alertar a otros usuarios de la vía de la presencia del coche que se aproxima.

Además, el nuevo X3 xDrive30e está equipado de serie con un sistema de aire acondicionado auxiliar. Éste, puede controlarse de forma remota desde un smartphone mediante la BMW Connected App; así, el conductor puede subirse al coche caliente en invierno y fresco en verano.

Los servicios digitales ayudan al conductor en la búsqueda y selección de estaciones de carga públicas, permiten habilitar el proceso de carga a través de funciones remotas y transmiten al smartphone del conductor u otros dispositivos personales información relativa a su estado de carga, autonomía eléctrica y combinada y el consumo de energía individual.

Entrar aquí para leer más noticias sobre BMW.


To Top