martes, 23 abril 2024

Álvaro Hurtado vuela con Zucami

Llegó a Navarra con un objetivo claro: diseñar equipos. Desde entonces, este bilbaíno ha ido escalando posiciones en empresas de sectores como el de la seguridad, la construcción o la maquinaria industrial. En Zucami aterrizó en 2020, tras doce años liderando la línea de negocio de papel en MTorres. Ahora es el CEO de una empresa que exporta a 86 países y que quiere recuperar el liderazgo que en su día ocupó en Europa.


Beriáin - 4 febrero, 2023 - 00:02

Hurtado (Bilbao, 1969) es ingeniero industrial por la Universidad del País Vasco. (Fotos: Maite H. Mateo)

Antes de que se adentre de lleno en este texto, le proponemos un ejercicio: diríjase a su frigorífico -o a su supermercado de confianza-, coja un huevo y observe el etiquetado. Si el primer número del código inscrito en la cáscara es un 3, está usted sosteniendo un huevo procedente de gallinas en jaulas. El número 2, en cambio, indicaría que proviene de aves criadas en suelo. La cifra 1 se reserva a los huevos camperos -de gallinas que pastan en libertad, sin estar encerradas en un recinto-, mientras que el 0 designa a los huevos ecológicos.

Todo esto lo sabemos gracias a Álvaro Hurtado (Bilbao, 1969). Él mismo, según nos confiesa, lo aprendió hace tres años, coincidiendo con su aterrizaje como CEO en Zucami Poultry Equipment, empresa con sede en Beriáin especializada en la fabricación de maquinaria avícola. A Navarra, no obstante, ha estado vinculado profesionalmente desde principios de los noventa. Llegó tras licenciarse en Ingeniería Industrial por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). Para entonces, deseaba “clarísimamente” diseñar equipos y en la extinta Navarra Electrónica le ofrecieron la oportunidad de hacer eso. “Estuve diseñando equipos de seguridad, detectores de aumentos de velocidad, de incendios… Y fuimos extendiendo hasta crear aparatos para detectar gases en garajes y movimiento a través de imagen”, rememora ilusionado. Fue una etapa que quizá terminó demasiado pronto: aquella empresa era “bastante pequeñita” y llegó un momento en el que “se acabó el dinero”.

«En Latinoamérica no hay nadie que venda más que Zucami»

Poco tiempo después comenzó a trabajar para Faurecia. Primero lo hizo en Tecnoconfort, la planta que la firma francesa puso en marcha en Pamplona durante esos años, y después en la sede del grupo en Vitoria. En la multinacional permaneció casi un lustro, hasta que decidió emprender y cofundó Llenari. Así volvió a dedicarse a fabricar y comercializar dispositivos de seguridad. Vendió su parte de la compañía en 2007, cuando recibió una oferta de MTorres.

“En realidad, esta empresa era el motivo inicial por el que me había animado a mudarme a Navarra. Me dijeron que tenían el negocio del papel, que era el histórico de la compañía, y que querían reflotarlo”, explica. Nuestro entrevistado aceptó la propuesta y se convirtió en el director de esta línea de negocio dentro de la compañía. En el cargo permaneció hasta finales de 2019, un poco antes de recalar en Zucami.

En los últimos años, según relata el CEO de Zucami, el coste de los contenedores «se ha triplicado o quintuplicado».

Llegados a este punto, nos vemos casi en la obligación de hacer un parón en la biografía. Seguridad, construcción, maquinaria industrial… No es necesario que formulemos la pregunta, porque Hurtado ya sabe por dónde van los tiros. “Cada vez que he cambiado de empresa, también he cambiado de sector. Es un tema personal -aclara-. Me gusta salir bien de los sitios en los que he trabajado y normalmente, al marcharte de un lugar, encuentras trabajo con más facilidad cuando te lo ofrecen proveedores, clientes o competidores. Pero me vaya a donde me vaya, lo que he aprendido en una compañía concreta ya lo sé y no puedo olvidarlo. ¿Cuál es el problema? Que entonces puedes contarlo… ¡y eso no puede ser!”.

Ahora bien, Hurtado tiene la sensación de que la actividad que ha desempeñado a lo largo de su trayectoria no ha cambiado demasiado. “Las empresas en las que he estado no tienen nada que ver entre sí, aunque curiosamente siempre he estado diseñando maquinaria y supervisando procesos para producir algo a nivel industrial. En Zucami es lo mismo: lo que ha cambiado es que anteriormente había trabajado con personas operarias, mientras que aquí lo que hay detrás son cientos de miles de gallinas. Es un poco más complicado”, resume. Sugerimos que quizá pudo afrontar todos estos cambios gracias a su faceta de ingeniero y nos da la razón, pero añade un matiz. “Estoy de acuerdo -afirma-, no puede ser de otra manera. Somos comodines, podemos hacer, entre comillas, cualquier cosa. Pero a los ingenieros también nos suelen decir que somos demasiado cabezas cuadradas y eso lo tengo clarísimo. Necesitas gente artística a tu alrededor. Da igual lo que vayas a diseñar, incluso si se trata de lo más funcional del mundo mundial. ¡Métele un poquito de arte!”.

Esa necesidad de rodearse de gente valiosa es, en su opinión, el activo más importante de la firma que dirige. “Desde luego, Zucami no son estos edificios ni las máquinas de abajo. Zucami es la gente que está y toda la que ha estado anteriormente. Al final, no eres más que las personas que tienes. Y mientras mejores sean estas personas, a mejores cosas puedes aspirar”.

«Se suele decir que los ingenieros somos demasiado cabezas cuadradas y eso lo tengo clarísimo. Necesitas gente artística a tu alrededor»

¿A qué aspira el CEO de Zucami Poultry Equipment? Entre otras cosas, a recuperar el liderazgo histórico de la empresa dentro del continente europeo.

“Fuimos líderes en Europa, especialmente en Europa occidental. Ese fue nuestro origen, nos fuimos desarrollando hasta que nos quedamos sin producto y nos barrieron, literalmente. De entre los diez principales fabricantes, estamos en el puesto siete u ocho. Ahora estamos recuperando el negocio a marchas forzadas”, revela.

Distinta es la situación en Latinoamérica, donde la empresa es “enormemente fuerte”. “Diría que allí no hay nadie que venda más que Zucami. Como mucho puede haber alguno que, por cuotas de mercado, llegue a nuestro nivel en el supuesto de que esté concentrado, por lo que tengo mis dudas”, remarca. En total, la firma exporta actualmente a 86 países. “Algunos, por lo que sea, se nos han resistido -agrega Hurtado-. No vendemos nada en China, donde se producen muchos huevos, y algunos competidores nuestros sí lo hacen. Es un país complicado. En África estamos entre los cinco proveedores principales y en algunos lugares de Asia, como Tailandia o Malasia, tal vez podríamos ser el número uno”.

NUEVAS OPORTUNIDADES

Su transparencia al hablar viene acompañada de una chispa de optimismo que, sospechamos, forma parte de su carácter. “Ahora mismo tenemos dos oportunidades enormes”, afirma. La primera está relacionada con el crecimiento poblacional en las próximas décadas. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), en concreto, estima que la población mundial “aumentará en casi 2.000 millones de personas en los próximos 30 años, pasando de los 8.000 millones actuales a los 9.700 millones en 2050″. Incluso puede aproximarse a los 10.400 millones para mediados de 2080.

Ante estos datos, la industria agroalimentaria tiene un reto: incrementar la producción de alimentos de una manera sostenible. “Y dentro de los alimentos -subraya Hurtado-, el pollo y los huevos se sitúan entre las proteínas más económicas”. La segunda circunstancia tiene que ver con las legislaciones de bienestar animal que entrarán en vigor próximamente. Ya en 2012, los ovoproductores europeos tuvieron que alterar sus instalaciones para dar paso a jaulas enriquecidas. De cara a 2027, Bruselas pretende acabar con la cría de gallinas en jaula, lo que traerá consigo nuevos cambios en la infraestructura de estas granjas. En distintas regiones de Estados Unidos, además, ya se están comenzando a implantar normativas similares. Ese escenario cercano es el que, en los últimos años, ha llevado a Zucami a ampliar su línea de negocio para introducir nuevos productos. «A mí también me decían que en la empresa se hacían jaulas. Y es mentira, porque ya no es así. A fecha de hoy nadie hace una nueva instalación con jaulas. Lo que vendemos es el equipamiento que está dentro de una nave industrial y que permite que esa nave se transforme en una fábrica de huevos totalmente automatizada», aclara.

“Todo esto nos viene maravillosamente bien, supone más negocio”, enfatiza el CEO de Zucami. Lo que nos explica a continuación nos sorprende, quizá porque no estamos acostumbrados a pisar el campo. Resulta que criar gallinas en libertad es, según él, más contaminante que hacerlo en jaulas. “La huella de carbono es muchísimo mayor en el primer caso, porque el consumo es más alto. Además de eso, ocurre otra cosa: las condiciones para los trabajadores son muchísimo más duras cuando las gallinas no están en jaulas”.

El mercado estrella de la empresa es Latinoamérica, región en la que Zucami es el «número uno» dentro del sector.

Hurtado tampoco deja de lado en su análisis el escenario económico, marcado por una subida exponencial de los costes energéticos y por la escasez de materias primas. “Parece que la pandemia ha pasado, pero no es así. Si China tiene problemas, nos generará problemas a todos. En los últimos años, el coste de los contenedores se ha triplicado o quintuplicado y seguimos sin estar libres de que eso vuelva a ocurrir”, advierte. La subida de los tipos de interés para contener la inflación tampoco ayuda: “Cuando el dinero cuesta más caro, no se favorece la inversión. Y nosotros lo que vendemos son materiales de inversión”.

Parece que el final de la entrevista puede tornarse un tanto agridulce, pero el CEO de Zucami -y la sonrisa que le acompaña al hablar- no está dispuesto a permitirlo. “El futuro lo hacemos nosotros. Todo depende de lo que quieras hacer y de lo que estés dispuesto a hacer. En nuestro caso, tenemos cantidad de cosas que hacer, con lo cual estamos muy, muy bien. Estoy convencido de que va a ser difícil. ¿Y quién dijo que iba a ser fácil?”, cuestiona. Ya no sabemos si habla de la empresa o de la vida, pero esa lección nos basta para despedirnos.

Entra aquí para leer más Entrevistas de Trabajo.


To Top