Autónomo y de segunda mano

sábado, 4 abril 2020

Autónomo y de segunda mano

Sólo un 18 % de los trabajadores por cuenta propia opta por la compra de un coche nuevo. El resto prefiere vehículos de segunda mano o explora la opción del 'renting', que ha crecido con fuerza en los últimos meses.

Redacción
Pamplona-Madrid - 13 marzo, 2020

Para obtener ventajas fiscales el vehículo debe destinarse al uso profesional. (Foto: freepik).

Para obtener ventajas fiscales, el vehículo debe destinarse a uso profesional. (Foto: Freepik).

Los trabajadores por cuenta propia, los autónomos, lo tienen claro. El 42 % prefiere comprar un coche de segunda mano. A la persistente incertidumbre que envuelve al automóvil se suman las dificultades de muchos autónomos para llegar a fin de mes. Así, a la hora de comprar un coche con fines empresariales, se prefiere el coche de ocasión.

Es la conclusión más relevante que se extrae del último informe publicado por OcasionPlus.com. En dicho estudio se recoge que otro 40 % de los trabajadores por cuenta propia se inclina por el renting. Esta fórmula acumula un crecimiento de casi el 10 % en los últimos doce meses. En Navarra, el parque del renting alcanza los 8.525 vehículos, de los cuales 1.575 corresponden a particulares y autónomos. De esta manera, más del 80 % busca vías distintas a la compra del coche nuevo, ya que solo el 18 % de los autónomos prefiere esta opción.

COCHE PROFESIONAL, IVA DEDUCIBLE

Uno de los requisitos indispensables para los autónomos es poder deducir una parte o el total del IVA soportados que tiene el vehículo: gasolina, gastos de reparación, etc. Al comprar un coche nuevo, los trabajadores por cuenta propia buscan deducir ese impuesto, aunque el vehículo debe estar sujeto a la actividad económica. Solo entonces, los autónomos pueden deducir el 50 % de la cuota soportada. En caso de ser utilizado para uso personal, el IVA no será deducible.

Por eso, muchos autónomos buscan opciones baratas y que les permitan acogerse a este requisito. Se trata de vehículos destinados a transporte de mercancías, autoescuelas, taxis, etcétera. Y, según OcasionPlus.com, más del 40 % prefiere un coche de ocasión frente a uno nuevo.

A igual que sucede en el resto de la sociedad, los autónomos optan por las soluciones más económicas y ya se venden dos coches usados por cada uno nuevo.

En cuanto al modo de propulsión, el carburante preferido por los autónomos es el diésel. El motivo es el menor consumo y menores gastos. El gasóleo ofrece un mayor rendimiento a conductores que recorren muchos kilómetros, condición que cumple un buen número de autónomos.

Por eso el 88 % de los autónomos prefiere un coche diésel a otro vehículo, ya sea gasolina, híbrido o eléctrico. Por contra, el 10 % escoge coches de gasolina porque no recorre tantos kilómetros con su automóvil; el 2 % restante opta por coches con etiqueta ECO o cero emisiones.

En este sentido, los autónomos reflejan una realidad del mercado general. Según datos ofrecidos por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), el mercado de ocasión es el único que se mantiene a flote, en un contexto de caída generalizada de matriculaciones en todos los segmentos. De hecho, ya se venden dos usados por cada nuevo. En lo que va de año, se han vendido 366.820 unidades, un 5,4% más que hasta febrero de 2019.

Las ventas de eléctricos puros de ocasión, aunque todavía apenas representan el 0,2 % de las ventas totales de segunda mano, subieron un 67 % en España hasta febrero, con 596 unidades vendidas.

Entrar aquí para leer más noticias sobre el mercado del automóvil.


To Top