domingo, 16 junio 2024

Belén Canalejo da «un giro» hacia el diseño de interiores «tras una crisis de carrera»

La 'influencer' pamplonesa, que suma 66.200 seguidores en Twitter, 256.000 en Instagram, 143.000 en Facebook, más de 25.300 en Blogovin y 417.000 suscriptores en YouTube, anunció este fin de semana que ya no se focalizará en la creación de contenido como hasta ahora y que priorizará su nuevo proyecto profesional. "El diseño de interiores me gusta mucho y he decidido ir a por ello. Mi idea es estar muy centrada en esto para sacarle todo el partido posible y dar pasos en firme. Esto me va a llevar a no poder estar tan presente por aquí (en las redes sociales). No me voy, pero sí va a haber un giro. Me voy a dejar llevar, sin programación y sin compromiso", anunció en Instagram.


Pamplona - 16 enero, 2023 - 17:22

La 'influencer' pamplonesa Belén Canalejo, de 44 años, estudió Periodismo y Diseño de Moda. (Foto: cedida)

La ‘influencer’ de moda y emprendedora Belén Canalejo, pamplonesa de 44 años y autora de Balamoda, anunció este fin de semana que ha optado por dar un nuevo rumbo a su trayectoria profesional para centrarse en el diseño de interiores y no tanto en la creación de contenidos, como llevaba haciendo durante los últimos catorce años. «No me voy (de las redes sociales), pero sí va a haber un giro. Me voy a dejar llevar, sin programación y sin compromiso. ¡Vamos a ir viendo qué sale!», apuntó en su cuenta de Instagram la también anfitriona de Airbnb.

Un cambio que llega después de una época difícil para ella: «El año pasado fue complicado en todo lo profesional. Tuve una crisis de carrera que me hizo estar llena de dudas y desmotivada. No lo pasé bien, pero como en todo túnel llega el momento de ver la luz. Y, por fin, la vi en noviembre (…) La semana pasada comencé un curso de interiores en Santa Mónica. Sabéis que es algo que me gusta mucho y he decidido ir a por ello. Mi idea es estar muy centrada en esto para sacarle todo el partido posible y dar pasos en firme. Esto me va a llevar a no poder estar tan presente por aquí ni a crear contenido como he hecho durante catorce años».

«El año pasado fue complicado en todo lo profesional. Tuve una crisis de carrera que me hizo estar llena de dudas y desmotivada. No lo pasé bien, pero como en todo túnel llega el momento de ver la luz. Y, por fin, la vi en noviembre»

Ahora bien, la ‘influencer’, que suma 66.200 seguidores en Twitter, 256.000 en Instagram, 143.000 en Facebook, más de 25.300 en Blogovin y 417.000 suscriptores en YouTube, aún no ha definido del todo cómo será su nueva andadura.

«Os mentiría si os dijera que tengo claro a dónde voy y que sé dónde me veo de aquí a dos años. Chicas, no tengo ni idea de a dónde voy. A lo único que me agarro es que voy con ilusión y me ha hecho de motor. Tengo vértigo, no sé si seré buena, si se me dará bien, si podré ganarme la vida de esto… Pero me agarro a que siempre me he dicho que hacer las cosas bien no te puede llevar a nada malo. Lo bueno atrae a lo bueno y en eso me voy a enfocar: en hacer las cosas bien, paso a paso», admitió.

EJEMPLOS INSPIRADORES

En el camino hacia esta nueva etapa que ahora afronta, también encontró ejemplos que le sirvieron de inspiración. «Cuando estaba en plena crisis, miraba a mis compañeras en las redes y me cuestionaba por qué ellas seguían con la misma fuerza y energía y a mí me costaba. Me sentía como que había tirado la toalla o fracasado. Hasta que un día me iluminaron y pensé: ‘Belén, esto no va sobre ellas. Esto va sobre ti, esta es tu vida y tienes que ser feliz con lo que hagas’. También pensé en mis 44 años y en si podría ser tarde para empezar algo nuevo. Pero miré a mi alrededor, a mujeres a las que admiro como Jlo, Kelly Wearstler o Mel Robbins, que rondan los 54, y pensé: ‘En redes, en diez años, pasé de no ser nadie a hacerme un hueco importante. De aquí a diez años, cuando tenga 54, puedo haberme hecho el mismo hueco en algo nuevo'», señaló en su post, que este lunes por la tarde sumaba más de 22.000 Me Gusta y más de 1.800 comentarios.

«No estoy en la línea de salida. Llevo veinticuatro años capitaneando mi barco como emprendedora sin parar ni para cogerme una baja maternal, trabajando sin vacaciones de verdad»

En este sentido, hubo personas «con buena intención» que le pidieron que hiciera pódcast, vídeos de moda, YouTube… «Pero la gente no sabe lo que una cambia y lo que una necesita. Decidí escuchar a mi corazón y ser coherente con lo que me estaba gritando, aunque no cumpliera con las expectativas. Pensaba en si esto era comenzar de cero, pero no. No estoy en la línea de salida. Llevo veinticuatro años capitaneando mi barco como emprendedora, veinticuatro años al volante, sin parar ni para cogerme una baja maternal, trabajando sin vacaciones de verdad», enfatizó.

Al mismo tiempo, se mostró convencida de que todo este proceso también será «un aprendizaje» para sus hijos, una forma de «ver a su madre tomar decisiones simplemente porque le hacen feliz y no porque es donde se supone que tiene que estar». «Es muy intenso esto, chicas. Y no me creo volver a ser estudiante, pero estoy muy contenta. Ahora les digo a los chiquis que tengo que hacer mi tarea y les hace mucha gracia», concluyó.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top