CEN, UGT y CCOO insisten en convocar ya el Consejo de Diálogo Social

martes, 22 septiembre 2020

CEN, UGT y CCOO insisten en convocar ya el Consejo de Diálogo Social

La CEN, UGT y CCOO mostraron su malestar "por la falta de respuesta” del Ejecutivo navarro a las peticiones ya lanzadas el 17 y el 27 de abril. De ahí que este lunes volvieran a reclamar la convocatoria del Consejo de Diálogo Social, en cuyo seno desean analizar las propuestas diseñadas por cada organización en materia económica y de empleo.

Redacción
Pamplona - 11 mayo, 2020

La CEN, UGT y CCOO ven necesario comenzar a negociar ya el contenido del plan de reactivación económica. (Foto: cedida)

La Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y los sindicatos UGT CCOO enviaron este lunes una carta a la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, en la que volvieron a solicitar la convocatoria “urgente” del Consejo de Diálogo Social para debatir las propuestas formuladas por las tres organizaciones “con el fin de reactivar la economía y el empleo en Navarra”.

La patronal y los sindicatos mantuvieron una reunión, en la que acordaron dirigir conjuntamente esta petición a Chivite y enviar por separado las medidas que cada una de ellas considera necesario analizar para hacer frente a la crisis económica provocada por el Covid-19. En dicha carta, la patronal y los sindicatos UGT y CCOO manifestaron su queja “por la falta de respuesta a la petición de reunión del Consejo de Diálogo Social formulada el pasado 27 de abril y, previamente, en la Comisión Permanente del día 17 del mismo mes”.

De hecho, fue en el seno de la Comisión Permanente del Consejo donde nació la idea de impulsar un plan de reactivación y reconstrucción económica y social para Navarra. Como ya informó este medio entonces, la CEN y los sindicatos reclamaron su diseño y puesta en marcha a primera hora de la mañana, pero Chivite lo anunció como una iniciativa exclusiva del Gobierno foral en el plano parlamentario posterior, donde no hizo referencia alguna a lo que había acontecido en aquel encuentro.

De hecho, se limitó a señalar que su Ejecutivo abriría “un proceso de diálogo” con los agentes económicos y sociales para “contar con la aportación de la sociedad navarra”. Pero hasta la fecha no han recibido respuesta alguna. Y tanto la patronal como UGT y CCOO siempre han defendido que el Consejo de Diálogo Social es “el órgano legitimado por ley” para abordar esta problemática.

EL INFORME DE LA PATRONAL

En este sentido, la CEN ha elaborado el informe ‘Activación del empleo y la economía navarra frente al Covid-19: medidas para superar la crisis’, en el que plantea 47 acciones al servicio de la reconstrucción del sistema económico y empresarial de Navarra para que se discutan en el Consejo de Diálogo Social.

Y es que los efectos de la crisis empiezan a ser “muy visibles”, señaló la CEN: “Su impacto en el ámbito humano, del empleo y en la actividad empresarial se prevé dramático. Ante este escenario, las empresas navarras, conscientes de que tienen un papel fundamental en la preservación del tejido económico y en el mantenimiento de los puestos de trabajo, demandan apoyo y compromiso”.

Según la CEN, “las empresas, conscientes de que tienen un papel fundamental en la preservación del tejido económico y en el mantenimiento de los puestos de trabajo, demandan apoyo y compromiso”.

Las medidas presentadas por CEN recogen las propuestas de las asociaciones empresariales integradas en la organización. En concreto, se proponen veintiún medidas de carácter urgente en el corto plazo, “dirigidas a salvaguardar el tejido productivo de Navarra y de propiciar, fundamentalmente, la supervivencia de las empresas y del empleo”. Con la mirada puesta en el medio plazo, se plantea una batería de catorce iniciativas orientadas “a fortalecer el entramado empresarial y su competitividad para no perder posicionamiento, impulsar inversiones y proyectos estratégicos para el desarrollo de la Comunidad foral y adecuar la formación y empleabilidad de las personas más vulnerables”. El objetivo es asegurar que “nadie se queda atrás”.

Por último, se dedica un apartado especial, con doce medidas, a varios de los sectores más vulnerables y castigados por la crisis. El comercio, el turismo, la hostelería y toda su cadena de valor requieren “esfuerzos adicionales” que amortigüen la fuerte caída de ingresos y ayuden a su actividad, muy vinculada al mundo rural.

Con este informe, la CEN quiere contribuir a la recuperación con propuestas reales, concretas y viables. “Como organización que representa a más de 12.000 empresas y autónomos y 41 asociaciones de todo el territorio de la Comunidad foral, hemos plasmado la voz y sentir de nuestras empresas, las cuales están sufriendo ya un parón económico sin precedentes”, señaló el presidente de la CEN, José Antonio Sarría.

MEDIDAS DE LA PATRONAL

El documento, disponible en este enlace, centra las medidas en dos ámbitos fundamentales: el financiero y el laboral. De este modo, se plantean ayudas y mecanismos para agilizar la llegada de liquidez, “fundamental ante la reducción de ingresos por la paralización de la actividad”, e iniciativas en el ámbito tributario “para ampliar y contribuir a aliviar las cargas impositivas temporalmente”.

La patronal plantea la necesidad de “incrementar la capacidad de diagnóstico y test” dentro de las empresas, mediante una línea de subvención directa progresiva en función del tamaño de estas.

Además, con el fin de reanudar la actividad ordinaria de forma segura, prevenir contagios y proteger la salud de los trabajadores, se hace hincapié en la necesidad de definir ayudas o deducciones fiscales dirigidas a pymes y autónomos para la adquisición de Equipos de Protección Individual (EPI).

En esta misma línea, propone también “incrementar la capacidad de diagnóstico y test”, mediante una línea de subvención directa progresiva en función del tamaño de la empresa (como ya adelantó este medio, los test han comenzado a llegar a las grandes empresas navarras). El informe aboga, además, por medidas de tipo financiero dirigidas, especialmente, a trabajadores autónomos.

Por otro lado, en el ámbito laboral, se demanda dotar de flexibilidad a los ERTE, con una paulatina incorporación de los trabajadores, y plantear acciones orientadas a la protección y mantenimiento del empleo. Se expone, como imprescindible, promover planes de contingencia en las empresas “para la vuelta progresiva a la actividad”.

Finalmente, en un espacio temporal más amplio, se considera estratégico invertir en I+D+i como palanca de competitividad empresarial y apostar por la continua digitalización de las empresas “en el camino de modernización y adaptación a posibles cambios estructurales”. De forma complementaria, se apuesta por la reactivación de la industria y el despliegue de infraestructuras estratégicas y proyectos de inversión que se encuentran en tramitación o en curso en Navarra.

LAS PROPUESTAS DE UGT

En el caso de la UGT, el sindicato remitió al Gobierno foral un índice de medidas que tienen por objetivo fundamental “la reactivación económica, la preservación de la actividad empresarial, el mantenimiento del empleo y el refuerzo de la protección social”.

En materia de empleo, la UGT pretende ampliar la protección y ayuda a las personas trabajadoras, mediante compensaciones económicas a quienes están afectados por ERTE; ayudas a la conciliación laboral, personal y familiar; y, en paralelo, medidas dirigidas a ampliar la protección social a las personas desempleadas, con especial atención a quienes no reciben ningún tipo de prestación o subsidio por desempleo y a los colectivos más sensibles: mayores de 55 años, jóvenes y mujeres.

UGT aboga por impulsar ayudas a la inversión productiva y la digitalización de las empresas, por reducir costes logísticos y por la refinanciación y la reestructuración de las deudas de estas.

El sindicato plantea un segundo bloque de medidas dirigidas al fomento del empleo y a salvaguardar la actividad de pymes y autónomos, que abarcan desde ayudas a la inversión productiva y a la modernización y digitalización, pasando por la reducción de costes logísticos, la refinanciación y la reestructuración de la deuda empresarial.

Las propuestas de la UGT hacen especial incidencia en la protección de la salud de las personas trabajadoras en el retorno a la actividad productiva, dotando al trabajo de garantías de seguridad “mientras dure la alerta sanitaria, pero también cuando se supere la situación actual y se vuelva a la normalidad”.

El sindicato propone, así mismo, medidas de carácter financiero para acompañar el retorno de pymes y autónomos a la actividad, así como medidas económicas de refuerzo de la actividad empresarial afectada por el Covid-19, destinadas a reforzar su actividad exportadora, la recuperación de proveedores y a agilizar el cobro de las deudas pendientes por parte de las diferentes Administraciones Públicas.

Un quinto bloque de medidas se centra en mejorar la protección social, garantizando la prestación de servicios y la atención a la dependencia “en condiciones adecuadas” y adaptadas a las exigencias de garantizar la salud de las personas mayores o dependientes frente al Covid-19, así como “articulando medidas de apoyo a los colectivos más vulnerables”  (renta garantizada de ciudadanía, red de protección a personas y familias en situación de vulnerabilidad y protección a las mujeres víctimas de violencia de género).

Por último, UGT plantea reforzar y reorientar las políticas activas de empleo, tanto en lo referente a los programas de fomento del empleo como a la mejora de los servicios destinados a las personas desempleadas, “especialmente el programa mixto de empleo y formación, la formación para el empleo, la orientación profesional y los itinerarios de inserción”.

EL PAPEL DEL PARLAMENTO

Y, además, las reivindicaciones de la patronal y los sindicatos se produjeron al mismo tiempo que los partidos políticos con representación en el Parlamento foral se dieron un plazo de dos días para determinar un foro o espacio de debate, en el que se puedan estudiar medidas para reactivar la economía y cuyas iniciativas se promoverían de forma paralela a las impulsadas por el Consejo del Diálogo Social o a las que nazcan en el seno del comité de expertos que, formado por catorce especialistas, pretende conectar la desescalada con los retos empresariales, sociales y humanos a los que se enfrenta Navarra.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top