domingo, 29 noviembre 2020

Chivite anuncia el cierre de Navarra y de la hostelería

En principio, las nuevas medidas estarán en vigor desde este jueves hasta el 4 de noviembre. La entrada y salida de la Comunidad foral queda prohibida, salvo por motivos laborales o de fuerza mayor; los comercios, grandes superficies, instalaciones deportivas y espacios culturales deberán cerrar a las 21:00; y no se podrán celebrar reuniones privadas excepto con miembros de la unidad familiar o convivientes. No obstante, la presidenta navarra admitió que las restricciones no cuentan aún con el visto bueno del TSJN. "Si nos pone pegas, será en alguna cuestión concreta, no en el conjunto", auguró.

Redacción
Pamplona - 19 octubre, 2020

María Chivite compareció este lunes ante los medios para anunciar las nuevas restricciones. (Foto: cedida)

La presidenta de Navarra, María Chivite, compareció este lunes para anunciar el cierre perimetral” de la región y un nuevo paquete de restricciones, mucho “más duras” de las aplicadas el pasado 11 de octubre. A las seis y media de la tarde, el Gobierno foral convocó oficialmente a los medios de comunicación para la rueda de prensa de Chivite, que tuvo lugar apenas media hora más tarde.

La intervención de la presidenta llegó poco después de que el comité técnico de coordinación del Covid-19 en Navarra se reuniera de urgencia ante los graves índices de contagios que sigue registrando la región en esta segunda ola de la pandemia (este lunes se contabilizaron 466 contagios y la incidencia acumulada alcanza los 1.002,73 casos por 100.000 habitantes). “El impacto (de las últimas restricciones) está siendo muy lento e insuficiente”, admitió Chivite, quien insistió en la necesidad de “dar un paso adelante” con nuevas medidas “que están pidiendo los sanitarios”.

Según destacó, la Comunidad foral necesita “una mejora brusca y mucho más rápida” en un momento en que “el mayor problema sigue siendo el ocio, las reuniones familiares y sociales tanto en espacios públicos como privados”. De ahí que el Ejecutivo foral decretara el confinamiento perimetral con una nueva batería de restricciones, que entrarán en vigor el próximo jueves y durarán, en principio, hasta el 4 de noviembre. Así, Navarra se convierte en la primera comunidad autónoma en tomar una decisión de este calado para todo su territorio:

  1. Prohibida la entrada y salida de Navarra salvo para desplazamientos laborales, estudios universitarios, cuidado de familiares y otras causas de fuerza mayor.
  2. Cierre de bares, cafeterías y restaurantes, excepto para la venta de pan y prensa diaria “si disponen de habilitación para ello”. Sí permanecerán operativos los servicios de ‘delivery’ y ‘take away’, que deberán concluir “a las 21:00”, y la restauración para atender a las personas que se alojen en hoteles y casas rurales (“en mesas de cuatro personas como máximo”).
  3. Cierre a las 21:00 de los centros comerciales y comercios minoristas, instalaciones deportivas, espacios culturales… En el caso de las galerías y zonas de ocio de las grandes superficies, se prohíbe su uso recreativo, “quedando limitado el acceso y uso de estas zonas solo para realizar compras”. A este respecto, la presidenta subrayó que los aforos no se modifican con las nuevas medidas, únicamente los horarios.
  4. El aforo del transporte público se reduce al 50 %.
  5. Obligación de crear “burbujas de convivencia”, según las definió el Gobierno foral. O, lo que es lo mismo, se restringen las reuniones en el ámbito privado excepto con personas de la unidad familiar y convivientes (en el caso de las personas solas o las dependientes, su grupo de contactos podrá ampliarse a quienes las cuidan). Sin embargo, este miércoles el Gobierno foral cambió de criterio y pasó a señalar que esta restricción inicial pasa a ser únicamente una recomendación. “En el ámbito privado, se recomienda que las personas que puedan juntarse se limiten a la unidad convivencial, entendiendo por tal las personas que conviven bajo el mismo techo, incluyendo a las personas cuidadoras y/o de ayuda”, apuntó el Ejecutivo 48 horas después.
  6. Suspensión de la actividad en locales de juego y apuestas, así como en espacios multifuncionales.

Además, Chivite precisó que el Gobierno foral no baraja pedir el estado de alarma por el momento, sino que ha optado por actuar dentro de su ámbito de competencias, y se mostró convencida de que las medidas “funcionarán”. De lo contrario, “es posible que tengamos que ir a un escenario no deseable, mucho más drástico”.

IMPACTO EN LA HOSTELERÍA

La presidenta reconoció que el cierre de la hostelería es la medida a la que “más vueltas” dio el Ejecutivo: “Soy consciente de que es una medida dura, ya que están sobre la mesa los recursos económicos de muchas familias. Debo decir que el sector, en términos generales, ha sido muy responsable en el cumplimiento de las medidas. Pero es verdad que el comportamiento de las personas no ha sido responsable, igual que en las casas”.

“Debo decir que el sector hostelero, en términos generales, ha sido muy responsable. Pero el comportamiento de las personas no ha sido responsable”.

Y aunque volvió a poner en valor los 10 millones de euros que el Gobierno navarro ofrece a los hosteleros en concepto de ayudas directas, al mismo tiempo admitió que esa cuantía tal vez “no sea suficiente” para superar la crisis que azota a estos negocios. Eso sí, confió en que sirva al menos para reducir el impacto de la pandemia y de las últimas decisiones.

No obstante, las medidas no afectarán a la celebración de la Vuelta a España, que pasará el miércoles y jueves por Pamplona y otras localidades de la región, ni a otras competiciones deportivas profesionales.

EL FILTRO JUDICIAL

El paquete completo de medidas se publicará en el Boletín Oficial de Navarra en las próximas horas, antes de contar con el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN). A este respecto, Chivite mostró su confianza en que pasará el filtro judicial: “Si nos pone pegas, será en alguna cuestión concreta, pero no en el conjunto”.

El pasado viernes, el TSJN advirtió al Ejecutivo de que, además de los datos epidemiológicos, deberá ofrecer “una motivación argumentativa” de la necesidad de sus medidas.

Ahora bien, cabe recordar la advertencia que ya lanzó el TSJN el pasado 16 de octubre, tras las medidas aplicadas cinco días antes. Porque para próximas limitaciones, “será exigible” que “la Administración, además de los datos epidemiológicos, ofrezca una motivación argumentativa específica de la necesidad de las medidas concretas que acuerda”. Una motivación que resulta “especialmente importante cuando se produce una restricción de derechos fundamentales”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top