jueves, 29 febrero 2024

Comanai se lanza a estandarizar el proceso de reciclaje de las baterías eléctricas

Además, la empresa de Orkoien, que ha multiplicado por diez su plantilla desde que nació en 2006, trabaja para garantizar la trazabilidad de este innovador proceso. Una iniciativa que se enmarca en el proyecto europeo Batraw, donde también participa BeePlanet y que está dotado con 10,2 millones. Hoy, la firma posee delegaciones en España, Republica Checa, Turquía, Alemania, China, Corea del Sur y México.


Pamplona - 8 marzo, 2023 - 16:53

Los hermanos Compains crearon Comanai en el mismo emplazamiento de la antigua Uscal. (Fotos: cedidas)

«Recuerdo la primera vez que mi padre me propuso ir a su empresa para trabajar. Pensé: ‘Bueno, soy el hijo del jefe…’. Pero me dio una escoba y una pala. Me dijo: ‘Toma, ponte a barrer'», rememora Rubén Compains, director comercial de Comanai, para Navarra Capital. Así, poco a poco, Compains fue conociendo todas las áreas de Uscal, una empresa fundada en 1973 por su progenitor y que se dedicada al utillaje y mecanizado: «En verano, iba cubriendo los huecos de las vacaciones y pasé por todas las labores hasta que pasé a la ingeniería».

En las mismas instalaciones de Orkoien donde se encontraba Uscal, Compains y sus tres hermanas levantaron Comanai. Una firma que abrió sus puertas 2006. «Mi padre metió la empresa en casa desde el minuto uno y todos hemos formado parte de ese proyecto. Nos fue reclutando para trabajar con él», evoca. En estos momentos, Sonia es la directora general de la compañía; Jaione, la directora financiera; Maite, la directora de compras; y Rubén, el director comercial.

«Mi padre metió la empresa en casa desde el minuto uno»

Comanai, además, también ha conservado el legado de su progenitor. Los hermanos Compains mantienen la fórmula que su padre ideó para encontrar las piezas con facilidad dentro de Uscal: «Cada pieza lleva un código serigrafiado en su superficie. Es como si llevase un nombre y un apellido. Eso permite saber cuándo se está utilizando y dónde. Este recurso es de gran valor también para nuestros clientes porque agiliza mucho el trabajo».

De hecho, ese método les ha llevado a controlar la trazabilidad de proyectos de calado mundial. «No era consciente de la economía circular que se podía generar a través de la identificación que inventó para las máquinas», apunta.

La compañía nació con el propósito de ser una empresa de diseño, fabricación e instalación de líneas de montaje. Cuando inició su actividad, contaba con una plantilla de doce personas, pero hoy suma ya 121, de las que cuarenta trabajan en la nave de Orkoien.

LA INTERNACIONALIZACIÓN

Su expansión internacional llegó acompañada de la crisis de 2008, que llevó a la empresa a renovar su modelo de negocio: «Nos dimos cuenta de que los clientes con los que trabajamos necesitaban una cobertura mas allá de un diseñador o un fabricante de maquinaria». Entonces, la firma elaboró un plan estratégico para abrirse a nuevos mercados y poder operar físicamente en ellos. «La finalidad era estar cerca de nuestros clientes».

«Nuestras líneas han montado los espejos que hay en los parques solares más grandes del mundo»

Sobre esa premisa, Comanai ha pasado a tener delegaciones en siete países, incluyendo España. La última apertura ha sido en México.

«Aunque ya trabajábamos allí desde 2008, el año pasado comenzamos un proyecto con una inversión superior a los 2 millones de euros. Entonces decidimos abrir una sede», detalla Compains.

En Republica Checa, la firma desarrolla labores de fabricación, diseño, montaje, programación y puesta en marcha de maquinaria. En Turquía y Alemania, cuenta con representación comercial, mientras que en China y Corea del Sur tiene delegados comerciales, montadores mecánicos y programadores que dan servicio a las delegaciones de Asia.

Los principales campos de actividad en los que se centra la compañía son la ingeniería, la logística y el láser. Siempre con la idea de «anticiparse hoy a los problemas que puedan venir mañana». Y los sectores a los que suministra maquinaria y proporciona otros servicios son, sobre todo, la automoción, la farmaindustria, los electrodomésticos, el textil, la alimentación, el agroalimentario, las energías renovables…

«En automoción hemos desarrollado el proceso de secuenciación y trazabilidad de los coches que hay ahora en la campa de Volkswagen Navarra. Este es un ejemplo de hasta dónde ha llegado ese proceso de marcado que inventó mi padre para encontrar las piezas en el taller», especifica el director comercial de la empresa.

En el mundo del automóvil, otro de sus clientes más destacados es Hyundai (Corea del Sur): «La compañía recurrió a nosotros para trabajar con la unidad de cajas de cambios. Tenemos una línea cuyo volumen aproximado asciende a 3,4 millones de euros y que produce husillos para la caja Dual Clutch de Hyundai y KIA. Hemos desarrollado un utillaje de precisión que mide milésimas».

La firma navarra empezó a operar con doce personas en Orkoien, donde ahora tiene 40 trabajadores.

La firma navarra empezó a operar con doce personas en Orkoien, donde ahora tiene un total de 40 trabajadores.

En farmaindustria trabajan principalmente con el grupo Bosch. «Además, en el campo del láser nuestro cliente principal es Trumpf, líder a nivel mundial y con unos beneficios importantes», señala.

El medio ambiente y energías renovables, Comanai ha participado en la construcción de dos de los parques solares más grandes del mundo, promovidos por las compañías Sener y Acwa Power en Emiratos Árabes Unidos. «Nuestras líneas también han montado los espejos que hay en los desiertos de Tonopah (Estados Unidos) y Ouarzazate (Marruecos)».

EL FUTURO DE LAS BATERÍAS

Poco después de introducirse en el mundo del láser, los responsables de la compañía conocieron a BeePlanet. Esta empresa vecina de Orkoien les trasladó su objetivo de dar una segunda vida a los elementos que componen las baterías eléctricas que llevan los coches, trenes o autobuses… «Surgió la cuestión sobre qué pasará con las baterías, ya que cada vez se van a producir más. La clave es reciclarlas. Y nosotros teníamos la tecnología láser que necesitaban, además de la experiencia en el ensamblaje de baterías y en la automatización de procesos».

Así fue como Comanai entró a formar parte de Batraw. Un programa de investigación e innovación de la Unión Europea, en que también participa BeePlanet y que está dotado con 10,2 millones de euros. El objetivo de la iniciativa, en la que participan dieciocho socios procedentes de siete países, es recuperar materias primas a partir de baterías usadas de vehículos eléctricos, con el fin de «contribuir a garantizar una cadena de suministro estable para apoyar el crecimiento previsto del mercado de la movilidad eléctrica».

«Estamos en pleno desarrollo de una especie de fábrica flexible, con el fin de identificar cómo es cada batería»

El papel de Comanai en el proyecto es muy importante. «Batraw contempla el desarrollo de una instalación multidisciplinar para identificar y desensamblar baterías eléctricas y que admita distintos modelos. Porque, actualmente, no existe una legislación que que regule el diseño, las tecnologías o los productos químicos que deben emplear los fabricantes. Por eso, vamos a implementar tecnologías como la inteligencia artificial para la detección y el control de la identificación».

Recientemente, la Unión Europea anunció que, a partir de 2035, se prohibirá la comercialización de vehículos de combustión. A grandes rasgos, Batraw pretende estandarizar ese proceso de reciclaje de las baterías, para el que Comanai desarrollará y fábrica maquinaria.

«Vamos a procesar, a cortar, desensamblar, desconectar y decidir qué elementos de las baterías son buenos y cuáles no. Estamos en pleno desarrollo de una especie de fábrica flexible, con el fin de identificar cómo es cada batería para derivarla a la zona que le corresponda. Además, se va a implementar un sistema de trazabilidad completo, que identificará cada batería para dar garantías de que se ha desmantelado de forma controlada», avanza Compains. El objetivo que se ha marcado la empresa es llegar a recuperar el 95 % de sus materiales.

Entra aquí para saber más sobre empresa en Navarra.


To Top