jueves, 21 octubre 2021

Dos empresas locales del sector hotelero pujan por el Abba Reino de Navarra

Poco antes del inicio de la pandemia, cinco sociedades se postularon para adquirir el establecimiento de Yamaguchi, en concurso de acreedores desde 2017. Entre ellas, según fuentes consultadas por NavarraCapital.es, figuran la compañía propietaria del Hotel Pamplona Catedral y varios socios del Andía (las tres restantes son de otras regiones). Pero el administrador concursal, Leopoldo López, precisa que el proceso se ha retrasado tras la irrupción del Covid-19. En concreto, la firma que presentó la oferta más importante finalmente "dijo que no" a la operación, mientras que la segunda de la lista "no ha contestado aún" (ninguna de estas ofertas, matizan desde el sector, procede de las empresas navarras).

Gorka Moreno | Jesús Jiménez
Pamplona - 9 febrero, 2021

El Hotel Abba Reino de Navarra presentó concurso de acreedores en 2017. (Foto: Maite H. Mateo)

A comienzos de 2017, Hoteles de Navarra SA, sociedad propietaria del Abba Reino de Navarra, ubicado en el parque Yamaguchi de Pamplona, entró de forma voluntaria en concurso de acreedores debido a sus problemas económicos. Un proceso que también afectó al Abba Huesca.

Desde entonces, no habían trascendido más detalles sobre el concurso. Pero distintas fuentes confirman a NavarraCapital.es que, aproximadamente una semana antes del inicio de la pandemia, cinco empresas presentaron sus respectivas ofertas para adquirir el establecimiento de la capital navarra. Una lista en la que figuran la compañía dueña del Hotel Pamplona Catedral (a la que pertenece así mismo el Pamplona Plaza) y varios socios del Hotel Andía. Las otras tres no son navarras.

El concurso, que se sigue en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Burgos, se demoró a partir de entonces. Básicamente porque la llegada del Covid-19 lo entorpeció en gran medida. “Parecía que se iba a solucionar hace un año y el tema estaba en su última fase, pero los juzgados también vieron afectada su actividad al inicio de la pandemia”, recuerdan dichas fuentes.

La oferta del Pamplona Catedral “es la tercera o la cuarta” más importante; y la la presentada por varios socios del Andía, “la más baja”.

En aquel momento, el plan de liquidación ya estaba preparado, “de conformidad con el juez”. De modo que cada una de las firmas interesadas entregó, “a modo de garantía”, una cantidad de unos 20.000 euros.

“Solicitamos ese dinero para tener la seguridad de que no había ningún advenedizo, sino gente que quería adquirirlo de verdad. Y las cinco sociedades depositaron el importe. Obviamente, se les devolvería en caso de que su opción no resultara elegida”, agrega a este medio el administrador concursal, Leopoldo López, de AEB Concursal Trustee.

LAS OFERTAS

A partir de ese instante, se analizaron las ofertas y, en una primera criba, resultó elegida la más importante. Pero, tras la irrupción de la pandemia, la empresa que la había presentado finalmente “dijo que no” a la compra, de modo que tocó explorar otras opciones.

“Hace poco me dirigí a la compañía con la segunda mejor, pero no ha contestado aún. Por eso, todavía no se ha cerrado el concurso y, junto al acreedor hipotecario, estamos viendo cómo solucionamos el tema y cómo evoluciona la pandemia. Porque el sector hotelero está retraído y nadie invierte ahora”, especifica López.

Leopoldo López: “Junto al acreedor hipotecario, estamos viendo cómo solucionamos el tema y cómo evoluciona la pandemia. Porque el sector hotelero está retraído“.

Ninguna de estas dos ofertas procede de las sociedades navarras. De hecho, la del Hotel Pamplona Catedral “es la tercera o la cuarta” más significativa; y la presentada por varios socios del Andía, “la más baja”, puntualizan fuentes del sector.

En este sentido, la condición “fundamental” de la operación es que, en caso de materializarse, “se traspasa todo”: el inmueble, la plantilla… “Si la empresa escogida no quisiera seguir con los trabajadores, tendría que indemnizarlos. Porque hay unos contratos que deben cumplirse, remata el administrador concursal.

En noviembre, tal y como adelantó este medio, el Abba Reino de Navarra fue uno de los ocho hoteles ubicados en la Comarca de Pamplona que decidió cerrar de forma temporal debido a los bajos índices de ocupación. Y, desde entonces, no ha retomado la actividad. Su plantilla, de hecho, se encuentra en ERTE. Pero López se muestra optimista respecto a la viabilidad del negocio: “Creo que se podrá reactivar. Su emplazamiento, además, es muy bueno”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top