sábado, 13 agosto 2022

“EEUU está un paso por delante de España en el deporte femenino”

Uxua Modrego, de 20 años, se inició en el béisbol de pequeña. Formó parte del Club Deportivo Arga, pero la normativa de entonces solo permitía que chicos y chicas jugaran juntos hasta infantiles. Así que ella y su familia lucharon hasta que lograron cambiar aquella limitación. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este martes, Capital Sport conversó con esta navarra que, a base de perseverancia, ha logrado importantes avances para el deporte femenino. Ahora estudia en una universidad de Estados Unidos, donde forma parte del equipo de sófbol.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 7 marzo, 2022

Uxua Modrego estudia un doble grado de Biología y Química en la Texas A&M University-Commerce. (Foto: cedida)

La temporada de sófbol en Estados Unidos empezó el pasado mes de febrero. Así que Uxua Modrego está inmersa en plena competición. De hecho, responde este CapitalTest desde un autobús, en el que viaja de camino a Nuevo México. La jugadora del equipo Texas A&M University-Commerce, en la categoría de división 2, todavía tiene siete horas de carretera por delante junto a sus compañeras. Les espera un partido que les acercará al objetivo marcado para este año: ser una de las formaciones clasificadas para ‘los nacionales’. Sin duda, el torneo más relevante dentro de la liga universitaria de sófbol. Solo acceden ocho equipos de todo el país, y la temporada pasada se quedó a un partido de entrar. 

Sin duda, esta navarra de 20 años sabe cómo abrir nuevos caminos dentro del deporte. En su casa, siempre se ha jugado al béisbol y, prácticamente, se podría decir que nació con un guante y un bate bajo el brazo. Cuando empezó a practicarlo, se vio obligada cambiar de disciplina porque, en aquel momento, los equipos de béisbol no podían ser mixtos en todas las categorías. Aun así, no se dio por vencida y, junto a su familia, luchó por acabar con esta limitación de cara a las generaciones futuras.  

1. Cuando era pequeña, tuvo que romper barreras para seguir jugando a béisbol con su equipo…
Sí. Cuando empecé con el béisbol siempre había jugado junto a los chicos, pero en España existía una norma por la que este deporte solo podía ser mixto hasta categoría infantil. A partir de ahí no podía jugar con el equipo y decidimos intentar cambiar esta situación.

2. Pero consiguió romper las normas hasta entonces establecidas… ¿Cómo lo hizo?
Mi familia emprendió un proceso junto con el Club Deportivo Arga, entonces mi equipo, y la Federación Navarra de Béisbol y Sófbol para que pudiese seguir. Finalmente, conseguimos que en la comunidad fueran cambiando la norma conforme yo iba subiendo categorías. De hecho, pude jugar un Campeonato de España con el club en cadetes, aunque llegó un momento en el que ya no me dejaron jugar más.

3. Y tuvo que cambiar de disciplina…
Así es, me pasé al plan ‘b’, que era el sófbol. Varias chicas de Pamplona comenzamos a competir en un club de Orio. Entonces, además, entrenaba todos los días a jabalina y me iba a Orio los fines de semana, el sábado para entrenar y el domingo competía.

4. Pero siguió con la lucha que había iniciado en el béisbol y consiguió que la normativa permitiera los equipos mixtos más allá de cadetes.
Sí, aunque me cambié a sófbol, no perdimos de vista esta limitación y seguimos peleando por cambiar la norma de cara a las generaciones futuras. La acabaron quitando y, ahora, las chicas pueden jugar siempre a béisbol con los chicos.

“Pasas de un país en el que tienes que explicar qué es el sófbol a que todo el mundo lo conozca. Estos últimos años, además, en Estados Unidos le están dando mucha más visibilidad y lo televisan”.

5. En el atletismo, también fue una deportista destacada. ¿Qué recuerdo guarda de esa disciplina?
Comencé haciendo un poco de todo dentro del atletismo, probé todas las modalidades y, con quince años aproximadamente, empecé con la jabalina. La estuve compaginando a un nivel alto hasta los dieciocho. Iba a los campeonatos de España en las categorías que me correspondían y mi mayor logro fue a los diecisiete, cuando fui al Europeo Sub18. Competía en el Pamplona Atlético.

6. ¿Vio grandes diferencias entre hombres y mujeres en el atletismo?
No, creo que es un deporte más individual y se miran más las marcas del propio deportista. A mi parecer, en esta disciplina todo ha estado siempre más igualado.

7. ¿Cómo le llegó la oportunidad de poder estudiar y competir en Estados Unidos?
Una agencia americana contactó conmigo cuando estaba en primero de bachiller. Querían llevarme por la jabalina, ya que había hecho unos campeonatos muy buenos. Pero les expliqué que practicaba sófbol y que prefería esta actividad, ya que en España prácticamente nadie sabe qué es ni en qué consiste.

8. ¿Por qué decidió irse?
El sófbol y el béisbol están a un nivel mucho más alto allí que en España. No me lo pensé, solo tenía en la cabeza todo lo que iba a mejorar. Pasas de un país en el que tienes que explicar qué es a que todo el mundo lo conozca. Además, estos últimos años le están dando mucha más visibilidad en Estados Unidos y lo televisan. Es una diferencia abismal.

9. ¿Cuál fue el proceso que siguió para encontrar equipo?
Empezamos a contactar con universidades y a enviarles vídeos… Desde la Texas A&M University-Commerce me trataron muy bien en los correos, eran muy atentos. Así que dije ‘¡me voy a Texas!’. Tenía diecisiete años para dieciocho.

10. ¿Cómo ve la evolución del sófbol en Navarra y España respecto a sus inicios? 
Llevo tiempo fuera y no lo sé con certeza, pero creo que está evolucionando bastante rápido y parece que cada vez están saliendo más equipos. En Pamplona, cuando yo empecé solo había béisbol y, por eso, nos fuimos a Orio. Ahora sí existen equipos de sófbol femeninos y con buen nivel.

11. ¿Qué es lo que más le llamó la atención de Texas?
El estilo de vida es muy diferente. Van en coche a todas partes, no andan nada. Y el ocio es muy diferente, es más de ir a casas. No son de estar en la calle o exteriores como en España.

12. ¿Cómo se financia los estudios y la carrera deportiva?
Me dieron una beca deportiva, por lo que están pagando mis estudios. Actualmente, estoy estudiando un doble grado de Biología y Química. Te van revisando temporada a temporada. Es como un trabajo, a final de temporada tienes una reunión con los entrenadores y valoran si mereces la beca, si se debe aumentar o disminuir…

“En Pamplona, cuando yo empecé solo había béisbol y, por eso, nos fuimos a Orio. Ahora sí existen equipos de sófbol femeninos y con buen nivel”.

13. El trato al deportista allí es muy distinto…
Sí, y no solo eso. La facilidad que te ponen para estudiar y seguir practicando tu deporte al mayor nivel posible, seas hombre o mujer, es mucho mayor. Si tienes que perder clase porque estás jugando lo entienden, te cambian exámenes o te programan tutorías cuando las necesitas. La forma que tienen de verlo es que tú, como atleta, estás dando prestigio a la universidad. En España esto es impensable, incluso a veces los deportistas de elite tienen que alargar la carrera porque no te dan las horas.

14. ¿Y en la propia competición?
También. Sin contar los torneos de los regionales, jugamos unos 54 partidos al año, mucho más de lo que estamos acostumbrados en España. Aquí el deporte universitario está dividido en diferentes regiones y, dentro de estas, tienes conferencias. Nosotras estamos quince equipos de Texas, Arkansas y Oklahoma. El primer mes jugamos torneos contra cualquier equipo y, ahora en marzo, justo empezamos la conferencia y jugamos viernes y domingos, dos partidos cada día.

15. ¿Recomendaría a las deportistas ir a EEUU para potenciar más su carrera?
Sin duda, lo haría una y mil veces. Al principio se pasa mal porque estás muy lejos, por el idioma… Pero es 100 % recomendable. Estás entrenando a otro nivel y la experiencia aporta un crecimiento personal, además de crecimiento deportivo.

16. ¿Qué análisis hace de la situación del deporte femenino en USA respecto a España?
Yo diría que en Estados Unidos está un paso por delante. Sobre todo se nota en la universidad. Al nivel en el que yo compito, en general, nos dan las mismas oportunidades que a los hombres. Cuando acabas la carrera tienes dos opciones, o te haces profesional o se te acaba el deporte. En este caso, sí se nota que el deporte femenino todavía tiene que crecer aquí también. Es mucho más fácil llegar a un equipo profesional en hombres porque hay más y tienen más visibilidad.

“Aquí el salario de las jugadoras de fútbol profesional es igual que el de los jugadores… Quiero creer que la situación del deporte femenino está mejorando”.

17. Cuando dice que está un paso por delante, ¿a qué se refiere?
Tampoco sé mucho del tema, pero parece que aquí se están estableciendo pautas para igualar algunos deportes. Por ejemplo, el salario de las jugadoras de fútbol profesional es igual que el de los jugadores. Yo creo que aquí se están haciendo muchos avances. En España, en mi deporte, se mueve poco dinero porque es muy minoritario. En general, creo y quiero creer que la situación del deporte femenino está mejorando en ambos países. Bajo mi punto de vista, lo principal para que crezca es darle mas visibilidad en medios.

18. ¿Cómo es el nivel académico de las universidades en Estados Unidos?
El nivel con el que vienen los estudiantes a la carrera creo que es más bajo. Otra diferencia es que en España hay notas de corte para acceder a las carreras. Aquí, en cambio, si pasas el examen y entras a la universidad puedes elegir cualquier materia.

19. En cuanto a instalaciones y ayudas a los deportistas, las inversiones son más altas…
Nosotros no somos una universidad grande y, sin embargo, las instalaciones son una pasada. Es una diferencia enorme con lo que estamos acostumbrados en España. El tamaño es diez veces mayor y todo está muy cuidado. El dinero que hay invertido aquí en deporte no se tiene en la Península.

20. Póngame un ejemplo concreto para hacernos una idea más gráfica…
Por ejemplo, el campo de sófbol de Orio, que es de mis favoritos, es uno de fútbol reconvertido o adaptado para la disciplina. Eso aquí no pasa. En cuanto a nuestro equipo, nos han dado seis camisetas diferentes, dos chándales, deportivas para entrenar, las que de tacos que usamos para jugar, medias, uniformes, hasta chancletas…

“Nosotros no somos una universidad grande, pero las instalaciones son una pasada. Es una diferencia enorme con España.”

21. ¿Se ve en un equipo profesional después de la universidad?
Todavía me quedan dos años para pensar qué hacer. Ojalá encuentre un equipo, pero es muy difícil porque la cantidad de clubes femeninos de este deporte es muy limitada y creo que tienes que llegar a ser muy buena. Pero después de formarte aquí, en una de las mejores ligas, quizá sea más fácil acceder a algún equipo de Italia u Holanda, por ejemplo, que tienen niveles más altos de España.

22. ¿Qué haría falta cambiar en la industria del deporte en España para equipararse a la americana?
Creo que se debería invertir más y, sobre todo, en diferentes deportes. Además, se necesitan mejores instalaciones y ayudas para los deportes minoritarios y para el deporte femenino obviamente. No puedes pretender tener a las personas practicando un deporte al máximo nivel si, al final, no están recibiendo ayudas y casi no tienen cómo practicarlo. También hay que dar visibilidad a los deportes minoritarios.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top