sábado, 28 noviembre 2020

“El coronavirus va a ser un tsunami para los fabricantes”

Este jueves, Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, fue el invitado protagonista en los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es, patrocinados por CaixaBank, Naitec e Iruña Motor SEAT CUPRA. Además de augurar problemas de suministros en las factorías por la pandemia, esbozó los principales retos de los concesionarios: una transición medioambiental "ordenada y justa", la digitalización, la atracción de talento femenino, la concentración de empresas, la búsqueda de nuevos negocios y una fiscalidad más favorable.

Jesús Jiménez
Pamplona - 5 marzo, 2020

Tito Navarro (NavarraCapital.es), Gerardo Pérez (Faconauto) y Miguel Ayerra (Iruña Motor SEAT CUPRA). (Fotos: Víctor Rodrigo).

El primero de los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es en 2020, patrocinado por CaixaBank, Naitec e Iruña Motor SEAT CUPRA, se centró en el sector del automóvil y, más concretamente, en los concesionarios. Su invitado fue el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, que dejó numerosas e interesantes reflexiones sobre la situación actual del sector y sus desafíos más inminentes. También valoraciones muy preocupantes. Porque, según él, “el coronavirus va a ser un tsunami para los fabricantes“.

Pérez auguró que próximamente se producirán “problemas muy serios en las fábricas por los suministros de China”. No obstante, también remarcó que no cree en las tormentas perfectas, por lo que reclamó la búsqueda de soluciones que puedan mitigar las afecciones de esta pandemia.

En el encuentro, celebrado en el Hotel Tres Reyes de Pamplona, el presidente de la patronal de los concesionarios tuvo palabras de elogio para NavarraCapital.es“Es el único medio local al que atendemos porque tiene una repercusión muy importante y Navarra es la casa de nuestros amigos”, enfatizó. En ese contexto, analizó los principales retos a los que se enfrenta una industria que agrupa en España a 2.152 empresas, 161.500 empleos directos y representa el 3,1 % del PIB nacional. Así, mencionó la transición medioambiental; la digitalización; la atracción y retención de talento, especialmente femenino; la concentración de empresas; la generación de nuevos negocios; y la fiscalidad como los principales asuntos a afrontar.

“El parque móvil del futuro será como el Congreso. Habrá un mix (híbrido, gasolina, eléctrico…), en el que el híbrido enchufable es una apuesta de futuro”.

Respecto a la tarea pendiente de esta industria para adaptarse al llamado Protocolo CAFE, que regula el nivel de emisiones, Pérez resaltó la importancia de renovar el parque móvil español, el más anticuado de Europa, y demandó “una transición medioambiental ordenada, justa y con una hoja de ruta clara”. Y en este sentido, dejó muy claro que su sector no va a permitir “que la responsabilidad de cumplir la normativa recaiga en exclusiva sobre los concesionarios”.

El presidente de Faconauto destacó el trabajo que ha desarrollado su organización con el programa Faconauto Verde. Una iniciativa que pone de manifiesto su “compromiso con el medio ambiente”. En todo caso, para él aún no está claro qué tecnología predominará en el futuro. De hecho, aventuró que “el parque móvil será como el Congreso”, es decir, que “existirá un mix (híbrido, gasolina, eléctrico, diésel…), donde el híbrido enchufable es una apuesta de futuro”.

Gerardo Pérez reclamó una transición medioambiental “ordenada, justa y con una hoja de ruta clara”.

Sin embargo, planteó una objeción clave para que el vehículo eléctrico se convierta en un “artículo de masas”, ya que hacen falta estímulos e incentivos al consumo, como los que está potenciando Navarra, y para las propias empresas. El motivo es simple. “Nadie pasa de un coche de quince años a uno enchufable, de un suburbio a la Moraleja”, explicó al tiempo que recordó cómo en estos momentos solo el 19 % de las familias tiene capacidad económica para adquirir un modelo eléctrico”. Por todo ello, “las infraestructuras de recarga en la vía pública pueden ser un apoyo”, pero el usuario necesita que se habiliten en sus plazas de garaje. Y para eso, “se precisan más ayudas”.

“Solo un 19 % de las familias puede permitirse un eléctrico. Nadie pasa de un coche de quince años a uno enchufable, de un suburbio a la Moraleja”.

Sobre el reto de la digitalización, el presidente de Faconauto hizo hincapié en la reciente creación, por parte de su entidad, de NEW. Un portal de movilidad, con el que la organización quiere “acercar el concesionario al nuevo cliente ‘online'”.

Además, presentó el programa Faconauto Woman, que nace con un fin muy concreto: atraer talento femenino a un sector donde las mujeres todavía tienen poca presencia: “Ahora no nos eligen para su carrera. Queremos que lo hagan porque pueden encontrar una oportunidad para su desarrollo profesional”.

CONCENTRACIÓN Y FISCALIDAD

La intervención de Pérez se completó con un análisis sobre la concentración de empresas que se está produciendo en su industria y la fiscalidad. La primera es “fundamental” para garantizar la viabilidad futura de sus asociados, aunque “todo operador que llegue al mercado deberá entenderse con la red de concesionarios”.

El sector de la distribución agrupa a 2.152 empresas, genera 161.500 empleos directos y representa el 3,1 % del PIB nacional.

Así, reclamó un marco regulatorio “que evite las posiciones dominantes, generadoras de indefensión”. Afortunadamente, confirmó que la patronal de los fabricantes, ANFAC, presente al igual que Faconauto en el Consejo Estratégico del Automóvil, “está más dispuesta a trabajar en este ámbito que hace unos años”, de modo que espera tener buenas noticias “en breve”.

Pese a todo, reconoció que ha tenido noticias de cierres de concesionarios, motivadas a menudo porque el propietario de la compañía no tiene libertad para vender la concesión. “Estamos en una desventaja competitiva clara”, lamentó. De ahí que se mostrara “absolutamente partidario de la liberalización, pero en todos los ámbitos de la industria”. 

“El futuro pasa por la concentración de concesionarios y, sobre todo, por la búsqueda de nuevos negocios como proveedores de movilidad”.

En este apartado, concluyó que mantener el actual sistema de automatriculaciones para alcanzar objetivos “es totalmente absurdo” y que el futuro pasa por las alianzas entre concesionarios, con el fin de fortalecer a las empresas del sector, y por la búsqueda de nuevos negocios como proveedores de movilidad: “Hay que ampliar nuestro catálogo de productos”.

En el ámbito de la fiscalidad, finalmente, enfatizó que España “tiene dos gallinas de oro: el turismo y la automoción”. De modo que “hay que cuidarlas”. E “incrementar la fiscalidad en los impuestos de matriculación puede tener repercusiones muy negativas”. En este punto, puso los planes PIVE desarrollados en Navarra como un tipo de ayuda que podría servir de ejemplo para el resto de las comunidades. Algo que Gerardo Pérez, desde Faconauto, confía en poder trasladar en las constantes reuniones y encuentros que mantiene con el nuevo Gobierno. “Ha comprendido que somos muy importantes y no siempre fue así. Antes éramos el David y los fabricantes, el Goliat que hablaba por nosotros”, se congratuló. Precisamente, puso en valor que los 44 concesionarios de la Comunidad foral sumaron una facturación próxima a los 539 millones de euros en 2019, lo que representó una aportación al PIB del 2,4 %.

Entra aquí para saber más sobre los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es.

 


To Top