El drama de los hoteles de Pamplona

jueves, 6 agosto 2020

El drama de los hoteles de Pamplona

Ante la pandemia del coronavirus, representantes de establecimientos emblemáticos demandan a los gobiernos central y navarro que muevan ficha "urgentemente" y tomen medidas económicas y fiscales de calado para minimizar la caída en picado del sector. "Algún hotel incluso se plantea el cierre por una temporada", subrayan a NavarraCapital.es.

Gorka Moreno | Jesús Jiménez | Yosune Villanueva
Pamplona - 11 marzo, 2020

Los hoteles de la Comarca han diseñado una batería de medidas económicas y fiscales. (Foto: Dmitry Kalinovsky / Shutterstock)

Los hoteles de la Comarca de Pamplona están en una situación crítica. Las cancelaciones son incontables y se extienden hasta el mes de mayo. Aplazamientos y suspensiones de congresos, eventos, convenciones y pequeñas reuniones empresariales, reservas anuladas de numerosos grupos de turistas a varios meses vista…

Por eso, representantes del sector se reunieron este miércoles en la capital navarra con el fin de diseñar una batería de medidas económicas y fiscales, que pretenden trasladar al Gobierno foral. “Necesitamos que se apliquen con urgencia ante todo lo que se nos está viniendo encima. Es un tema muy, muy serio. No solo nos afectan los grandes eventos, sino también los pequeños que suelen organizar las empresas y que ahora se han frenado”, explica Sara Martínez, directora del Hotel Pamplona El Toro, a NavarraCapital.es.

Sara Martínez: “Hay establecimientos que tienen ocupadas cuatro, cinco o nueve habitaciones. Son caídas muy fuertes”.

A la sesión acudieron los miembros de la Junta de la Asociación Navarra de Hostelería y Turismo. Y a raíz de este encuentro, la Asociación de Hoteles de Pamplona, representada también en la sesión, ha programado una junta extraordinaria para este próximo viernes.

“Algún hotel incluso ha planteado el cierre por una temporada. Y hay establecimientos que apenas tienen ocupadas cuatro, cinco o nueve habitaciones de repente. Son caídas muy fuertes. Hasta ese punto llega el problema y rogamos que se tomen medidas urgentemente”, confiesa Martínez.

La incertidumbre de no saber cuándo escampará hace mella: “Si fuera un mes, podríamos dar vacaciones a las plantillas y capearíamos el temporal. Pero es que nos llega la Semana Santa ahora, que está parada…”. Por eso, adelanta algunas de las propuestas que propone la Asociación Navarra de Hostelería y Turismo: la moratoria en el pago del IVA, IRPF, Impuesto de Sociedades y las cotizaciones a la Seguridad Social; reducir los importes de los módulos e IVA, en consonancia con la bajada de la facturación prevista; la posibilidad de solicitar la devolución trimestral del IVA y agilizar las devoluciones; en las deducciones por contrataciones, eliminar el requisito de mantenimiento o incremento de empleo para su efectiva aplicación; la compensación por las pérdidas de 2020, y que se aplique en años sucesivos sin límite de cuota; la financiación ICO a tipos blandos para favorecer la liquidez; reducir tipos en el Impuesto de Sociedades; un apoyo firme al turismo y al transporte…

“La preocupación es absoluta. Los hoteles estamos haciendo todo lo que nos aconsejan las autoridades sanitarias para que sean lugares seguros. Pero debería analizarse quién se hace cargo en caso de que un cliente, por ejemplo, deba estar en cuarentena. Son cosas que todavía están en el aire”, precisa.

UNA “DEBACLE” PARA EL HOTEL TRES REYES

Víctor Sánchez, director del Hotel Tres Reyes, comparte el análisis de su colega. Y utiliza palabras aún más duras. “La semana pasada era preocupante, pero esta se ha convertido en alarmante y catastrófica. Es una debacle. Hay cancelaciones infinitas ante las que no podemos hacer nada, salvo aceptar las decisiones de las empresas y los clientes, esperar a que remonte todo esto y  que quede en un mal sueño”, lamenta.

Víctor Sánchez, director del Hotel Tres Reyes, habla “tranquilamente” de un descenso en la facturación de entre el 30 y el 40 % con respecto al año pasado: “Nos lleva de tener beneficios a pérdidas”.

En su caso, habla “tranquilamente” de un descenso en la facturación de entre el 30 y el 40 % con respecto al año pasado. “Nos lleva de tener beneficios a pérdidas”, asegura.

En la misma línea que otros compañeros, da por perdidos al menos los meses de marzo y abril. “Estamos ajustando gastos y plantilla, suprimiendo gastos superfluos, dando vacaciones por adelantado a las personas trabajadoras… Normalmente, tenemos seis o siete personas que contratamos eventualmente, pero en este momento ni están ni van a trabajar en las próximas semanas”, añade preocupado.

Y eso que como otros establecimientos, el Hotel Tres Reyes ha tomado todo tipo de medidas higiénicas: los empleados llevan en su uniforme un bote de gel desinfectante, en la recepción y baños públicos se han puesto toallitas desinfectantes de un solo uso para los clientes, se han comprado productos especiales para tratar superficies por si hubiera una emergencia, se han adquirido buzos especiales y un termómetro como los empleados en los aeropuertos para medir la temperatura a los trabajadores: “Estamos trabajando con bayetas desechables, guantes de látex… Y, a la mínima duda, trabajador a casa”.

Aunque no contempla el cierre temporal, admite sin tapujos que lleva dos semanas “de infarto” y que los hoteles están prácticamente vacíos. “Es una hecatombe. Esperemos que el Gobierno nacional y el de Navarra muevan ficha urgentemente, que tomen medidas económicas porque hacen falta. El paro de marzo puede ser alarmante si no se hace algo. Confiamos en remontar, aunque tardaremos”, remata

HACIENDO LLAVES EN EL HOTEL ALMA

En el Hotel Alma Pamplona, la situación es igualmente muy difícil. “Hemos recibido muchas cancelaciones y tenemos varias reservas pendientes de saber si se confirman o no, pero prevemos que se caerán. Marzo y abril se presentan complicados para el turismo hotelero y, de cara a Semana Santa, también está habiendo anulaciones”, atestigua su directora, Adriana García Lahuerta.

Adriana García: “Todas las empresas nos vemos perjudicadas con esto. El turismo, el primero. Por eso, desde arriba deben tomar decisiones”.

Las medidas sanitarias se están llevando tan a rajatabla que en su hotel, donde las habitaciones se abren con huella dactilar, han tenido que hacer llaves para evitar los contactos. “Todas las empresas nos vemos perjudicadas con esto. El turismo, el primero. Por eso, desde arriba deben tomar decisiones”, sentencia.

“EL SHOCK” DEL HOTEL ANDÍA

Eduardo Ciriza, director del Hotel Andía, se encuentra en estado “de shock”. En su hotel ya se han anulado el 98 % de las reservas y vaticina una ocupación del 10 % para las próximas semanas. “No es que estemos bajo mínimos, sino lo siguiente. En realidad, desde el domingo cada día ha ido a peor. Así que esta semana la salvaremos de aquella forma, pero para las siguientes se prevé una ocupación ridícula”, remarca.

En el Hotel Andía prevén una ocupación del 10 % para las próximas semanas, tras anularse el 98 % de las reservas. “No es que estemos bajo mínimos, sino lo siguiente”, remarca Eduardo Ciriza.

Con estas cifras, la situación “no es soportable”. De hecho, el hotel tiene cincuenta empleados en nómina, pero ahora solo están trabajando trece para cinco habitaciones.

“Al resto les hemos dado vacaciones porque lo primero es la salud de la gente. Afortunadamente, la restauración se mantiene, pero todo ha ido demasiado rápido. Un día trabajas normal y al otro lo pierdes todo. Tenemos que asimilarlo y confiar en que no dure mucho. Por suerte, somos una empresa solvente”, señala.

Entra aquí para saber más sobre coronavirus. 


To Top