sábado, 15 junio 2024

El CF Sabeit de Tiebas crece a lo grande acogiendo a todas las chicas que quieren jugar al fútbol

El club nació esta última temporada con un solo equipo femenino de fútbol 8. Pero, de cara a la siguiente, ya tiene seis a punto de cerrar, cuatro en categoría femenina y dos en masculina, y más de noventa fichas. Sus fundadores, María José Baena y Martín Goñi, explican a Capital Sport la base de su filosofía: dar cabida a cualquier chica o chico de entre cinco y dieciséis años que desee jugar al fútbol, independientemente de su nivel: "Nuestra finalidad es que disfruten, que hagan equipo, que sepan compartir". Ahora, buscan patrocinadores para garantizar el futuro de la entidad.


Tiebas - 6 junio, 2024 - 05:58

Aunque entrena en el estadio Larrabide, el club espera trasladarse a Tiebas para la temporada 2025-2026. (Fotos: Sergio Martín)

En 2022, tal y como informó Capital Sport, el fútbol femenino navarro logró un importante hito: superar la barrera de las 2.000 inscripciones. Una cifra que volvió a aumentar otro 10 % al inicio de la temporada 2023-2024. Y no solo eso, nueve clubes deportivos de la región sumaron plantillas femeninas a sus filas, lo que dio lugar a 159 equipos, veinte más que en la 2022-2023.

Pero, a pesar de este notable e imparable crecimiento, son muchas las jugadoras que no tienen la oportunidad de apuntarse a un club porque carecen de los fundamentos técnicos básicos demandados por algunas entidades. Una problemática que la granadina María José Baena y el pamplonés Martín Goñi tratan de resolver a través del CF Sabeit, un club de Tiebas con un solo año de andadura y que centra principalmente su actividad en chicas de entre cinco y dieciséis años (su nombre, precisamente, significa Tiebas al revés).

Durante la temporada que acaba de concluir, el CF Sabeit echó a rodar con un equipo femenino de fútbol 8. Contra todo pronóstico, quedó en segunda posición en la primera fase y superó a clubes con más tradición como el CD Amaya o el Cantolagua. «Ha sido un éxito inesperado. Cuando empezaron a entrenar, el 70 % de las jugadoras no habían tocado un balón en su vida. El proceso de aprendizaje ha sido complicado. Nosotros nos centramos en crías que no hayan jugado nunca y quieran probar», señala Baena.

A raíz de este éxito, numerosas futbolistas han llamado a las puertas del CF Sabeit. Sus directores preveían se marcaron como objetivo sumar dos planteles más a sus filas e inscribir a entre 40 y 50 jugadoras más para la próxima temporada. Pero el club ya ha confeccionado cinco equipos, está a la espera de cerrar el sexto y ya ha tramitado más de 90 fichas en fútbol 8, cadetes y juveniles. De estos, dos son masculinos.

«Tiene toda la pinta de que este número va a aumentar. Antes de acabar la temporada, nos encontramos con una gran cantidad de solicitudes. Dos equipos masculinos nos pidieron que los acogiéramos porque en sus clubes no podían seguir. Hemos mantenido ese grupo, ya que nos encajaba perfectamente. Hemos visto que otros conjuntos no pueden acoger a muchos críos, a pesar de contar con herramientas bestiales o grandes instalaciones. Estamos ahora cuadrando horarios, campos y buscando dos nuevos entrenadores. Porque tenemos tres preparadores y otros tres que están en formación. Queremos que sean mujeres, ya que creemos que es imprescindible que las chicas tengan referentes en las que verse reflejadas», concreta la granadina.

«¿POR QUÉ TIENEN QUE DEJARLO?»

El objetivo principal de este club es dar cabida a aquellas jugadoras que se han quedado sin poder competir. Una situación que experimentó la propia hija de Baena y Goñi cuando, tras apuntarse a un club, las familias se mostraron en desacuerdo con la forma en la que trabajaba la entidad: «No nos cuadraban ni los valores ni la forma de jugar. Lo comentamos con varios padres. Muchas crías querían dejar el fútbol y nosotros nos negábamos. ¿Por qué tienen que dejarlo? Nos juntamos a hablar con varias familias y vimos que éramos capaces de hacer un equipo para ese año. Empezamos a liarnos la manta a la cabeza Martín y yo y creamos el club, con el apoyo de nuestro segundo entrenador, Daniel Canuto, y de Pablo Salcedo, nuestro delegado».

Baena (izquierda) y Goñi (de rodillas) encontraron el apoyo de Canuto (en medio) y Salcedo (derecha) cuando fundaron el club.

Y es que Baena y Goñi conocen a la perfección cómo funciona un club de fútbol. La andaluza trabajó durante tres temporadas en el Departamento de Protocolo y Ticketing del Granada CF, donde vivió el ascenso a Segunda y a Primera División. Además, fue entonces cuando conoció a Goñi: «Martín era amigo de Roberto Fernández, antiguo portero de Osasuna. Cuando Roberto jugaba, él iba a verle jugar cada quince días y así nos conocimos. Yo estoy en Pamplona gracias a este deporte y ahora vivimos en Tiebas. Mi pareja también lleva toda la vida jugando. De hecho, este año se retiró. Era el más veterano de liga FS5 de Navarra».

UNA MUDANZA PROGRESIVA

Por el momento, el conjunto navarro entrena en Larrabide. El estado del campo municipal de Tiebas y la imposibilidad de que las jugadoras puedan desplazarse hasta la localidad provocó que el club tuviera que buscar una alternativa. Aun así, sus fundadores quieren que llevar sus equipos a Tiebas en la temporada 2025-2026 y, para ello, se reformarán las instalaciones municipales: «Nosotros somos de allí. Y tenemos la suerte de que el concejo apuesta por nosotros. Por ejemplo, se van a comprar porterías de fútbol 8. También buscamos cambiar el césped natural por artificial a largo plazo. Los presupuestos son altos, y vamos a ver si nos pueden llegar ayudas de Europa. Ahora mismo, hemos invertido de nuestro bolsillo, además de las inscripciones de las jugadoras».

En este sentido, una de las principales apuestas del club es buscar patrocinios. De cara a la próxima temporada, la entidad está cerca de firmar con dos grandes compañías a las que «les ha encantado el proyecto». Quizás porque está creciendo de forma exponencial. «El año pasado contactamos con la marca Asioka y compramos veinte equipaciones. Hace poco, expusimos nuestra iniciativa al representante de la firma y todo lo que teníamos por delante. Alucinó y nos citó con el presidente de la marca. Vamos a tener que comprar unas 200 más», remarca Baena.

Ahora, el club trabaja para cerrar las plantillas cuanto antes, así como los acuerdos con patrocinadores y proveedores. Aunque sus responsables también están abiertos a firmar convenios con otros clubes, siempre y cuando compartan sus valores. «Es uno de los elementos que más nos ha hecho crecer. Nuestra finalidad es que disfruten, que hagan equipo, que sepan compartir. Hemos ido de frente, siempre a pecho descubierto. Toda organización que ha querido colaborar se ha encontrado con un proyecto muy bonito, atractivo y con gente detrás que tiene muchas ganas», remata la responsable.

Archivado en:

Deporte Navarra ·


To Top