viernes, 19 julio 2024

El grupo propietario de Congelados de Navarra adquiere la firma castellonense Tastia Group

La operación incluye las dos líneas productivas del grupo castellonense, que se encontraba en concurso de acreedores: la cadena de restaurantes Muerde la Pasta y Benfood, marca de salsas, pastas rellenas y platos típicos italianos. En este sentido, la nueva propiedad manifestó su compromiso de "mantener el personal de ambas enseñas".


Pamplona - 10 julio, 2024 - 12:47

Congelados de Navarra cuenta con cinco plantas en España y factura más de 300 millones de euros al año. (Foto: Víctor Ruiz)

El grupo empresarial propietario de Congelados de Navarra, que lidera Benito Jiménez, ha adquirido el 100 % del grupo castellonense Tastia Group, con presencia «en toda la geografía nacional» y que se encontraba en concurso de acreedores. Una operación a la que también optaba un fondo inglés y en la que la firma de Jiménez se ha hecho finalmente con el 100 % de sus dos unidades productivas: la de restauración, conformada por la cadena de restaurantes Muerde la Pasta, y la de alimentación con su fábrica Benfood, especializada en la fabricación de salsas, pastas rellenas y platos preparados típicos de la gastronomía italiana, tanto para sus propios establecimientos como para la distribución a través de los canales retail, horeca e industria.

El actual equipo directivo de Tastia Group «seguirá gestionando la compañía con el respaldo y la confianza del nuevo propietario»

El objetivo de esta compra, según informó Congelados de Navarra este miércoles, es «estabilizar la compañía (castellonense)» y proporcionarle los recursos necesarios «para retomar su plan de expansión en la restauración organizada, así como seguir consolidando Benfood, fabricante con más de ocho años de experiencia en el sector de alimentación».

En este sentido, el grupo navarro se propone «impulsar el desarrollo de Muerde la Pasta, tanto con establecimientos propios como franquiciados». Una cadena que representa un concepto de comida italomediterránea con bufé todo incluido, «en emplazamientos prémium de centros y parques comerciales».

Por otro lado, la fábrica de Benfood en Castellón cuenta con unas instalaciones de más de 10.000 m2 de superficie construida, que albergan ocho líneas de producción y un almacén logístico inteligente con capacidad para tres sistemas de almacenaje: seco, refrigerado y ultracongelado: «Gracias a toda esta infraestructura, Benfood está especializada en ofrecer desarrollos y soluciones a medida para todos los canales de distribución».

La nueva propiedad manifestó su compromiso de «mantener el personal de ambas enseñas, así como la actividad productiva de Benfood para potenciar su crecimiento y desarrollo con gran proyección». Además, el actual equipo directivo «seguirá gestionando la compañía con el respaldo y la confianza del nuevo propietario».

La noticia llega pocos meses después de que el grupo de Jiménez adquiriese Galar Foods y casi un año más tarde que de Navarra Capital adelantara la futura ampliación de la planta que Congelados de Navarra posee en Fustiñana. Un proyecto en el que la compañía prevé invertir 32 millones de euros.


To Top