domingo, 21 abril 2019

El ICEX pide previsión ante la alta probabilidad de que se dé un Brexit ‘duro’

La entidad pública empresarial de Exportación e Inversiones llama a las empresas navarras a elaborar planes de contingencia de cara a esta posibilidad.

Redacción
Pamplona - 4 abril, 2019

Natalia Conde (izda.) y Guillermo Kessler (dcha.), durante la jornada celebrada en la CEN.

Natalia Conde (izda.) y Guillermo Kessler (dcha.), durante la jornada celebrada en la CEN.

Una información de Miguel M. Ariztegi para NavarraCapital.es

Un Brexit duro, sin acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea, es a día de hoy el escenario más posible, pero también el menos deseable, ha explicado Natalia Conde, jefa de la Dependencia Regional de Aduanas en la Comunidad foral. La Secretaría de Estado de Comercio ha organizado junto con la Confederación de Empresarios de Navarra una jornada divulgativa para preparar a las empresas navarras ante la situación provocada por el Brexit, al que han asistido más de 40 firmas de todos los sectores.

Durante las ponencias se han abordado los efectos que tendrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el comercio de bienes, servicios, inversiones y contratación pública.  Los reguladores han hecho un llamamiento a las empresas para que elaboren planes de contingencia y estén preparadas ante “cualquier escenario de salida” y de relación futura.

Reino Unido es el quinto mercado para las exportaciones españolas, que ascienden a 37.889 millones.

Y es que la cuestión no es baladí. Según los últimos informes elaborados por la Dirección Territorial de Comercio, en 2018 las empresas navarras exportaron mercancías por valor de más de 442 millones de euros a Reino Unido. Este mercado es el cuarto en importancia para la región. El número de empresas que exportaron desde Navarra a Reino Unido en ese mismo periodo fue de 271, 188 de ellas exportadoras regulares (exportaron de manera consecutiva los últimos cuatro años).

Natalia Conde ha explicado que por el nivel de intercambio de bienes y servicios entre España y el Reino Unido “lo deseable para todos es una salida con acuerdo”. De hecho, la isla es el quinto mercado para las exportaciones españolas, que ascienden a 37.889 millones, por detrás de Francia, Alemania, Italia y Portugal.

Con todo, el problema es todavía más delicado para el Reino Unido, que es destino de un 7% de las exportaciones totales de la UE, pero exporta a la propia UE un 50% de su total.

Para paliar los efectos del Brexit, la Secretaría de Estado de Comercio a través de ICEX, ha puesto en marcha la medida Cheque Brexit: las empresas españolas cuyo negocio esté afectado por el proceso del Brexit contarán con un descuento, que puede alcanzar hasta el 80% en el caso de las pymes y el 60% para el resto de empresas, en el pago de los Servicios Personalizados que prestan las Oficinas Económicas y Comerciales de España en el exterior.

Natalia Conde: “Todo parece indicar que vamos a una salida sin acuerdo. Yo quiero pensar que no es así, porque los ingleses son grandes negociadores”.

Guillermo Kessler, de la Subdirección General de Comercio Internacional de Mercancías del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha reconocido algo cada vez más obvio: “Los británicos no terminan de encontrar ninguna solución viable”. Pero más allá de los problemas de Theresa May para sacar adelante el acuerdo en la Cámara de los Comunes londinense -de ahí que pida una extensión de la prórroga concedida hasta el próximo 13 de abril-, Kessler advierte de que “salvo un nuevo referéndum, Reino Unido va a ser un país tercero y de verdad. El acuerdo es importante para suavizarlo”.

Los países han tomado una serie de medidas de coyuntura para paliar los efectos del probable Brexit duro: “Por ejemplo las licencias de los aviones podrían dejar de valer el 13 de abril” si la salida se produce sin acuerdo alguno, lo que provocaría un colapso de los transportes. De hecho, ha advertido de que el Reino Unido ha habilitado los arcenes de las autopistas como aparcamientos de camiones… por lo que pudiera pasar. “Todo está indefinido todavía, y el tiempo avanza rápido”, remarca.

Formalidades aduaneras, transportes, servicios financieros, telecomunicaciones (roaming), comercio digital, cualificaciones profesionales, contratación pública, protección de inversiones, movilidad de trabajadores… la lista de posibles afecciones es interminable, y el 13 de abril está a la vuelta e la esquina. La falta de acuerdo podría afectar muy seriamente a los 300.000 británicos residentes en España, y también a los 12 millones de turistas que nos visitan todos los años procedentes de Reino Unido.

INDEFINICIÓN Y FALTA DE ACUERDO

Natalia Conde ha insistido en que “todo parece indicar que vamos a una salida sin acuerdo. Yo quiero pensar que no es así, porque los ingleses son grandes negociadores. Tensan la cuerda, advierte.

Por lo que pudiera pasar, “las empresas deben estar preparadas para formalidades aduaneras. Con acuerdo o sin acuerdo. Si hay acuerdo, el periodo transitorio permitirá que no haya cambios hasta 31 de diciembre de 2020, Pero transcurrido ese periodo, y si no se firman acuerdos bilaterales, no solo habrá nuevas fronteras y aduanas, sino también controles sanitarios y fitosanitarios” que complicarían enormemente la relación comercial.

Uno de los escollos más importantes está en Irlanda del Norte, que tendría hasta 280 pasos de frontera física con Inglaterra. “Habría establecer normas y aranceles ahí. No es deseable ni para ellos ni para Europa. Si hay acuerdo de retirada no existiría esa frontera física”.

Y con el tiempo corriendo en contra de las empresas, el estado de las negociaciones sigue siendo un misterio: “Son secretas, solo conocemos lo que nos cuenta la Comisión Europea y Reino Unido”, reconoce Conde, que anima a solucionar todas las dudas en la página web de la Agencia tributaria.

Para acceder a más información económica… LEER AQUÍ. 


To Top