domingo, 27 noviembre 2022

“En la pandemia, todos nos dimos cuenta del valor de la agricultura”

Naciones Unidas estima que la población mundial alcanzará los 9.700 millones de seres humanos en 2050. Ante ese escenario, la organización reclama sistemas de producción "fiables y sostenibles", como el que plantea el cooperativismo agroalimentario. Así quedó reflejado en la campaña ‘[email protected]‘, impulsada por la Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra (UCAN) y financiada por el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL). Una iniciativa que da voz a cooperativistas como Enrique Erice, protagonista de este artículo.

Redacción
Pamplona - 23 noviembre, 2022

Enrique Erice, de la Cooperativa de la Valdorba, es uno de los protagonistas de la campaña de UCAN. (Foto: cedida)

Se llama Damián, vino al mundo en Santo Domingo y con su nacimiento la humanidad alcanzó recientemente los 8.000 millones de seres humanos que pueblan este planeta. Una cifra que Naciones Unidas estima que no dejará de crecer hasta alcanzar los 9.700 millones en 2050. Precisamente, ese incremento representará en sí el mayor reto al que se enfrenta el mundo. Porque satisfacer las necesidades de alimentación de tal demanda exigirá, según el organismo supranacional, plantearse sistemas de producción “fiables y sostenibles”. Ahí, el cooperativismo agroalimentario puede y debe jugar un papel clave.

En muchas ocasiones, se trata de un modelo desconocido que la campaña ‘[email protected]‘, impulsada por la Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra (UCAN), quiere difundir y poner en valor. Para ello, esta iniciativa, que contó con la financiación del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) a través del programa de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para la sensibilización y la promoción de la Economía Social, ahondó en la promoción de casos de éxito.

Enrique Erice, de la Cooperativa de la Valdorba, representa uno de esos ejemplos paradigmáticos. Bajo su punto de vista, el sector primario está muy poco valorado. “Estamos tan acostumbrados a abrir el frigorífico y tenerlo siempre lleno que la gente no valora el sacrificio y el esfuerzo para que los alimentos lleguen a la mesa”, lamentó. Sin embargo, esta situación cambió con el confinamiento que provocó la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. “Yo creo que, entonces, todos nos dimos cuenta del valor de la agricultura. Se vio que somos esenciales”, añadió Erice.

En el caso concreto del cooperativismo agroalimentario, además de su funcionalidad y operatividad, la pandemia demostró la valía de un modo de producción que apuesta por las personas. También que antepone la seguridad y la calidad de los alimentos que genera sobre el beneficio y, sobre todo, que aporta una serie de efectos dinamizadores en cuanto a arraigo, riqueza y empleo muy importantes para su entorno rural más cercano.

Con ese fin, la campaña ‘[email protected]‘ incluyó la la promoción de diversas piezas audiovisuales. En ella se mostraron a hombres y mujeres que, como Enrique Erice, aseguran con su forma de trabajar ese tipo de producción sana, segura y sostenible y que reclama una demanda creciente como la que va a afrontar el mundo de ahora en adelante.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top