jueves, 4 marzo 2021

“En todos los clubes polacos, mucha gente ha perdido el empleo”

Piotrek Urban no tiene reparos en admitir la responsabilidad que supone llevar un apellido histórico para Osasuna y Polonia. Pero la vive con mucha naturalidad. Incluso subraya que ha visto más veces los goles de su padre en el Bernabéu que el propio Jan Urban. En este CapitalTest, el actual jefe de Metodología y coordinador de la cantera del Legia de Varsovia profundiza en las medidas que están tomando los clubes polacos para afrontar la pandemia y en cómo la crisis actual ha potenciado, todavía más, un modelo de negocio que pasa por mimar la cantera para generar después más ingresos con los traspasos de futbolistas jóvenes.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 18 enero, 2021

Piotrek Urban trabaja en el Legia de Varsovia desde 2017. (Foto: cedida)

Desde 2017, Piotrek Urban trabaja como jefe de Metodología y coordinador de la cantera del Legia de Varsovia. Anteriormente, ocupó un cargo similar en Osasuna. Como jugador, militó en las categorías inferiores del club rojillo, River Ega, Antequera y Ardoi. También realiza labores de comentarista para dos televisiones de Polonia en los partidos de LaLiga y la Champions League. En este CapitalTest, nos habla sobre su experiencia en Varsovia, el trabajo con los más jóvenes, su despido de Osasuna o cómo ha tenido que retrasar su boda por el Covid-19.

1. ¿Cómo le surgió la oportunidad de trabajar en el Legia de Varsovia?
Salía del curso de entrenadores en Pamplona y un jugador español, que estaba en un equipo de Polonia de Segunda División, me pidió que llamase al director deportivo del Legia para pedirle un favor. Lo llamé y me ofreció el puesto de coordinador del Legia de Varsovia. Lo valoré y acabé aceptando el puesto.

2. Descríbanos el nivel de la liga polaca…
Es como una 2ªB española fuerte. Una liga diferente, muy física. El futbolista español está muy bien valorado porque, por lo general, técnicamente son mejores. Hay muchos jugadores que en España no han llegado a dar el salto de 2ªB a Segunda y vienen a Polonia y destacan.

3. ¿Qué es lo que más se trabaja en la cantera del Legia?
El nivel técnico y la forma de entender el juego. En Polonia no están tan acostumbrados a hacer tantos juegos de posesión y posición en los entrenamientos, y es lo que estamos tratando de implantar.

4. ¿Cuál es la filosofía del Legia de Varsovia?
Tenemos muy claro que el objetivo del Legia es que el jugador llegue al primer equipo y después venderlo. El presidente nos dice que “para que el club sea rentable, cada año debemos ganar más de 5 millones de euros como mínimo”. Acabamos de estrenar una ciudad deportiva nueva, enorme, que es un lujazo y los números no pueden ser otros. Esta temporada, se ha vendido al Brighton de la Premier a Karbownik, un chico de 18 años, por 5,5 millones. Y querían venderlo por 10 millones, pero al no entrar el club en Europa no ha quedado otra. Hace un par de años se vendió al portero, Majecki, al Mónaco por 7 millones de euros. Esta es nuestra filosofía.

“Antes, yo tenía un presupuesto de unos 60.000 euros para jugar torneos y amistosos por Europa con los equipos sub-14 y sub-18. Ahora, casi no viajamos”.

5. ¿En qué consiste su trabajo con los entrenadores?
Lo más importante que realizo es el desarrollo del entrenador, busco que él mejore. El presidente nos insiste en que “si debemos tener los mejores jugadores también debemos contar con los mejores entrenadores”, de modo que “si no podemos tenerlos, los tenemos que crear”. Mi trabajo consiste en ver entrenamientos y partidos, hablar con entrenadores, corregirles… Yo grabo con el iPad los entrenamientos y la charla de antes del partido, veo los encuentros desde el banquillo para luego darles ‘feedback’. Eso sí, respeto muchísimo al entrenador, no me meto en sus entrenamientos.

6. ¿Qué aprendió de su etapa en Tajonar?
Considero que el entrenador que soy ahora es, en gran parte, gracias a Osasuna. Recuerdo que estaba entrenando a infantiles y cadetes, y los jueves, mi padre no lo sabe, no iba a la universidad y me iba a Tajonar para estar con Manolo Los Arcos hablando de fútbol y ayudándole en diferentes proyectos.

7. ¿Cómo está viviendo el fútbol polaco la pandemia?
Hemos tenido diferentes fases. Al principio, partidos a puerta cerrada; luego, tras la presión de los clubes, dejaron un 25 % de público; más tarde, pasaron al 50 %; y ahora, otra vez, a puerta cerrada. En cuanto al fútbol base, estuvimos tres meses sin entrenar, pero luego volvimos de una manera más o menos normal. Actualmente, el Covid-19 nos afecta sobre todo a la hora de viajar por Europa. Antes, yo tenía un presupuesto de unos 60.000 euros para jugar torneos y amistosos por Europa con los equipos sub-14 y sub-18. Pero, ahora, casi no viajamos.

8. En el caso del Legia, ¿le está afectando mucho la crisis?
En todos los clubes, mucha gente ha perdido el empleo. El Legia tiene una estructura enorme y, por eso, también fue el club con más despidos. El Legia vio afectado su presupuesto un 30 % más o menos la temporada pasada por el Covid-19. Todos los trabajadores tuvimos, durante tres meses, una reducción del 50 % del salario, excepto los empleados a media jornada o los que poseen un sueldo bajo, ya que se estableció un límite. Luego, los sueldos volvieron a ser los que correspondían. Los jugadores también tuvieron que llegar a un acuerdo con el club.

9. ¿Hasta qué punto se están resintiendo las arcas del club por las restricciones de público?
Hay tres clubes a los que la falta de aficionados les afecta especialmente: el Legia, el Lech y el Wisla. Son los que tienen la mayor afluencia de público (el Legia, una media de 25.000 por partido aproximadamente). La televisión ha salvado la temporada a los clubes (se firmó un nuevo contrato con mejores condiciones económicas), pero también la Federación Polaca lanzó un plan de ayuda a los clubes y, en especial, al fútbol base. En el caso del Legia, igualmente es muy importante el dinero que el dueño y presidente pone de su bolsillo: unos 10 millones de euros en los últimos dos años.

“La temporada pasada, el Legia vio afectado su presupuesto en un 30 % más o menos por el Covid-19. Todos los trabajadores tuvimos, durante tres meses, una reducción del 50 % del salario”.

10. ¿La crisis ha obligado a los clubes a vender más jugadores que en otras temporadas?
Por suerte, el fútbol polaco se ha dado cuenta en los últimos años de que su mejor modelo de negocio es la venta de jugadores jóvenes. Por eso, hay muchos clubes que, desde hace unos años, están invirtiendo más en fútbol base. Por ejemplo, la nueva ciudad deportiva del Legia, estrenada esta temporada, ha costado más de 20 millones de euros. Además, se ha creado una norma por la cual es obligatorio que en los partidos de liga haya al menos un jugador menor de 21 años en cada equipo, así como un ranking con los minutos disputados por jugadores menores de 21 años. De modo que, en función del puesto en el ranking a final de temporada, se recibe más o menos dinero. Todo esto ayuda a que los clubes inviertan en fútbol base, los jóvenes tengan más oportunidades y, por consiguiente, aumente el número de ventas.

11. Recomiéndenos un jugador polaco para Osasuna.
Te doy dos del Legia, pero ninguno polaco. Por un lado, el brasileño Luquinhas, que puede jugar de extremo o mediapunta. Es rápido, vertical con balón, técnicamente muy bueno y capaz de inventarse algo solo. El otro sería Mladenovic, serbio, lateral zurdo muy ofensivo y con buenos centros al área.

12. ¿Qué futbolista de Osasuna podría adaptarse bien a la liga polaca?
Cualquiera porque, a nivel técnico, el jugador de Osasuna es mejor. Aparte, el carácter navarro encajaría perfectamente. Al jugador que me den me lo cojo.

13. ¿Staniek, Ziober o Kosecki?
Kosecki porque creo que era el que más nivel tenía de los tres. Además, como persona es un crack, imposible aburrirte con él en una conversación.

“La televisión ha salvado la temporada a los clubes (se firmó un nuevo contrato con mejores condiciones económicas). Además, la Federación Polaca lanzó un plan de ayuda, en especial al fútbol base”.

14. ¿Cuántas veces ha visto los tres goles de su padre en el 0-4 al Real Madrid de 1990?
¡Buah!, demasiadas (se ríe). Creo que me conozco y he visto más sus goles que él. Recuerdo que los periodistas les daban cintas con sus goles de la temporada y me sabía de memoria todos los que había marcado.

15. ¿Le ha sido difícil quitarse la etiqueta de “hijo de Jan Urban” para que se le valore profesionalmente?
Lo he pensado muchas veces y creo que hay más pros que contras. Cuando jugaba, no me daba cuenta de la presión que suponía para mí, sobre en Navarra. Me di cuenta cuando salí a Antequera una temporada. Allí, jugaba más tranquilo. No tenía en la cabeza lo de “mira al hijo de Urban”. Si jugabas bien, porque jugabas bien; si jugabas mal, eras un paquete y un “enchufado”… También es verdad que te abre puertas, es más fácil que alguien te dé una oportunidad. Luego tú ya tienes que aprovecharla.

16. ¿Qué es lo que más le molestó de su despido de Osasuna?
Las formas y el motivo. No fue por mi culpa, ni de ninguno de los tres a los que nos echaron aquel día (el club también despidió a Javi Lerga y Javier López Vallejo). Cuando haces algo mal, asumes las consecuencias, pero duele sabiendo que no fue así. Siempre he dicho lo mismo, el presidente es osasunista y quiere lo mejor para el club, pero confió en las personas equivocadas.

17. ¿Cómo valora la situación deportiva de Osasuna?
Parecía que todo iba perfecto, pero… Eso sí, creo que al entrenador (Arrasate) no se le debe discutir. Lo que pasa es que la falta del ‘Chimy’ es muy importante y, este año, los clubes no han podido reforzarse como hubiesen querido. Lo único que me preocupa es que hay partidos que, otros años, Osasuna ganaba y ahora no.

18. ¿Qué opinión le merece que varios socios de Osasuna se hayan unido para actuar contra el club por supuestas irregularidades en las elecciones a socios compromisarios?
Me duele esta situación del club porque soy de Osasuna. Pero, en el fondo, no me extraña sabiendo quien está detrás… Por desgracia, no me acaba de sorprender.

“En el Legia, igualmente es muy importante el dinero que el dueño pone de su bolsillo: unos 10 millones de euros en los últimos dos años”.

19. Comenta los partidos de LaLiga española en la televisión de Polonia. ¿Cómo está viendo esta temporada?
Diría que el nivel ha bajado. Ahora que los equipos han visto el ejemplo del Atlético de Madrid de las últimas temporadas, y que se puede ganar sin tener tanto el balón, los partidos son menos atractivos. Veía como favorito al Atlético, pero ya no lo tengo tan claro. Veo muy bien al Real Madrid, que no sé cómo lo hace pero siempre está ahí.

20. ¿Le gustaría volver en un futuro a Pamplona?
No hago muchos planes a nivel profesional. Aquí estoy contento y valorado. De cara al futuro sí que me gustaría trabajar en España, pero también en otros países.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top