sábado, 28 enero 2023

KoalaLifter prevé comercializar sus equipos trepantes para aerogeneradores en 2022

Por un lado, la firma navarra ha destinado un millón de euros este año a la puesta en marcha de un centro de pruebas en dicho municipio, donde desea validar su prototipo, un equipo trepante que facilita el mantenimiento y la construcción de aerogeneradores sin grúa. Además, el CEO de KoalaLifter, Emmanuel García de la Peña, detalla que la compañía invertirá otros 3 millones en una nueva nave en la misma parcela, que albergará el resto de instalaciones de la empresa. Con el desarrollo de este proyecto, la firma ampliará notablemente su plantilla, para pasar de las dieciocho personas actuales a unas cuarenta en 2025.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 13 diciembre, 2021

Recreación de la nueva sede. A la izda., las torres del centro de pruebas; a la dcha., la futura nave. (Foto: cedida)

KoalaLifter espera recibir próximamente la licencia de actividad para su nuevo centro de pruebas, ubicado en el valle de Egüés, en el que ha invertido un millón de euros y cuya construcción ya ha concluido. Allí validará el prototipo KL-B20, diseñado por la propia firma navarra, antes de levantar una nave en la misma parcela para albergar el taller de fabricación de los equipos, las oficinas de la empresa y un almacén, entre otras estancias. En esta nueva fase, la compañía invertirá otros 3 millones de euros.

El KL-B20 es un sistema que permite cambiar las palas de los aerogeneradores, sin necesidad de emplear una grúa, gracias a un equipo trepante. Emmanuel García de la Peña, CEO de la compañía, espera que se pueda empezar a comercializar “en 2022”.

El prototipo está a la espera de la validación.

De hecho, tiene previsto acudir a la feria Wind Energy de Hamburgo en septiembre del año que viene con un stand propio. “El objetivo es enseñar el producto para cerrar acuerdos en firme y empezar a vender”, apunta a Navarra Capital. García de la Peña ya ha sido testigo del interés mostrado por las grandes tecnológicas del sector eólico y ha recibido en sus oficinas, emplazadas todavía en Mutilva, las visitas de responsables de Vestas, Siemens Gamesa, General Electric y Acciona Energía.

“El centro de pruebas (compuesto por dos torres) resulta necesario porque es complicado que el dueño de un parque eólico otorgue el permiso para realizar las pruebas en sus instalaciones, en parte porque el seguro no suele cubrir los prototipos”, explica. García de la Peña encontraba tantas dificultades para validar sus equipos que se decidió a construir sus propios simuladores de aerogeneradores con el fin de dar continuidad a la validación.

Mientras despliega los planos del proyecto en la mesa de reuniones de su despacho, el CEO de la firma muestra su esperanza en que la siguiente fase de las obras pueda comenzar en los próximos dos años. Y pone en valor cómo la compañía, que arrancó en el año 2017 con un equipo de solo tres personas, ya ha creado otros quince puestos de trabajo entre 2020 y 2021.

Además, con las nuevas instalaciones del valle de Egüés, prevé que la plantilla esté formada por alrededor de cuarenta personas en 2025.

MANTENIMIENTO DE AEROGENERADORES SIN GRÚA

Antes de fundar su empresa, García de la Peña ejercía de director de operaciones en Siemens Gamesa. “Estuve tres años en Estados Unidos y después regresé a Pamplona”, especifica. Fue precisamente durante su estancia en el país norteamericano cuando barruntó la idea de lo que hoy es KoalaLifter. “Veía que por un cambio de pala nos cobraban 200.000 dólares y que la mayor parte de ese dinero iba destinado a pagar la grúa”, recuerda. Por eso, no dejaba de darle vueltas a la idea de que tenía que existir algún proceso más sencillo.

Compartió una idea similar dentro de Siemens Gamesa: “Los responsables la analizaron y decidieron que, en ese momento, no era algo en lo que quisieran invertir”. Él seguía creyendo en su proyecto y eso le motivó a emprender cuando salió de Siemens Gamesa en enero de 2014.

“Las grúas son extremadamente caras, muy grandes y escasas”.

El objetivo de la firma navarra es evitar el uso de grúas tanto en el mantenimiento como en la construcción de parque eólicos: “Son extremadamente caras, muy grandes y escasas”. Además, para trasladarlas por tierra pueden llegar a necesitarse “cuarenta camiones” y para su uso en el mar “hacen falta unos barcos con cuatro pilares”. El alquiler de estos últimos oscila entre los 30.000 y 400.000 euros diarios.

Para evitar ese gasto, KoalaLifter trabaja en el desarrollo de soluciones que se trasladan en un solo camión y se puedan utilizar en el mar con una plataforma compensadora del movimiento de las olas. En concreto, el KL-B20 se instala con un sistema de volteo. Una vez está adherido a la torre, se despliegan unos collares de cinchas, como las que se usan para la elevación de barcos en los astilleros, y con unos robots magnéticos se van agarrando a la superficie del molino. El equipo tiene dos tramos y, alternativamente, fija uno y suelta otro. “En cuestión de quince minutos, que es lo que tardas en acoplarte, ya estamos operativos”, ensalza.

El equipo de la empresa navarra ya ha diseñado variantes de esta solución, que amplían sus posibilidades. Así, está previsto que el prototipo del KL-N30 esté terminado “antes del próximo verano”. La principal novedad de este modelo es una pequeña grúa que se ubica en la parte superior del equipo. Por otro lado, el prototipo del KL-Castor se espera para principios de 2023. “Le hemos puesto ese nombre porque es el que construye el parque y puede levantar hasta 150 toneladas”, señala el CEO.

García de la Peña se muestra más que satisfecho con la apuesta que realizó al crear la compañía. “Cuando tuve la idea, los aerogeneradores que se instalaban eran de 2 MW y se podían levantar con una grúa de 350 toneladas. Ahora son de 6 MW y requieren grúas de más de mil toneladas”, remata.

Entra aquí para leer más sobre innovación en Navarra.


To Top