jueves, 1 diciembre 2022

“La felicidad tiene una ciencia detrás”

Fenómenos como la 'Gran Renuncia' se han visto agravados por la desconexión entre el propósito de muchas personas trabajadoras y el de las compañías en las que desarrollan su labor. De ahí que cada vez sean más las empresas que están poniendo en marcha medidas para impulsar el bienestar laboral. Así lo defendió este miércoles Carmen Martínez, directora de Personas de la Unidad de Aguas y 'lead' de Felicidad en Mahou San Miguel, durante la tercera edición de Capital Trends. La cita, organizada por Navarra Capital, contó con el patrocinio del Grupo Enhol y BBVA.

Irene Guerrero
Pamplona - 5 octubre, 2022

Alberto Guzmán compartió una distendida conversación con Carmen Martínez. (Fotos: Víctor Ruiz)

Jornadas interminables, escasa flexibilidad, aspiraciones frustradas… A principios de 2021, millones de estadounidenses comenzaron a abandonar voluntariamente sus trabajos debido a la gran insatisfacción que experimentaban y al impacto que supuso la irrupción del Covid-19 en su salud emocional. Una situación que también se está produciendo en Europa y, más en concreto, en España. Tal y como reflejan los datos de la Seguridad Social, el país sumó en abril 5.467 dimisiones voluntarias, el doble de las que registró en el mismo mes de 2021.

Este fenómeno, bautizado con el nombre de la ‘Gran Renuncia’, amenaza con lastrar la actividad del tejido empresarial, aquejado también por la falta de perfiles profesionales para cubrir sus necesidades productivas. Ante esta situación, se alzan las firmas que apuestan por contribuir a la felicidad de sus empleados a través de iniciativas encaminadas a mejorar el ambiente laboral, las relaciones personales o las posibilidades de conciliación. Un impulso que incluso ha propiciado en Navarra el nacimiento de un sector centrado en el bienestar laboral, como ya publicó este medio el año pasado.

¿Pero cómo enfocar estos esfuerzos desde las compañías? Esta pregunta fue abordada por la directora de Personas de la Unidad de Aguas y lead de Felicidad en Mahou San Miguel, Carmen Martínez, durante la tercera edición de Capital Trends. El foro, promovido por Navarra Capital, se celebró en la Fundación Museo Jorge Oteiza bajo el título Empresas felices, la vacuna contra la Gran Renuncia. ¿Su objetivo? Ofrecer un espacio innovador que rompa con el formato clásico de jornadas empresariales y conecte a distintas generaciones de profesionales con intereses, experiencias e inquietudes similares. En esta ocasión, lo hizo con el patrocinio de BBVA y el Grupo Enhol.

“No puedes dividir tu vida en función de tu faceta profesional o personal. Eres persona en el trabajo y sigues siendo un profesional cuando estás en casa”.

La velada fue inaugurada por el Social Media manager y socio de este medio, Alberto Guzmán, quien trajo a colación algunos datos antes de dar inicio a la conversación con Martínez.

En este sentido, mencionó que “el 41 % de la población trabajadora mundial se planteó la posibilidad de abandonar sus responsabilidades laborales” en los meses más duros de la pandemia. Una situación que la representante de Mahou San Miguel relaciona con la falta de sintonía entre el propósito empresarial y el de los empleados.

“Una de las claves para la felicidad de los equipos es tener claro cuál es el futuro de la compañía, así como que cada una de las personas con las que trabajamos se vean a sí mismas en ese futuro. En esta línea, resulta imprescindible conseguir alinear el propósito vital de cada uno de los trabajadores con el de la firma“, explicó.

Así, Martínez enumeró tres aspectos que inciden en la felicidad de las personas en una organización: “el autoconocimiento, la gestión emocional o llevar a cabo pequeñas acciones de mejora continua”. Desarrollar estas dimensiones persigue el objetivo de “entrenarse en la felicidad”. Esta visión hace que esté en contra, a su vez, de “aquellos profesionales que venden frases y consejos vacíos sobre cómo ser feliz” a través de las redes sociales

“Es una actitud ante los buenos y los malos momentos en la vida de una persona y, como tal, tiene una ciencia detrás. Por ejemplo, en Mahou San Miguel procuramos dar a nuestros empleados técnicas y herramientas como pueden ser los test de personalidad, cursos para trabajar el propósito a través del concepto japonés ikigai o encuentros con coaches inspiracionales”, especificó.

Además, remarcó la importancia de escuchar de forma activa las demandas de los empleados. En este sentido, relató algunos momentos en los que su unidad percibió una “pérdida de interés de los trabajadores”, provocada por una sobreabundancia de iniciativas. “Eso nos obligó a detenernos el año pasado para analizar qué podíamos hacer mejor. Y nos dimos cuenta de que, aunque ideásemos planes magníficos, la felicidad para muchas personas son cosas tan pequeñas como llegar a recoger a su hijo al colegio, es decir, una medida de conciliación”, reflexionó.

Por eso, rechaza la visión tradicional sobre la separación entre vida personal y laboral: “No puedes dividir tu vida en función de tu faceta profesional o personal. Eres persona en el trabajo y sigues siendo un profesional cuando estás en casa con tu familia o con tus amigos. Y esta es la base sobre la que tenemos que trabajar nuestros planes de felicidad”.

TELETRABAJO Y FORMACIÓN

Durante el turno de preguntas, Martínez abordó la cuestión del teletrabajo como medida para aumentar el bienestar de las personas trabajadoras. En este sentido, se posicionó a favor de fomentarlo. “La flexibilidad es positiva como medida de conciliación con la familia y la vida personal, pero es cierto que las empresas en España aún no están preparadas para dar ese paso. Somos muy presencialistas y nos cuesta implantar este tipo de políticas porque muchos aún creen que reducirá la productividad”, criticó.

“En esta época es más importante desaprender que aprender” nuevas habilidades.

Así mismo, respecto al papel de la formación en la felicidad laboral, señaló que “en esta época es más importante desaprender que aprender” nuevas habilidades: “Es común que nos enredemos en esquemas mentales viejos y, en este sentido, es importante deshacernos de ellos para adoptar nuevas perspectivas sobre las problemáticas del día a día. Y la incertidumbre que trajo la pandemia exige incluso más personas con este cambio de mentalidad. Eso sí, está de más decir que la firma que no invierta en la formación de su plantilla será siempre la última de la fila”.

Entra aquí para leer más sobre Navarra Capital.


To Top